Martes 10 de marzo 2009


+ Refinera: Tabasco, ms barato

+ Razones tcnicas y polticas

 

La lucha por la instalacin de la refinera anunciada oficialmente ha llevado a varios estados a una competencia de oportunidades. Algunos de ellos, sobre todo Tabasco y Oaxaca, han hecho su tarea: documentar tcnicamente los beneficios para regresar al pas a la dinmica de la industria petrolera.

Tabasco acaba de recibir el aval del Instituto Mexicano de Ingenieros Qumicos, en un estudio que concluye que la instalacin en territorio tabasqueo ahorrara entre el 7% y el 20% de los 10 mil millones de dlares presupuestados. Sin embargo, Pemex y el gobierno federal han retrasado la decisin y han permitido que el efecto contracclico se pierda.

La evaluacin del IMIQ --un organismo de alta calificacin tcnica-- seala que Tabasco es un estado petrolero. Por ello, tiene ya en existencia personal tcnico calificado, experiencia en el sector, comunicaciones. Pero por los datos apenas filtrados, la decisin del gobierno de Caldern est evaluando tambin elementos polticos y de localizacin territorial.

La lucha por la instalacin de una nueva refinera ha llevado a varios estados de la repblica a una verdadera competencia de oportunidades, aunque en Petrleos Mexicanos se advierte bastante lentitud en el proceso. La creacin de una nueva refinera form parte del programa contracclico del gobierno de Caldern para impedir la desaceleracin de la actividad productiva y estimular el desarrollo. Sin embargo, la decisin ha sido postergada por razones ms polticas que tcnicas y por las presiones de algunos grupos de poder.

Tabasco ha destacado por ser un estado petrolero, con 45 mil trabajadores ocupados en el sector. El estudio de los ingenieros qumico destac esta ventaja. Pero la competencia ha arreciado con Oaxaca, Chiapas, Tamaulipas, Michoacn, Hidalgo, Veracruz y Campeche, todos ellos --a excepcin de Chiapas y Michoacn-- estados gobernados pristas, uno por una coalicin y otro por el PRD.

El petrleo se convirti en Mxico en el factor de desarrollo. La expropiacin petrolera del general Crdenas tuvo el objetivo de convertir al recurso natural en el pivote del desarrollo. Pero de 1938 a 1977, el petrleo fue escondido de las ambiciones imperiales. En 1973, por ejemplo, Mxico ingres el ciclo de la crisis econmica provocada por la importacin de petrleo a precios crecientes.

El auge petrolero como tal dur poco: de 1977 a 1982. El gobierno de Lpez Portillo anunci campos de produccin bastante ricos, inversiones multimillonarias para hacerlos producir y aprovechamiento del petrleo como aval para uno de los graves errores de poltica econmica: crditos sin lmite para financiar las inversiones. En 1981 bajaron los precios de petrleo, el gobierno decidi sustituirlos por crditos y el pas qued atrapado en pasivos impagables.

La decisin oficial fue la de acelerar la produccin de petrleo crudo, pero sin atender la refinacin. Hoy Mxico importa la mayor parte de combustibles refinados, a pesar de su capacidad de exportacin de ms alrededor de dos millones de barriles diarios. Lo que ha ganado Mxico por el aumento de los precios del barril de crudo en el mercado internacional, lo ha tenido que quemar por la importacin de refinados.

De ah la importancia de que Mxico d el salto cualitativo y pase a construir refinadoras de combustibles. Con ello no slo podr disminuir la sangra de las importaciones de gasolinas, sino que podra convertirse en un centro de desarrollo para la refinacin de petrleo de otras naciones. Por s solo es redituable el negocio de la refinacin, an en el caso de disminuirse aqu la produccin de crudo por el agotamiento de los pozos.

Pero como casi todo el programa contracclico, la decisin sobre el lugar de construccin de la nueva refinera se ha tardado y con ello ha diluido las bondades de la actividad econmica interna como factor de estmulo productivo. El reporte del IMIQ, titulado Estudio de Evaluacin de Localizaciones para la Instalacin de una Refinera y Complejo Petroqumico en Mxico, aporta datos relevantes en cuando a la ponderacin de los sitios analizados: Nuevo Pemex, Tabasco, sac la calificacin de 75.7, contra 75.3 de Altamira, Tamaulipas, 65.5 de Salina Cruz, Oaxaca, 68.8 de Tuxpan, Veracruz, y 57.5 de Lzaro Crdenas, Michoacn.

La evaluacin analiz los puntos relevantes que requiere una refinera: infraestructura petrolera instalada, disponibilidad de agua, posibilidad de cogeneracin de energa elctrica y ubicacin dentro de la zona de produccin de petrleo y gas. En Pemex, sin embargo, parecen estar evaluando slo razones polticas para tomar la decisin.

En el fondo, Pemex podra estar haciendo un juego perverso: la decisin ya habra sido tomada, pero dejando a los estados entrar en una competencia intil y en un desgaste de esfuerzos. Pero sobre todo, el tema de la refinera ha dejado abierta la necesidad de que Mxico le entre de lleno a la construccin de varias refineras de petrleo, sin duda el negocio del siglo XXI. Sin embargo, hay fuerzas dentro del gobierno que quieren que Mxico se quede nada ms como productor de crudo y no entre en el mundo de la transformacin energtica.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir