Viernes 5 de junio 2009

 

+ Ebrard y Pumas, salinistas

+ ¿Alianza estratégica 2012?

 

Más que los compromisos con el ex rector Juan Ramón de la Fuente, las relaciones políticas que llevaron a la entrega de la medalla de la ciudad de México al equipo de los Pumas de la UNAM fueron las de Marcelo Ebrard con la familia Salinas de Gortari. El presidente del equipo de los Pumas es un personero del grupo de Raúl Salinas de Gortari.

La penetración de la familia Salinas de Gortari en la UNAM y sobre todo en el equipo de los Pumas fue facilitada por De la Fuente, cuando decidió hacer pactos hasta con el Diablo. De la Fuente colocó en la presidencia del patronato de los Pumas a Víctor Mahbub Matta, cargo que mantiene hasta la fecha. En la fotografía del martes de un Ebrard lanzando goyas aparece Mahbub, a quien Ebrard evidentemente conoció en el tiempo en el que los dos eran salinistas.

En política no hay más que biografías cruzadas. En sus tiempos de salinista, Manuel Camacho y por tanto Ebrard operaron algunas relaciones de Raúl Salinas de Gortari con periodistas. Raúl, en aquel entonces, era uno de los personajes más importantes del entorno del presidente Carlos Salinas. De ahí que la victoria de los Pumas en la final del campeonato de futbol haya sido también pretexto para un reencuentro entre dos connotados salinistas. Ebrard fue operador de Salinas en la campaña presidencial de 1988, luego segundo de Camacho en la gestión política salinista del gobierno del DF, más tarde subsecretario salinista de Relaciones Exteriores y finalmente asesor político de Carlos Salinas en 1994.

Mahbub arribó a la UNAM sin un currículum político sólido. Fue uno de los operadores de Raúl Salinas, quien lo colocó como subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, aunque se había aliado con Raúl justamente en el área de obras públicas: Mahbub fue secretario particular del subsecretario de Obras Públicas de 1976 a 1981 y Raúl era director de caminos rurales.

Sin presencia universitaria y fortalecido por su relación con Raúl Salinas, Mahbub llegó al patronato de los Pumas en febrero del 2006 de la mano del entonces rector Juan Ramón de la Fuente, quien por esas fechas ya despachaba en la rectoría como secretario designado de Gobernación del presunto gabinete del candidato perredista Andrés Manuel López Obrador. La presidencia del patronato de los Pumas ha sido siempre una posición de relaciones políticas y de poder. Mahbub había llegado a ese cargo para sustituir a Arturo Elías Ayub, yerno y operador de Carlos Slim, quien ya se había alejado de López Obrador y por tanto de las ambiciones políticas terrenales de De la Fuente.

Al terminar su periodo de rector y sin ver coronada su ambición de ser secretario de Gobernación del derrotado López Obrador ni haber prosperado sus maniobras palaciegas para anular la elección del 2006 y quedar como presidente interino de la república, De la Fuente se quedó con varios hilos de poder en la UNAM. Dos de ellos están reventando: la presencia del salinista Mahbub en los Pumas y la entrega de la seguridad de la UNAM al sindicato como concesión graciosa. Mahbub ofendió vulgarmente a los jugadores del Pachuca y la UNAM apareció ya como territorio en disputa del narcomenudeo.

Ebrard no desconoce las andanzas de Mahbub. Y la decisión de la entrega de la medalla de la ciudad de México a los jugadores fue negociada directamente por Ebrard con Mahbub como presidente del patronato del equipo universitario. Como salinista destacado, Ebrard sabía del papel que jugó Mahbub como operador de Raúl Salinas. En la Subsecretaría de Infraestructura de la SCT, Mahbub fue el encargado de manejar la privatización de las carreteras, un proyecto que fracasó y que luego costó alrededor de 90 mil millones de pesos de rescate. Mahbub quiso ser candidato a gobernador por San Luis Potosí, pero Manuel Camacho y Ebrard le ganaron la partida y pusieron a Fausto Zapata Loredo, entonces delegado de Camacho en Coyoacán.

De ahí que la medalla del gobierno del DF a los jugadores de los Pumas de la UNAM haya sido salpicada por las relaciones de poder de la UNAM con Raúl Salinas de Gortari vía el presidente del equipo de futbol. Y también, los datos que revelan que esa medalla fue negociada por Ebrard con Mahbub, al fin y al cabo los dos identificados por su pasado salinista. La presencia de Mahbub en los Pumas convenció a Ebrard a sacar de la chistera una inexistente pasión por la UNAM, cuando su procedencia académica es de El Colegio de México. De ahí también el dato de que Ebrard pudiera haber revivido su pasado salinista, ahora que decidió usar el cargo de jefe de gobierno del DF como trampolín para una candidatura presidencial en el 2012.

Los jugadores de los Pumas aparecen ajenos a estos juegos mediáticos de poder de Ebrard y su carrera presidencial ahora en alianza con un personero de la familia Salinas de Gortari y aliado de Raúl. La decisión de entregarles la medalla del GDF tuvo, por tanto, tintes políticos, no un verdadero reconocimiento al deporte universitario. El desapego universitario de Ebrard se ha confirmado con la consolidación de Ciudad Universitaria como un territorio de venta drogas al menudeo en la ciudad de México, aunque parte de la responsabilidad le corresponde a De la Fuente y su decisión de cederle al sindicato el manejo de la seguridad en CU.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar