Viernes 19 de junio 2009

 

+ Los encomillados de Loaeza

+ Política también como plagio

 

Si la escritora del pegote plagiador Guadalupe Loaeza promete ser en política como ha sido su carrera periodística y literaria, entonces su diputación por la Miguel Hidalgo será una copia de su deshonestidad intelectual.

En un debate organizado por el periódico Reforma entre Loaeza y la ex delegada panista y candidata a diputada Gabriela Cuevas, ésta sacó a relucir el caso de plagios periodísticos de Loaeza. En diciembre del 2007, el escritor Guillermo Sheridan probó en su blog en la revista Letras Libres que Loaeza se fusilaba párrafos enteros de textos en internet para presentarlos como propios.

Y Loaeza aceptó el plagio --dijo que plagió “porque tenía divertículos”, una afección intestinal--, prometió no plagiar y como política volvió a plagiar. Y en su debate con Cuevas, Loaeza se despachó varias mentiras políticas, como si ya fuera diputada perredista.

En su afán por salvarse, Loaeza dijo que ella decía la verdad, que no plagió sino que no “encomilló” (sic) y dejó entrever que el mentiroso era Sheridan. En su blog, Sheridan hizo un recuento de los plagios de Loaeza y demostró que ella la mentirosa. El texto de Sheridan se localiza en el sitio http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?blog=8&title=servir_con_la_verdad&more=1&c=1&tb=1&pb=1#comments y se publica íntegro:

Hace unos días, el periódico Reforma organizó un debate entre las señoras Gabriela Cuevas (PAN) y Guadalupe Loaeza (PRD), aspirantes a diputadas por el distrito X.

Al final de su debate, la señorita Cuevas cuestionó la autoridad moral de la señora Guadalupe Loaeza, e invitó al auditorio

...a que busque en Letras Libres a Guillermo Sheridan. El ha documentado de manera muy clara los plagios de la señora Guadalupe, que ni siquiera ha escritos sus propios artículos.

A esto, la señora Guadalupe Loaeza contestó:

De nuevo las mentiras (risas). Estamos viendo mentiras, falsedades. Es curioso cómo con la ex-delegada todo parece muy bonito como de Blanca Nieves, como que todo aparece así, irreal.

Lo que sucedió con Guillermo Sheridan ya lo escribí también. Se debió solamente a un artículo que me basé en Wikipedia. No señalé que venía este artículo en Wikipedia, no lo señalé, pero no es plagio. Wikipedia es para todo mundo, es universal. Todo mundo puede consultar Wikipedia y se llama así, Wikipedia, porque es universal, es para que todo mundo lo consulte.

Ese artículo ya lo expliqué. No lo encomillé (sic). ¿Plagiar? Imagínate: ¡tengo 27 libros! (...) ¿Me entiendes? No lo plagié. Mentiras tras mentiras falsedades tras falsedades Yo reconozco que recurrí a Wikipedia y no lo señalé, pero lo que yo quiero es servirlos con la verdad.

Las candidatas se referían a una minuta publicada en este blog en diciembre de 2008 titulada “Plagiar, del latín plagiarius”.

Se leerá ahí que el 8 de noviembre de 2008 la señora Guadalupe Loaeza escribió en Reforma que había sido acusada de plagiar un artículo de la periodista argentina Sandra Russo, y así lo aceptó:

Es cierto, en esa ocasión abusé de la información de Sandra Russo, sin darle el crédito desde el inicio de la transcripción que hago de su artículo. Reconozco mi falta y le agradezco me la señale con el rigor y la seriedad que amerita el caso. Considero que bajo ninguna circunstancia se debe plagiar.

A confesión de parte, relevo de pruebas.

Lo bueno del asunto fue que, además de reconocer su falta, Guadalupe Loaeza explicaba a quien no lo supiera que plagiar consiste, entre otras conductas, en

Copiar textualmente un pasaje de un libro, de una revista o de una página Web sin poner las comillas o sin mencionar la fuente

Lo malo es que poco después publicó en el mismo diario otro artículo plagiado, ahora de Wikipedia. Para disculparse, escribió el 11 de diciembre en su columna:

Jamás me he encontrado en un entredicho de esta naturaleza: un supuesto plagio. No obstante reconozco haber incurrido en una falta al abusar de internet... Grave error. No me estoy justificando. Es más, me siento terriblemente responsable y angustiada por estas dos desatenciones imperdonables.

Así pues, en diciembre de 2008 Guadalupe Loaeza instruyó que “copiar textualmente una página web sin poner las comillas o sin mencionar la fuente” se llama plagiar; siete meses después acepta que tomó material de Wikipedia y que “no lo encomillé (sic), pero no es plagio”.

En tanto que la escritora, recipiendaria de la Légion d’Honneur (tramitada por el creativo embajador Philippe Faure) y candidata “ciudadana” del PRD se ha referido a mí, públicamente, como autor de “mentiras y falsedades”, ha puesto en entredicho mi honorabilidad.

No tengo otro remedio que hacer pública mi defensa y exponer mi punto de vista, que consiste en recordar lo que la propia candidata ha dicho de sí misma.

Lo hago porque --como dijo alguna vez Guadalupe Loaeza-- “lo que yo quiero es servirlos con la verdad”.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar