Domingo 14 de junio 2009

 

+ España: guerra sucia, ¿y qué?

+ Tropiezos éticos de “El País”

 

Las recientes elecciones parlamentarias en la Unión Europea revelaron el deterioro de la política. Las campañas estuvieron marcadas por una guerra sucia sin precedente. Lo interesante fue el hecho de que la autoridad electoral no intervino y los electores votaron con libertad. La guerra sucia influyó casi nada en el sentido del voto.

En el sitio www.periodistadigital.com aparecieron dos notas interesantes: el “Top Ten” de la guerra sucia entre partidos y el colapso del periódico El País al entrarle directamente en la guerra sucia para dañar a la derecha italiana aunque sin conseguirlo.

10. Zapatero divisa «brotes verdes» en la economía:

La campaña a las elecciones europeas arrancó con los «brotes verdes» en la economía que avistaba en la economía un José Luis Rodríguez Zapatero que, con el madrileño Palacio de Vistalegre a reventar con 15.000 militantes socialistas, arremetía contra quienes ya se ponían «nerviosos» al advertir ese «cambio de rumbo» en la nefasta coyuntura de crisisg.

9. Rajoy reprende al presidente con «brotes amarillos»:

Ésa ha sido la primera frase de esta antología del mayor dislate en campaña, que recogió como testigo el líder de la oposición, para espolearle al presidente del Gobierno a que «sus brotes verdes se convertirán en amarillos si Zapatero sigue adelante con su política económica» y su «ineficiente gestión de la crisis», remarcó Mariano Rajoy en su primer mitin en Murcia.

8. Los «falconazos» de Zapatero los sazona «Pepiño» Blanco con los «cincuenta sueldos que nos cuesta Aznar»:

En nuestro «top ten» particular habrá más espacio para los brotes de Zapatero, aunque ha habido otra polémica que, tras una exclusiva del periódico ABC en la que revelaba que el jefe de filas socialistas había acudido a su mitin dominguero en Dos Hermanas (Sevilla) a bordo del avión Dassault Falcon 900 que las Fuerzas Aéreas ponen a disposición del presidente del Gobierno para asuntos de Estado y no para mítines en los que reclama el voto para el PSOE. El controvertido uso o abuso de los Falcon nos dejó frases como la de Rajoy, acusando de «burla y chulería» la actitud de Zapatero que ha proseguido en el uso del avión militar hasta hoy, su último desplazamiento en campaña a Barcelona. Pero ha sido José Blanco, «Pepiño», quien se ha tomado más a pecho la polémica por la seguridad del presidente y, por eso, tras varios amagos en mítines en Galicia avisando de que iba a revelar datos secretos que concernían al ex presidente José María Aznar, pronunció su memorable «cincuenta sueldos nos cuesta Aznar» y desveló la operativa de seguridad que rodea al ex presidente, con 51 escoltas puestos para su protección por el departamento de Interior del Estado:

7. La primera de Aído: comparó ponerse tetas con abortar:

Para defender la reforma de la legislación del aborto, que ha puesto en marcha el departamento de Igualdad, su titular ministerial, Bibiana Aído, salió a la palestra a comparar que si las adolescentes de 16 años tienen permiso «para ponerse tetas», también pueden «abortar».

6. El presidente nacional del PP, absolutamente confiado, liga su destino al de Camps: «No creo que un presidente de la Generalitat se vaya a vender por unos trajes»:

Tres veces ha pasado el jefe de la actual oposición por Valencia, una autonomía que votará en las europeas mientras prosigue la imputación de su presidente, Francisco Camps, en el «caso Gürtel», que también ha salpicado a esta campaña. Jugándosela por el mandatario que le organizó el congreso popular de otoño en el que los afiliados le respaldaron como presidente nacional de los populares, Rajoy ligó el pasado fin de semana su destino al de Camps, atemperando su mitin con un «no creo que un presidente de la Generalitat se vaya a vender por unos trajes». El líder del PP culminó su apoteósica muestra de afecto: «Creo en lo que haces, te he visto actuar muchas veces y ten la total certeza de que la inmensa mayoría de los valencianos y de los españoles creen en ti, y yo estaré detrás de ti, delante, al lado, me da igual».

5. Güemes cree que los «brotes verdes» del Gobierno son «de marihuana y les han hecho efecto»:

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, que es a la vez secretario de Comunicación del PP regional, provocó la hilaridad de más de uno cuando sostuvo que el Gobierno presidido por Zapatero se «enmienda continuamente a sí mismo» y achacó esta obsesión de ir contra sí mismos a que los famosos brotes verdes «deben ser de marihuana y les han hecho efecto».

4. Pero el ministro Sebastián replica: «Todos ven brotes verdes, salvo los que ven billetes verdes»:

Ni corto ni perezoso, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, replica a Güemes indagando en «qué se debe cultivar en Génova» (sede central del PP en Madrid) y además añade, en presencia de Ana Patricia Botín, la presidenta de Banesto, que todo el mundo ve brotes verdes que podrían apuntar a un final de la crisis, «excepto los que no quieren verlos porque a lo mejor están acostumbrados a ver billetes verdes».

3. Fabra pregunta si tiene que acostarse con Rajoy para sentirse respaldado por el PP:

Imputado por un supuesto delito de falsificación documental, el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra (PP) puso la nota de sorna a la pregunta formulada por un periodista cuando se mostró «respaldadísimo» por el presidente de su partido y se cuestionó si es necesario que «se acueste con Rajoy o le declare su amor» como muestra de apoyo. La retahíla de interrogantes que le espetó al informador es para no perdérsela: «¿Más explícito? ¿Qué quiere que le diga? ¿Qué quiere, que se me declare? ¿Que me diga: "Fabra, te quiero"?», y agregó: «No sé exactamente qué apoyo explícitio quiere; no querrá que me acueste con él».

Fabra apuntilló: «Yo a mi madre no le decía todos los días que la quería más que a mi vida, pero la quería más que a mi vida».

2. Aído, con su penúltima celebérrima frase: «Un feto de trece semanas es un ser vivo, pero no un ser humano»:

Entre las «bibianadas» que en las páginas del periódico ABC glosaba el escritor Juan Manuel de Prada, la mayor «píldora» de la ministra de Igualdad no fue la poscoital, sino la ya celebérrima frase de «un feto de trece semanas es un ser vivo, pero no es un ser humano» y reconoció, a propósito de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que «al Gobierno no le compete el ámbito de los sentimientos». A sus aseveraciones le siguió el clamor científico y médico de aquellos que vieron en sus palabras una tremenda «osadía».

1. Pajín, profeta fuera de su tierra: «Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta: la presidencia de Obama en EE.UU. y Zapatero en la UE»:

Y para osada, una profeta: Leire Pajín, la «número tres» del Partido Socialsita y el próximo acontecimiento histórico en el planeta: la conjunción de dos astros, Zapatero y Obama, como presidente de la UE y Estados Unidos.

«Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta: la coincidencia en breve de dos liderazgos progresistas a ambos lados del Atlántico. La presidencia de Obama en EE.UU. y la presidencia de Zapatero en la Unión Europea en tan solo unos meses». Los dos centenares de políticos, empresarios, periodistas y tertulianos convocados en un hotel de Madrid para escuchar a la secretaria de Organización del PSOE en un desayuno informativo se miraron entre sí ante el rimbombante anuncio.

 

EL FIN DE “EL PAÍS”

 

La rvelación de fotos porno de Silvio berslusconi en El País generó una polémica contra el diario. Esas fotos se convirtieron en parte de la guerra sucia de las elecciones europeas. Un reporte de Periodista Digital recoge la forma en que El País se ha defendido… a sí mismo.

Silvio Berlusconi se lo quiere hacer pagar a El País. Mientras el primer ministro italiano ha acudido a los tribunales para defender lo que él entiende que es una agresión a su intimidad, el diario de Prisa se ensaña con 'Il Cavaliere' y trata de justificar la publicación de las escandalosas fotografías, en las que se podía ver hasta al ex primer ministro checo Mirek Topolanek desnudo y con una erección. Por si pierde en los tribunales, El País va preparando a sus lectores para ganar al menos por el lado de la propaganda.

En El País hay Berlusconi por todos los lados desde la publicación de las famosas fotografías. Pero pasados los días, insisten en autojustificarse por la publicación de estas imágenes que podrían encajar en una vulneración del derecho a la intimidad de Silvio Berlusconi.

Lo primero, una opinión de experto. Marc Carrillo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra, escribe en las páginas de El País:

"Berlusconi, sin embargo, ha considerado que la publicación de las fotos tomadas en su finca de Cerdeña, aun difuminando la imagen de sus protagonistas, atenta contra la intimidad de sus invitados y ha anunciado acciones legales contra este diario. Sin embargo, hay poderosas razones de orden jurídico, basadas en el interés público de la información difundida, que permiten sostener que el derecho a comunicar información sobre estos hechos no puede ser restringido".

Y concluye agarrándose al argumento del "interés público".

"La sociedad italiana ha de tener la oportunidad de contrastar a través de la información estas miserias que la afectan y, por eso mismo, la aparición de las fotos de Cerdeña es de interés público, porque consiguen de ese modo consolidar una opinión pública libre".

Por si alguien no está convencido de la legalidad de la publicación de las fotos, el diario incide con una Carta al Director de un tal Víctor Zecchetto.

"Me encuentro en Roma desde hace algún tiempo, como profesora visitante en la Universidad de La Sapienza, por lo que me está tocando vivir el fascinante día a día del bochornoso espectáculo que el presidente del Consejo, el señor Berlusconi, está ofreciendo a toda Europa.

Únicamente quiero expresar mi admiración a El País -admiración compartida por los profesores italianos con quienes trabajo- por el coraje que ha demostrado publicando unas fotografías que aquí han sido secuestradas, dejando patente que este nuevo Tiberio no tiene omnímodo poder más que -por ahora- en Italia. Eso sí, cuando preguntas cómo es posible que un personaje de esta categoría rija los destinos de todo un pueblo, resulta que "nessuno lo ha votato". Será por vergüenza ajena de un vergonzoso clientelismo político.- María Eugenia López-Lambas. Roma, Italia.

Deseo expresarle mi más caluroso apoyo por haber publicado las fotos del caso Berlusconi. Pero no porque me interese ver sensacionalismo, sino para que la gente de Europa (o al menos de España) sepa quién es ese personaje. Berlusconi tiene encima muchas causas judiciales, pero se zafa siempre porque su dinero compra la justicia.

Ahora quiere iniciarle un pleito al diario El País, ya que se imagina que puede hacer en España lo mismo que hace en Italia donde es dueño de casi todos los medios.

No se dejen amedrentar por el salumiere (eso de Cavaliere le queda muy grande), pues es un pobre diablo con plata. No tiene altura ética para gobernar un país de Europa. Escribo esto como italiano residente en Buenos Aires".

Elvira Lindo, destacada opinadora de Prisa, escribe también:

"Lo tremendo de todo esto es que tiene un tufillo a salsa rosa. Hay un país donde su primer ministro se ha convertido a la vista de todo el mundo en el dueño literal de la justicia y los medios de comunicación, que ha hecho su carrera, en parte, con ayuda de la izquierda y los votos de los ciudadanos, y se le quiere presentar como único responsable de la degradación de Italia: Berlusconi, el payaso, el patán, el maleducado, el ridículo, el mujeriego, el consumidor de viagra, la cosa, el fascista, el censor. Pero no es un malo de película. Este individuo ha acumulado el poder en un sistema democrático; cómo ignorar la torpeza o incluso la connivencia de la oposición, la desidia de los ciudadanos, el machismo populista, la tendencia a aceptar el trapicheo, a saltarse las leyes, a la fe en el pillaje".

Lindo esquiva el tema que afecta al pleito del diario con Berlusconi: ¿Han agredido la intimidad a la que tiene derecho hasta Berlusconi? El dario ya va preparando a sus lectores para que tengan una respuesta.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

cramirez@indicadorpolitico.com.mx

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar