Martes 22 de julio 2009

 

+ Nava y la revancha de Fox

+ PAN: bloque Creel-Martha

 

Si a César Nava le achacan como pecado el haber sido secretario particular del presidente Calderón, las tres cabezas visibles de la disidencia aparecen vinculadas estrechamente a Vicente Fox y todos ellos con una considerable lista de agravios personales contra el actual presidente de la república.

Los derrotados por Calderón y Germán Martínez Cázares en las luchas panistas por la candidatura presidencial del 2006 y por la presidencia del PAN en el 2007 vienen por la revancha, ahora en el escenario de la candidatura presidencial panista del 2012.

Javier Corral ha sido legislador por lista plurinominal y nunca ha competido en las urnas. En 2004 fue candidato panista a la gubernatura de Chihuahua, pero en una sorpresiva alianza con el PRD y Convergencia que le hizo perder votos panistas. Hoy Corral es diputado federal electo por lista plurinominal. Como senador se opuso a la Ley Televisa que diseñó Santiago Creel como concesión de Fox a las televisoras privadas, aunque hoy aparece como aliado de Creel en la lucha contra César Nava y Calderón para entregarle la candidatura presidencial foxista del 2012 a Creel.

Santiago Creel es una biografía de incomodidades. Fue el secretario de Gobernación que no atendió ningún problema de la transición y prefirió el camino de pactar con el PRI, se alió a Martha Sahagún para convertirse en el precandidato presidencial oficial de Fox-Sahagún, perdió la nominación frente a Calderón en tres rondas, fue destituido por el presidente Calderón el año pasado como coordinador de la bancada del PAN en el Senado y tiene en su haber la famosa Ley Televisa y el otorgamiento de permisos para casinos también para Televisa. Creel es, de nueva cuenta, el valido de Fox para la candidatura presidencial panista del 2012.

Creel fue derrotado por López Obrador en la elección de jefe de gobierno del DF en el 2000. Y fue pivote de Fox en el operativo de desafuero de López Obrador en 2004 y 2005 para sacarlo de la carrera presidencial del 2006, aunque al final el tabasqueño fue más maniobrero que Creel y logró eludir la cárcel.

Ricardo García Cervantes también se formó como político en el foxismo. Fue subsecretario de Gobernación de Fox, aliado de Creel. Su carrera legislativa ha sido siempre por listas plurinominales. En 1999 fue derrotado por Luis Felipe Bravo Mena, actual secretario particular del presidente Calderón, en la competencia por la presidencia del PAN.

Gerardo Priego Tapia, hoy diputado plurinominal, es un político tabasqueño formado a la sombra de Manuel Espino. Perdió la lucha interna por la candidatura panista a la gubernatura de Tabasco y en el 2007 se retiró de la contienda por la presidencia del PAN con el argumento repetido ahora en el 2009: “no hay condiciones de equidad en la competencia”. Y hoy es presidente de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación, justo en los tiempos en que más agresiones a trabajadores de medios ha habido y una nula actividad legislativa de protección. Priego era oscuro precandidato a la presidencia panista.

Humberto Aguilar Coronado es senador poblano, entidad donde el PAN sufrió la peor humillación con la derrota en todos los distritos electorales federales. También Aguilar fue apabullado por Germán Martínez Cázares en la elección de la presidencia del PAN del 2007. Antes, Aguilar fue representante de Santiago Creel en la disputa por la candidatura presidencial del 2006 que ganó Felipe Calderón. Trabajo con Creel en la Secretaría de Gobernación de Fox. No ha externado interés por la candidatura panista a la gubernatura de Puebla el próximo año porque toda su labor política ha sido en el DF. Sus posiciones legislativas fueron por la vía plurinominal.

Y Manuel Espino Barrientos ha padecido el marginamiento en el gobierno actual y preside la Organización Demócrata Cristiana de América sin el consenso panista y con el apoyo sólo de Fox, a pesar de haber sido presidente del partido en el 2006 y contribuir a la victoria de Calderón.

El grupo opositor a César Nava y a Calderón tiene, ciertamente, el sello de Fox y quiere que Fox designe a Creel como candidato presidencial para el 2012. La disidencia panista, hasta ahora, no conforma una ruptura interna real sino que se reduce a un grupo foxista, aunque con buen espacio de reproducción mediática. Sin embargo, ninguno de los panistas de este grupo se inscribió como candidato a la presidencia del PAN porque la elección la harán los consejeros y ahí hay una sólida mayoría de Calderón.

La estrategia de primero la reflexión y luego la elección quería conformar una ola de indignación panista contra Martínez Cázares y desde luego contra el presidente de la república, a fin de quitarle el voto de calidad en la sucesión interna. La campaña contra Calderón comenzó con una severa carta de Vicente Fox al columnista Jorge Fernández Menéndez, de Excelsior, marcando una diferencia entre las dos presidencias. Luego vino la ofensiva del Grupo Fox para tratar de adueñarse del PAN.

Así que el relevo de Martínez Cázares en el PAN dirimirá la lucha Fox-Calderón por el 2012.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar