Lunes 29 de junio 2009

 

+ Ebrard: entre PRI y Salinas

+ PRD-DF: compra de votos

 

Al viejo pero redivivo estilo del PRI y siguiendo el modelo electoral de Carlos Salinas, el gobierno del DF de Marcelo Ebrard ha convertido en gasto social es el pivote electoral para beneficiar al PRD. No importa que para ello viole impunemente las leyes electorales: el objetivo es comprar votos.

La razón de fondo radica en el hecho de que Ebrard quiere repetir el fraude electoral de 1991 cuando como priísta y salinista le quitó la ciudad de México al PRD para regresársela al PRI. Hoy quiere mantener el control corporativo del PRD sobre la capital de la república porque existe el peligro de que el PRD de Ebrard pierda posiciones electorales ante el PAN y el PRI.

Ayer domingo, con la impunidad de la arrogancia, Ebrard violó el código electoral. En la recta final del proceso electoral federal y capitalino y pasando por encima de la ley electoral local, Ebrard inauguró obra pública como parte sustancial de la campaña del PRD en el DF. Al poner en marcha el circuito bicentenario, Ebrard utilizó la obra pública en clima electoral y violentó la letra y el espíritu del artículo del código electoral del DF:

“Desde el inicio de las precampañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, las autoridades del Distrito Federal y las autoridades Federales en el ámbito del Distrito Federal, deberán suspender las campañas publicitarias de todos aquellos programas y acciones gubernamentales. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios de salud, educación y las necesarias para protección civil en casos de emergencia. En la difusión de los programas exceptuados de la prohibición a que se refiere este artículo, por ninguna razón se podrá usar la imagen del Jefe de Gobierno, Jefes Delegacionales, titulares de las Secretarías o cualquier otra autoridad administrativa del Distrito Federal. La violación a lo anterior, será causa de responsabilidad en los términos de la Ley de la materia. Queda prohibido a los Partidos Políticos, Coaliciones y candidatos, adjudicarse o utilizar en beneficio propio la realización de obras públicas o programas de gobierno. La violación a esta prohibición será sancionada en los términos de este Código.”

El gobierno de Ebrard ha usado impunemente el gasto social en las delegaciones Miguel Hidalgo y Coyoacán. En la primera, porque quiere colocarle una cuña perredista al presidente Calderón en la delegación de Los Pinos. Y Coyoacán es la zona de mayor conciencia política en la capital. En ambas, el gasto social del gobierno del DF se entrega en materiales y regalos pero a cambio de una compra de la credencial de elector para asegurar el voto perredista, no importa que se humille a los ciudadanos con gasto por votos.

El candidato del PRI a asambleísta por el distrito IX de Miguel Hidalgo, Alejandro Capdevielle Flores, entregó a Indicador Político videos del uso de programas sociales del gobierno capitalino a favor del PRD: regalo de tinacos de agua, materiales de construcción, vales de despensa y adelanto de vales de gasto social en útiles escolares son usados por Ebrard y Martí Batres --el Carlos Salinas de Ebrard-- para garantizar votos a favor del PRD. Y el candidato del PAN a la delegación de Coyoacán, Obdulio Avila, también ha entregado pruebas de uso del presupuesto social del GDF a favor del PRD.

La estrategia, por cierto, no es del PRD. La inventó Carlos Salinas con el Pronasol. Y como Ebrard fue arquitecto del proyecto de Salinas, su experiencia es más que sólida. En 1991, como asesor de Salinas, secretario general del PRI en el DF y operador del regente Manuel Camacho, Ebrard utilizó todas las trampas del PRI para arrebatarle el DF al PRD de Cárdenas. En el 2006, Andrés Manuel López Obrador entregó el control político del DF a los priístas de Salinas de 1991, sólo que ahora Camacho y Ebrard como neoperredistas, aunque con los vicios priístas arraigados. En 1991 Camacho usó a todos los mapaches del PRI para ganar la ciudad.

Ebrard ha logrado la síntesis política de los vicios del PRI con las trampas electorales del PRD en cuando a control autoritario de beneficiarios de los programas sociales. Este uso de programas sociales para condicionar el voto va a impedir que los electores realmente voten a conciencia. El modelo fue creado por Salinas con la Secretaría de Desarrollo Social como fuente del gasto social del Pronasol. En el DF los beneficiarios de este esquema fueron López Obrador y Ebrard. De hecho, Ebrard arrancó su campaña como candidato a la jefatura de gobierno cuando López Obrador lo designó secretario de Desarrollo Social del GDF, luego de que Vicente Fox había despedido a Ebrard como secretario de Seguridad Pública por incompetente. Hoy el delfín de López Obrador es Martín Batres, titular de Sedesol capitalino.

La inauguración del circuito bicentenario y de otras obras y el uso del gasto social para condicionar el voto viola las leyes electorales y beneficia al PRD. Pero se trata de un vicio heredado del PRI, ahora magnificado por el PRD y en el DF por el priísta-salinista-lopezobradorista Ebrard. Sólo así gana elecciones el PRD en el DF. Sin una propuesta progresista, sin una conducta ética y bajo la égida del Caudillo tabasqueño, el PRD ha mutado en el DF en un PRI salinista del pasado reciente.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar