Miércoles 29 de julio 2009

 

+ Ruffo, PAN: sombra de Salinas

+ ¿PAN 2012, como PAN de 1988?

 

La auto postulación de Ernesto Ruffo Appel como candidato de compromiso a la presidencia del PAN llevaba la cola del dinosaurio mayor: Carlos Salinas de Gortari. En 1989, la gubernatura de Ruffo en Baja California fue la primera concertacesión de Salinas como parte del compromiso legitimador del PAN a las fraudulentas elecciones presidenciales de 1988.

Por tanto, el impulso de Ruffo a la dirección del PAN habría de entenderse en el escenario del fortalecimiento del PRI luego del 5 de julio y en el papel determinante del ex presidente Salinas en el PRI para convertirse en el factor fundamental del regreso priísta a la presidencia de la república. Nada mejor para un PRI fortalecido que un PAN salinizado vía Ruffo.

La historia de la negociación secreta del PAN con Salinas, a través del principal operador salinista de entonces Manuel Camacho Solís, la contó Luis H. Alvarez, presidente del PAN en 1988, en una entrevista informal que grabó el entonces reportero de Excelsior Roberto Vizcaíno. Como parte del acuerdo del PAN a la calificación de las elecciones de Salinas sin saberse realmente el verdadero resultado electoral provocó que en 1989 Luis Donaldo Colosio, presidente nacional del PRI de Salinas, reconociera por televisión la derrota en Baja California a favor del panista Ruffo cuando aún no se cerraban las casillas. Ruffo fue el primer gobernador salinista del PAN.

El compromiso de Salinas con el PAN de Alvarez fue empujar una transición a la democracia, pero Salinas en los Pinos solamente le cedió dos gubernaturas al PAN. La versión íntegra de la nota de Vizcaíno se localiza en www.grupotransicion.com,.mx y aquí se presenta un resumen:

Dijo Alvarez:

“La verdad es que era humanamente imposible saber quién había tenido la mayoría de los votos... es probable que Salinas, es probable. ¡Pero nada más eso!

“Nosotros hicimos luego dos encuestas: una colocaba en primer lugar al PRI y después a nosotros por muy escaso margen y en tercer lugar al PRD, que entonces se llamaba Frente Democrático Nacional. En la otra se ponía en primer lugar a Cárdenas, luego a Clouthier y después a Salinas... lo cierto es que estaba muy cerrada la votación.

“Aquí (den el PAN) estuvieron entonces Arnoldo Martínez Verdugo y otros y nos dijeron: “nosotros tenemos información de que a Clouthier le quitaron un millón y medio de votos en Gobernación”.

“¡Nosotros ya lo sabíamos!... estaban muy niveladas las fuerzas, entonces nosotros no podíamos aceptar que se proclamara Cárdenas. Nosotros dijimos: “¡no!, que se convoque a un nuevo proceso electoral”. Eso fue lo que nosotros sostuvimos... esa era la postura correcta.

--¿Y por qué no se legitimó a Cárdenas? --se le insistió.

--Porque no teníamos la seguridad de que él hubiera ganado. Ahora, aquí entre nos, en una ocasión nos llegaron elementos de Veracruz y nos informaron de cómo se ayudó a Cárdenas en Baja California, en Michoacán y en Veracruz. El recibió votos producto de la alquimia. ¿Por qué creen ustedes que quitaron a los gobernadores de Baja California, de Michoacán y de otros lados?, ¿Por qué quitaron a La Quina?... porque ayudaron a Cárdenas. ¿Por qué creen que el amigo de Ceci --y señaló a Cecilia Romero que llegaba en esos momentos a la conversación--, Porfirio (Muñoz Ledo) no quiso que se abrieran los paquetes (en la votación para senador)..?

--¿Cuál debió entonces ser el camino?

--Que se invalidaran las elecciones...

--¿Y el gobierno qué propuso?

--Adquirió el compromiso de llevar a cabo una transición democrática, cosa que no ha hecho... aunque yo creo que sí tenemos que reconocer que hubo un cambio de actitud inicial, ¿por qué cuantas veces habíamos triunfado siempre se nos desconoció... sobre todo a los del PAN?

“Ustedes recordarán que un día antes de la toma de posesión de Salinas hicimos una crítica a la integración de su equipo. Expusimos públicamente nuestras objeciones respecto de cuatro de los miembros del gabinete, concretamente hablamos de (Fernando) Gutiérrez Barrios. de (Manuel) Bartlett, de (Víctor) Cervera y de (Jorge) de la Vega.

“Entonces me preguntó Salinas que por qué habíamos hecho ese señalamiento tan directo contra cuatro integrantes del gabinete. Yo le dije: “Cómo no, le explico” “¿Y Bartlett” (preguntó Salinas). “Bueno (le respondió Alvarez), y no es porque yo sea de Chihuahua, pero en Chihuahua sabemos quién es Bartlett, ¡Ahí están los hechos del (fraude electoral en) 1986! ¿Y a este lo pone usted... este es el ejemplo para la niñez, la juventud de México? ¿Bartlett en la Secretaría de Educación?”. Salinas sed defendería: “lo que no saben ustedes, es que (Carlos) Jongitud me pidió la cartera y yo necesito ahí alguien capaz de... (y Alvarez hace una señal de cortarse la garganta para subrayar la respuesta del Presidente)".

--¿Entonces fue preferible apoyar a Salinas? -le insistió.

--Hablamos siempre de una legitimidad  secundaria, en el ejercicio (del poder).

Ruffo fue producto de la negociación con Salinas en 1988: la gubernatura a cambio de la legitimación del PAN al fraude electoral.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar