Jueves 12 de marzo 2009


 

+ Jurez: huevo de la serpiente

+ Las fallas de los gobernantes

 

 La crisis de seguridad en Ciudad Jurez se ha convertido en un laboratorio poltico y social. Los juarenses prefieren convivir con la delincuencia que aceptar la vigilancia y las reglas militares y policiacas. La salida del ejrcito de la plaza significara la cesin de la soberana del Estado a las mafias.

En Ciudad Jurez se han dado las razones y sinrazones de la inseguridad y la responsabilidad social y poltica local:

1.- Los narcos se establecieron en Ciudad Jurez desde finales de los aos ochenta, cuando el PAN, con el apoyo del gobierno de Carlos Salinas, asumi espacios de poder.

2.- Pero casi al mismo tiempo, gobiernos pristas fueron tambin avales de la penetracin del narco en la entidad. El corredor Jurez-Chihuahua logr la complicidad de panistas y perredistas.

3.- La sociedad chihuahuense acept la presencia del crimen organizado. Paulatinamente, las bandas se apoderaron de los espacios sociales de convivencia. Y los malos se socializaron.

4.- El gobierno federal ha permitido la consolidacin de las mafias. El criterio de justificacin ha radicado en la debilidad de los gobiernos de la alternancia: Chihuahua fue panista con Carlos Salinas y prista con Fox y Caldern. El gobierno federal tard en intervenir.

5.- Ciudad Jurez fue un espacio territorial en creciente descomposicin: primero naci ah el crtel de Jurez, luego se dio el espeluznante caso de los feminicidios conocidos como Las Muertas de Jurez y ahora las mafias tomaron el control de la plaza va los picaderos de droga.

6.- La corrupcin policiaca municipal en Ciudad Jurez fue ms que evidente. Desde hace meses haba testimonios publicados en medios locales sobre las mordidas que cobraban los policas municipales a los picaderos. Nada de ello pudo haber ocurrido sin la complicidad de las autoridades municipales.

7.- La sociedad juarense tambin tiene una responsabilidad, inclusive mayor. Ha sido pasiva frente al avance del narco y traicion su condicin de sociedad al permitir la movilidad del crimen organizado. La sociedad juarense tambin ha sido cmplice de los feminicidios.

8.- La penetracin del crimen organizado liquid a la sociedad juarense. No hubo ninguna protesta fuerte, ni organizada. La criminalidad en Jurez fue posible por la ausencia de una sociedad. Peor an: los juarenses han seguido votando por el PRI y por el PAN, a pesar de las evidencias de complicidad con el crimen organizado.

9.- Las mafias atacan a autoridades cuando hay un incumplimiento de compromisos. Las mafias atacan a grupos que han beneficiado a los adversarios. Las amenazas contra autoridades municipales, por tanto, deben ser analizadas en el escenario de que beneficiaron a un grupo para daar a otro.

10.- En Ciudad Jurez y Chihuahua revent el sistema poltico, se hizo pedazos el sistema de justicia y se deshizo el tejido social. Es decir, se acabaron los valores de convivencia.

11.- El eje de la crisis social en Jurez y Chihuahua ha sido la corrupcin en todos sus niveles. Al perderse el sentido de sociedad, tambin se terminaron los valores de cohesin. La responsabilidad es evidentemente poltica pero tambin de la propia sociedad.

12.- Los feminicidios fueron el primer aviso de que Ciudad Jurez careca de valores de cohesin social. La polica era incapaz de investigarlos, los gobiernos municipales se cruzaron de brazos, el gobierno estatal trat de eludir su responsabilidad y la sociedad se qued pasmada pero no levant su voz de denuncia o de exigencias de justicia.

13.- La polica municipal aparece en el centro del conflicto. Durante aos no sirvi ms que para acomodarse a la corrupcin, pero las autoridades municipales avalaron esos comportamientos. La amenaza de matar a policas para obligar a renunciar al secretario municipal de seguridad pblica fue el punto culminante de un proceso de descomposicin policiaca.

14.- La polica municipal ha sido la corresponsable de la corrupcin y el auge del crimen organizado. La existencia de picaderos ha sido responsabilidad exclusiva de los policas municipales. Por tanto, los policas municipales de los ltimos aos debieran de ser detenidos y enjuiciados por incumplimiento del deber.

15.- En Ciudad Jurez y en Chihuahua urge la renovacin total del sistema poltico, es preciso construir un nuevo tejido social y se hace indispensable una limpia de partidos y organizaciones sociales y polticas.

16.- El ejrcito lleg tarde. Y el uso de la fuerza no es ms que correspondiente a la descomposicin poltica, social, moral y empresarial. El presidente municipal actual debe ser destituido e indiciado como responsable del desorden en el municipio.

17.- Al final de cuentas, la responsabilidad directa de la descomposicin de la seguridad pblica municipal y estatal ha sido de las autoridades municipales y estatales. Lo grave es que la sociedad de Jurez y Chihuahua, que ha padecido por aos al crimen organizado, quiere que el ejrcito abandone la plaza porque prefieren entenderse con la delincuencia que aceptar la accin del ejrcito para terminar con la criminalidad.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir