Domingo 1 de marzo 2009


+ Crisis de modelos de desarrollo

+ Y no existe uno nuevo en puerta

 

En las etapas de la crisis mexicana jugaron un papel importante los modelos econmicos, industriales, econmicos y productivos, todos ellos basados en alguna corriente de la ideologa. Y cada modelo tambin enfrent su crisis. Si en el siglo XIX la constitucin del Estado, de la nacin y de la viabilidad territorial obvi los modelos productivos, el largo periplo del pensamiento econmico del siglo XX, y sus derivaciones polticas y sociales, comenz con el auge del Estado y parece terminar con la victoria del mercado.

La crisis de Mxico es, de suyo, la crisis del modelo de desarrollo: la globalizacin desatendi muchas variables, entre ellas las que pudieron permitirle enfrentar los choques externos. La revisin --esquemtica-- de los modelos puede contribuir a definir el marco de referencia de los paradigmas econmicos:

1.- La revolucin keynesiana. En medio de las secuelas provocadas por el crack de la bolsa en 1929 y la gran depresin de 1920, John Maynard Keynes hizo una propuesta de pensamiento econmico que revolucion las ideas polticas y sociales. En punto central fue la crtica de Keynes a la economa capitalista: genera dos problemas fundamentales: desocupacin y concentracin de la riqueza y del ingreso, adems de que provoca incertidumbre sobre el futuro. A partir de estos criterios, Keynes propuso la intervencin del Estado para generar empleo, aumentar la produccin y distribuir la riqueza. Explica Ren Villarreal en La contrarrevolucin monetarista que el Estado keynesiano tena dos instrumentos de operacin: el fiscal y monetario. La revolucin keynesiana proyect al Estado como una instancia econmica clave.

2.- Industrializacin hacia dentro con proteccionismo. La reactivacin econmica luego de la depresin llev a pases como Mxico a buscar el camino de la industrializacin hacia dentro, es decir, para el mercado interno. Con poca planta industrial y con una burguesa incipiente, el papel del Estado fue determinante. Los mercados internos, sustentados con salarios reales y clases medias consolidadas, fueron capaces de crear demanda y de impulsar la construccin de un modelo industrial bsico, pero el proteccionismo distorsion el mercado, provoc inflacin y disminuy la competitividad.

3.- El estructuralismo de la Cepal. Fundada a mediados del Siglo XX con otras instituciones financieras y comerciales --el FMI, el BM, el GATT--, la Comisin Econmica para Amrica Latina de la ONU tuvo la funcin de estudiar las posibilidades del desarrollo econmico de la regin. Su fundador, el argentino Ral Prebisch, logr darle un sustento terico en funcin del concepto del desarrollo centro-periferia. El pensamiento econmico de la Cepal form generaciones de economistas en el paradigma de que el subdesarrollo no era una maldicin y que el origen de los problemas econmicos se localizaba en la estructura productiva. As, el estructuralismo de la Cepal se opuso a las teoras de la explotacin capitalista de las grandes potencias.

4.- La teora de la dependencia. En el seno de una de las generaciones de economistas y socilogos brasileos de la segunda mitad del Siglo XX, la teora de la dependencia bas sus tesis en funcin del papel hegemnico de los pases centrales y las posibilidades de desarrollo de los pases perifricos. El modelo terico fue delineado por Fernando Enrique Cardoso y el chileno Enzo Falleto en su libro Dependencia y desarrollo en Amrica Latina en 1969. Esta corriente --como resume Theotonio Dos Santos en La teora de la dependencia. Balance y perspectivas-- estableca que la dependencia no era slo un fenmeno externo sino que se manifestaba tambin bajo diferentes formas en la estructura interna. "Lo fundamental de nuestro ensayo --dicen Cardoso y Falleto en un "Postscriptum" de su libro-- es la relacin de las luchas polticas entre grupos y clases, de un lado, y la historia de las estructuras econmico-polticas de dominacin, internas y externas, por el otro". El trasfondo de esta teora racionalizaba la dependencia como un efecto perverso de la relacin comercial y econmica entre desiguales.

5.- El modelo Bretton Woods. Despus de la Segunda Guerra Mundial, los pases ricos se reunieron en el balneario de Bretton Woods para fundar las dos instituciones financieras que iban a regular la economa. El FMI para polticas econmicas de corto plazo y el Banco Mundial para programas de desarrollo especficos. La divisin de responsabilidades le dej a Europa, sobre todo a Francia, el control del FMI y a EU el del BM. Este modelo fij conceptualizaciones tericas sobre el desarrollo a partir de las exigencias de los capitalismos centrales. De hecho, el modelo Bretton Woods fue el antecedente del "Consenso de Washington" para fijar criterios de condicionalidad a los pases subdesarrollados. El centro de Bretton Woods fue la consolidacin de capitalismos centrales y la obligatoriedad de los pases perifricos de seguir los mismos caminos.

6.- El GATT. Se trat del primer experimento de integracin internacional de los mercados de produccin y consumo, an sin las tesis polticas e ideolgicas de la globalizacin. Sus intentos fueron por abatir algunas de las barreras arancelarias y no arancelarias, disminuir el proteccionismo para aumentar el consumo y apostarle a la internacionalizacin. El gobierno de Lpez Portillo someti la posible incorporacin de Mxico al GATT a un debate nacional. El saldo fue negativo y Mxico se neg a participar.

7.- La teora del subdesarrollo. A partir de la experiencia de Brasil, el economista y socilogo brasileo Celso Furtado indag las causas del subdesarrollo y las posibilidades del desarrollo en las economas latinoamericanas a partir del dilema del mercado o las polticas inducidas de industrializacin. Gregorio Vidal le reconoce a Ignacy Sachs la caracterizacin de Furtado del "Estado desarrollador", es decir, el Estado como induccin de polticas de desarrollo. Aunque no directamente relacionada, esta tesis fue promovida y profundizada por el constitucionalismo econmico mexicano en la tesis de la "rectora estatal del desarrollo", es decir, la caracterizacin del Estado como el promotor de polticas industriales y el responsable de los objetivos del desarrollo.

8.- El populismo. Acicateados por las teoras del desarrollo en Chile y Brasil, varios pases optaron por un desarrollo capitalista dirigido por el Estado. Lzaro Crdenas en Mxico, Getulio Vargas en Brasil y Juan Domingo Pern en Argentina lograron Estados fuertes con polticas sociales masivas, pero sin expectativas de largo plazo y con crisis fiscales recurrentes: los ciclos cortos de sus presidencias, por razones democrticas o de golpes de Estado, interrumpieron esa experiencia, adems de que el activismo estatal careca de expectativa de largo plazo por la existencia de desequilibras en las finanzas pblicas y la falta de actividad empresarial en una economa dominada por el Estado. Luego vino un ciclo de neopopulismo con Luis Echeverra en Mxico y gobernantes militares de izquierda en Per y Bolivia, pero esas experiencias tambin fracasaron.

9.- El marxismo. Con el padrinazgo de la Unin Sovitica, varios pases buscaron una salida al subdesarrollo por el lado del marxismo. El paradigma fue Cuba, cuyo movimiento revolucionario expropi fbricas y convirti al Estado en el centro de la actividad. Pero se cumpli la maldicin de Marx: el socialismo y el comunismo slo pueden establecerse en sistemas productivos altamente desarrollados. La Unin Sovitica lo supo a destiempo. Cuba deriv en un pas monoproductor con una burocracia daina. La capacidad de produccin no alcanz a satisfacer la demanda de la poblacin. Pases africanos y rabes buscaron en el socialismo un camino para el desarrollo pero no pudieron mantenerse en el largo plazo. La propia URSS y sus pases satlites consolidaron plantas productivas amplias aunque con tendencia a la ineficiencia por la burocracia y el modelo quebr por la incapacidad de la URSS para mantener la competencia militarista con EU.

10.- Nuevo orden econmico internacional. Como parte de un reflujo de pases subdesarrollados poseedores de materias primas --sobre todo el petrleo y la OPEP--, varias organizaciones de pases decidieron buscar caminos propios: el Movimiento de los Pases No Alineados, el discurso del Tercer Mundo, las naciones subdesarrolladas dentro de la Organizacin de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), la Carta de los Derechos y Deberes Econmicos de las Estados del presidente mexicano Luis Echeverra y el Sistema Econmico Latinoamericano. La propuesta busc un camino diferente al capitalismo y al socialismo. Esta bsqueda de caminos comenz en 1955 con la Conferencia de Bandung en la que renaci el nacionalismo rabe, se fortaleci el marxismo tercermundista instalado en Cuba en 1959 y se proyect con el proceso de descolonizacin de Asia y frica. Los esfuerzos fracasaron por la falta de coherencia en los liderazgos, as como por crisis econmicas que debilitaron a sus participantes. La OPEP, por ejemplo, rescat el valor del petrleo pero da a los pases subdesarrollados dependientes.

11.- Economa del lado de la oferta. Presentado como un modelo alternativo a la economa del lado de la demanda, el gobierno de Ronald Reagan aplic medidas para reactivar la economa por el lado de la oferta. Bsicamente se estableci el criterio de que la poltica fiscal se haba convertido en un desinhibidor de la actividad econmica. Por tanto, manipul los impuestos pero sin resultados concretos. La teora de la oferta dur poco, aunque oper como un paradigma ideolgico de tipo conservador, como se explica en Ronald Reagan, una revolucin conservadora?

12.- Estabilizacin y ajuste estructural. Las crisis de balanza de pagos e inflacin de las economas latinoamericanas llevaron a necesidades de deudas de emergencia. En los setenta el sistema financiero internacional estableci la condicionalidad del FMI; crditos de emergencia a cambio de aplicacin de polticas de estabilizacin inflacionaria-devaluatoria de corto plazo, sobre todo privilegiando el lado de la demanda, disminuyendo los salarios, reduciendo el gasto pblico y devaluando las monedas. Casi inmediatamente entr como pinza el Banco Mundial para aplicar la condicionalidad de las reformas estructurales para evitar el regreso de los estatismos inflacionarios; se trataban de reformas a la estructura productiva para modificar hasta constitucionalmente las funciones decrecientes del Estado y su intervencin en las polticas monetarias de corto plazo.

13.- Derrota de la URSS y el fin de la historia. El problema central de la guerra fra fue el enfrentamiento entre dos paradigmas ideolgicos de la economa: el comunismo operado por el Estado en sustitucin de la actividad privada empresarial y capitalismo de mercado presuntamente libre. El final de la Unin Sovitica no ocurri por la ideologa sino por la economa. El gobierno norteamericano de Reagan lanz a los Estados Unidos a una poltica presupuestal militarista que la URSS ya no pudo continuar. El arribo de Mijail Gorbachov al poder en el Kremlin se sustent en la necesidad de una reordenacin de las polticas econmicas comunistas. El nuevo lder sovitico opt por el capitalismo. Y el mundo comunista se desmoron como fichas de domin. El pensamiento conservador norteamericano qued regocijado, como lo revel el concepto de Francis Fukuyama de que la derrota del sistema econmico sovitico significaba el fin de la historia. Sin embargo, la economa se reorganiz para su siguiente etapa.

14.- La globalizacin y el Consenso de Washington. Frente a la modernizacin de las comunicaciones y a la modificacin de las fases productivas debido a los avances tecnolgicos computacionales, la economa capitalista internacional le apost a la integracin mundial de los mercados de produccin, ensamblado y consumo. El Consenso de Washington fue un recetario de diez reformas necesarias para fortalecer la globalizacin a partir de medidas internas. Naci en 1989 --el ao de la cada del Muro de Berln y del fin del mundo comunista sovitico-- en un memorando de John Williamson: 1.- disciplina en el gasto pblico, 2.- prioridad para el gasto social mnimo, terminando con susidios, 3.- reforma tributaria, 4.-liberalizacin financiera, 5.- tipos de cambio unificados y competitivos, 6.-liberalizacin del comercio exterior, 7.- apertura a la inversin extranjera directa, 8.- privatizacin de las empresas estatales, 9.- desregulacin, y 10.-respeto a los derechos de propiedad.

15.- El mercado: la contrarrevolucin keynesiana. El colapso en los paradigmas econmicos con enfoques sociales llev al pensamiento pesimista de que los Estados eran incapaces de promover el desarrollo y de distribuir socialmente sus beneficios. La reversin de las teoras de economa productiva y de pleno empleo de Keynes comenz a finales de los setenta, con las crisis monetarias e inflacionarias y con la interdependencia cada vez ms estrecha entre las variables. El mercado se apoder del total de las relaciones de produccin y de las relaciones sociales y por lo tanto replante y subordin las relaciones polticas. Si Keynes encontr una funcin vital para el Estado con el objetivo de orientar la economa hacia la satisfaccin de necesidades de grandes segmentos sociales, la contrarrevolucin keynesiana reorient la actividad econmica de nueva cuenta hacia la acumulacin privada, slo que ahora a travs de un sistema de produccin internacionalizado.

Cul ser el nuevo paradigma? Europa slo resiste la oleada recesiva, Amrica Latina se refugia en el neopopulismo y los Estados Unidos sorprenden con el programa de emergencia de Obama digno de algn pr4esidente populista de Amrica Latina: uso del presupuesto para proteger a los pobres y reactivar la economa, aunque a costa de un dficit presupuestal de 12% que sin duda que distorsionara el precario orden econmico con inflacin y devaluaciones.

Lo que no se quiere entender es que la crisis no fue de confianza ni de algunas corporaciones financieras, sino del modelo de desarrollo. Y ah ni siquiera los premios nobel de economa han hecho el esfuerzo de definir el nuevo paradigma econmico para el siglo XXI.

(Texto de un ensayo en preparacin)

 

www.indicadorpolitico.com.mx

cramirez@indicadorpolitico.com.mx

 

- - 0 - -

Imprimir