Viernes 24 de julio 2009

 

+ Conaliteg, dominio de Gordillo

+ Contratos para apuntalar a PAN

 

Además de los emporios conocidos, la maestra Elba Esther Gordillo acaba de adquirir el control de los millonarios recursos de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito para otorgar contratos violando la ley pero estableciendo alianzas político-electorales.

Por intervención directa de su yerno Fernando González, subsecretario de Educación Básica, la lideresa del SNTE benefició al editor poblano Armando Prida con contratos de asignación directa por casi 100 millones de pesos, a cambio del apoyo de los periódicos de Prida a favor del precandidato del PAN a la gubernatura poblana Rafael Moreno Valle.

La alianza de la maestra Gordillo con Prida no es menor porque involucra de modo directo a personeros del ex presidente Carlos Salinas, al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, a la propia rectoría de la UNAM, a intelectuales, a legisladores panistas y al periódico poblano Síntesis en la sucesión de gobernador en Puebla a favor del panista Moreno Valle.

El hilo conductor fue la decisión de la Conaliteg, vía intervención directa del subsecretario-yerno González, de entregarle contratos al editor Prida. Lo grave del asunto es que Prida se encuentra inhabilitado por las autoridades por irregularidades en el pasado, por acusaciones del anterior director de Conaliteg, Jorge Velasco. Prida alegó entonces violación de la libertad de expresión, pero ahora se sabe que se trató solamente de negocios. Pero Prida usó organismos para defender la libertad de expresión para perseguir a Velasco. Pero al final se demostró que efectivamente Velasco tuvo razón y hubo irregularidades en los anteriores contratos.

Los puntos del caso en realidad no son las trampas del editor Prida sino la intervención directa de la maestra Gordillo y de su subsecretario-yerno para beneficiar a un editor poblano como parte de la estrategia para apuntalar desde ahora al senador panista Moreno Valle como candidato para las elecciones de gobernador de julio del 2010. La decisión fue apresurada por la debacle del PAN en Puebla en las recientes elecciones legislativas, donde el PRI se llevó carro completo.

Sin embargo, el camino ha sido la ilegalidad no sólo de Gordillo y el subsecretario-yerno sino del editor Prida. De acuerdo con las reglas para contratos de impresión de la Prueba Enlace, existió la prohibición expresa establecida en el artículo 50 de la Ley de Adquisiciones y Servicios del Sector Público para no recibir propuestas de personas físicas o morales que “hayan sido declaradas en suspensión de pagos, estado de quiebra o sujetas a concursos de acreedores”. Las empresas de Prida, Encuadernaciones de Oriente y Litografía Magnograf, se encuentra actualmente en dicha situación.

A pesar de ello, el subsecretario-yerno de Educación hizo valer el peso político de la lideresa-suegra para otorgarle a Prida cuando menos dos paquetes de contratos, entre ellos el de la Prueba Enlace, por asignación directa. Ello permitió violar la prohibición expresa de contratar a empresas inhabilitadas.

La Conaliteg posee información de las irregularidades del editor Prida al violar las regulaciones oficiales. Datos en poder del jurídico de Conaliteg establecieron que las empresas de Prida fueron inhabilitadas el 23 de abril del 2002 por “proporcionar información falsa en las licitaciones públicas LPN-11137001-006-00 y LPN-111q37001-007-00” y por estar en suspensión de pagos. Asimismo, realizó chicanadas legales formando otras empresas, cayendo inclusive en situación de evasión de impuestos por declarar gastos menores a 500 mil pesos mensuales cuando sus activos sumaban más de 30 millones de dólares.

El asunto se salió del tema empresarial y de contratos y cayó en el terreno de la manipulación política. Prida se calificó como “perseguido político” del foxismo, creó la Fundación para la Libertad de Expresión como fachada para sus negocios y consiguió el padrinazgo del salinista Jorge Carpizo McGregor y del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Pero la Fundación es utilizada sólo para fortalecer contratos para sus imprentas y ahora sumarla al bloque de poder de la maestra Gordillo.

Como paradoja, Prida utiliza la Fundación para exigir ética en la práctica periodística, cuando su tarea como editor ahora aparece más vinculada a los contratos con la maestra Gordillo y el subsecretario-yerno para poner sus periódicos Síntesis al servicio de la campaña panista del senador Moreno Valle.

El PAN está metido hasta el fondo con la estrategia empresarial de Prida. En la Fundación del editor participa el diputado panista Gerardo Priego, presidente Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación del Congreso, con resultados nulos en un medio periodístico de agresiones crecientes a comunicadores. Además de participar en grupo panista Creel-Fox que se enfrentó al presidente Calderón por la candidatura de César Nava, Priego es miembro del consejo de la Fundación Prida y por tanto partícipe el contratismo político Prida-Gordillo.

Pero el mensaje de fondo es el fortalecimiento del imperio de la maestra Gordillo en el gobierno federal panista: al control de la Lotería, el ISSSTE, la SEP y el SNTE se añade ahora la Conaliteg.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar