Domingo 29 de marzo 2009


+ Mujeres: mejor pero todo igual

+ Derechos pero con explotación

 

Como cada año, el Día Internacional de la Mujer se celebra con reconocimientos a la igualdad de género, pero se siguen acumulando evidencias que las cosas han mejorado pero siguen igual: la mujer es víctima de discriminaciones en razón de su género.

Hay tres datos reveladores:

1.- Las mujeres son más de la mitad de la población, pero no han alcanzado la igualdad de condiciones laborales.

2.- La crisis económica ha convertido a las mujeres en el eje de la familia y de la estabilidad social.

3.- El problema con la mujer no es de derechos sino de tradiciones: el machismo es un fenómeno cultural no derrotado.

La encuesta de la empresa Prospecta Consulting, dirigida por el doctor Rafael Abascal, arroja la percepción de que la mujer sigue en condiciones de desigualdad social y política:

1.- ¿Considera usted que hay una verdadera equidad de género en México?

No                                                                                57.5%

Parcial/Regular                                                          32.1%

Si                                                                                   8.6%

No contestó / No sabe                                                          1.8%

2.- ¿Cuáles según usted son las principales razones para que se mantenga la inequidad entre hombres y mujeres?

Cultural                                                                       32.9%

De desarrollo                                                              28.6%

Papel de los roles                                                               25.0%

Otros                                                                                       9.3%

No contestó / No sabe                                                          4.2%

3.- ¿Cómo considera usted que esta la situación de equidad laboral para las mujeres en México

De desigualdad                                                                   33.6%

División tradicional del trabajo                                          31.7%

La doble jornada                                                                 28.8%

No contestó / No sabe                                                          5.9%

4.- ¿Cómo piensa usted que le afecta >como mujer< la severa crisis económica que enfrentamos los mexicanos?

Se agudizan las diferencias                                              34.3%

Desventajas históricas                                                       31.8%

Hacen crisis los roles de género                             28.7%

No contestó / No sabe                                                          5.2%

Entre hombres

5.- ¿Considera usted que las mujeres deben trabajar?

De acuerdo                                                                         58.9%

Parcialmente de acuerdo                                                  29.6%

En desacuerdo                                                          10.1%

No contestó / No sabe                                                          1.4%

Ciudadanos >mujeres y hombres<

6.- ¿Entre el hombre y la mujer, según usted quien es más eficiente y eficaz llevando la economía familiar?

Mujer                                                                                    50.6%

Hombre                                                                       41.2%

Indistintamente                                                            5.8%

No contestó / No sabe                                                          2.4%

Entre mujeres

7.- ¿Considera usted que las leyes que penalizan la violencia contra las mujeres son suficientes o garantizan detener este fenómeno?

No                                                                                51.3%

Parcialmente                                                              29.7%

Si                                                                                 16.5%

No contestó / No sabe                                                          2.5%

8.- ¿Cuáles son las razones por las cuales considera usted que las leyes sobre la violencia contra las mujeres no son suficientes o no garantizan su protección?

Baja respuesta judicial                                                       33.2%

No se investigan estos delitos                                          29.7%

Insuficientes recursos                                                        25.5%

Otros                                                                                     10.0%

No contestó / No sabe                                                          1.6%

Encuestas y las opiniones de expertos

México goza de leyes que establecen la equidad de género entre hombres y mujeres en muchos aspectos, entre ellos el laboral, en su mayoría desconocidas por unos y por otras, pero que aplicarlas marcaría un importante avance en la lucha por la sensibilidad patronal.

Y aunque hoy se conmemora el Día Internacional de las Mujeres, las realidades en el aspecto laboral plasman avances, pero también retos.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, al tercer trimestre del 2008, la participación femenina en el mercado laboral del país llega a:

·      41% por ciento, a nivel nacional, mientras que en Nuevo León, ocupa 44% de la actividad laboral.

Mientras que según información del Consejo de Relaciones Laborales y Productividad, la fuerza de trabajo asciende a poco más de 2 millones de personas, de las que 37% son mujeres.  Del total de aquellas en edad de trabajar (de 14 años o más de edad) 45.7% forman parte de la población económicamente activa, mientras que en el caso de los varones, el porcentaje es 79.2%.

Las diferencias entre ambas cifras según el género se explican, de acuerdo a la dependencia, con el hecho de que hay una división tradicional del trabajo, bajo la cual los hombres se involucran más en el trabajo extra-doméstico, en tanto que las segundas se desenvuelven con más frecuencia en actividades desarrolladas en los espacios privados, situación que ha sufrido cambios graduales, dado que una mayor proporción de mujeres se han incorporado a la fuerza laboral desde hace varios años -como ejemplo, en 1990 la tasa de participación femenina no llegaba a 24%.

Información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), expone que las mujeres laboran con más frecuencia que los hombres en sectores productivos como el comercio, servicios de alojamiento y preparación de alimentos y servicios sociales, entre otros.

Respecto a las divergencias de las percepciones económicas entre ambos sexos el debate continúa, ya que el ingreso medio por hora trabajada de la población ocupada, es de acuerdo al Consejo, menor para las mujeres que para los hombres, en un rango promedio de 35.4 pesos para las mujeres contra 39.1 para hombres, a lo cual se dan dos posibles explicaciones, donde una de ellas es que las mujeres ven limitado su acceso a las ocupaciones de mayor ingreso, además de que, aun cuando desempeñan una misma ocupación que los hombres, perciben un ingreso menor.

Diferencias en América Latina

La percepción económica de las mujeres mexicanas es 53% menor que la de los hombres, según el índice de Brecha de Género 2008, dado a conocer por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). En 2008, en América Latina, la tasa de participación de las mujeres en los mercados laborales superó el 52%, cuando en 1990 era sólo de 32%. Además de revelar que para el 79 % de ellas estar con la familia es una de las actividades preferidas, el relevamiento concluyó que las rosarinas son las más sociables.

Las mujeres argentinas prefieren estar con la familia, mirar televisión, ir al shopping y salir con amigas, según una encuesta sobre las elecciones femeninas en el país. “Si bien las mujeres argentinas tienen costumbres muy diferentes según la zona en la que viven, un objetivo las iguala: estar con la familia”, sostuvo el Estudio General de Medios (EGM) realizado por IPSOS Argentina en el marco del Día Internacional de la Mujer.

En Nicaragua, por ejemplo, la corrupción del sistema judicial permite que violadores y asesinos de mujeres salgan libres antes de cumplir sus condenas, por lo que las mujeres temen cada vez más denunciar abusos. En realidad debería hablarse de las violencias contra las mujeres, en plural, porque poseen múltiples facetas, entre ellas violencia física, psicológica, sexual, económica, patrimonial, simbólica, institucional y laboral. Y se las suele abordar como un problema exclusivamente psicológico, cuando en realidad deberían tenerse muy en cuenta los condicionamientos sociales, económicos e ideológicos.

Las violencias contra las mujeres alcanzan mayor visibilidad pública cuando ya no hay vuelta atrás, cuando ocurren los femicidios, pero es una realidad diaria que afecta a millones de personas.

Una encuesta realizada en México en 2006 reveló que el 67% de las mujeres mayores de 15 años había sufrido algún tipo de violencia.

En Ecuador, el 37 por ciento de las mujeres declaró que vive en permanente situación de violencia.

No obstante, en toda América Latina los esfuerzos de los Estados y sus parlamentos por visualizar la problemática de la mujer y revertir la situación se multiplican.  Se han aprobado leyes contra la violencia a la mujer y la familia en Ecuador, Colombia, Venezuela, México y Panamá. En Argentina está en tratamiento legislativo.

Según el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la violencia contra la mujer es "un ataque contra todos nosotros, contra los cimientos de nuestra civilización". "Ellas son las que tejen la fábrica de nuestras sociedades". El cambio debe ser profundo porque en muchos países "las violencias aparecen en todos los sectores y legitimadas por la adscripción al hecho biológico y cultural de ser mujer", señala la senadora argentina. La causa subyacente de las violencias contra las mujeres es la discriminación. De allí proviene la desigualdad en el trabajo, el avasallamiento del derecho de la mujer a su libertad sexual y reproductiva, la feminización de la pobreza. 

Para Perceval, "nada es tan triste como el silencio de las víctimas, nada es tan triste como el silencio del Estado y de la sociedad frente a las víctimas, y de las víctimas frente a sí mismas".

Mujeres, las más afectadas por la crisis económica: OIT

·      Advierte que el desempleo femenil se coloca en 6.3%, en 2008

En Ginebra la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió hoy que las mujeres sufrirán mucho más la crisis económica mundial en el 2009 con fuerte incidencia en el empleo. Un informe de la OIT divulgado hoy en Ginebra, sede principal de la organización, señaló que la tasa de desempleo de las féminas transitó de seis por ciento en 2007 a 6.3% en 2008.En el escenario más optimista llegaría por lo menos a 6.5%, pero pudiera ascender al 7.4% o más si la tendencia de la crisis es incontrolable en los próximos meses. De 2007 a 2008, la tasa de desempleo de los hombres subió de 0.4 a 5.9%, y podría alcanzar entre 6.1 y 7% en 2009. El reporte de la OIT señala como punto más débil en el mundo a la región de América Latina y el Caribe y también algunas zonas de Asia y Africa. Por otra parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) señaló que más de medio millón de mujeres mueren al año en el mundo por complicaciones durante el embarazo o el parto, 70 mil de las cuales son menores de 19 años. A propósito de la celebración del Día Internacional de la Mujer el próximo domingo, el CICR apuntó que entre los 10 países con mayor riesgo de mortalidad maternal, la mayoría están en guerra actualmente o viven las consecuencias del conflicto. Así lo afirmó la consejera en materia de mujeres y conflictos bélicos del CICR, Nadine Puechguirbal, quien señaló que por cada 100 mil somalíes, sólo 9 acuden a un hospital para dar a luz.

A escala global

Los derechos humanos de las mujeres son una afirmación de su condición humana y como tales han inspirado el desarrollo de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer y seguirán presentes en todo esfuerzo por mejorar las condiciones de vida del conjunto de los seres humanos. La discriminación, la coerción y la violencia han sido planteadas como las mayores dificultades en la existencia de las mujeres y constituyen una negación de los derechos humanos. Pero, a pesar de los avances en las declaraciones y planes de acción de todas las conferencias mundiales, la realidad muestra cotidianamente la complejidad del reto de transformar la vida social y nuestras propias vidas individuales, porque existen barreras aún infranqueables ligadas a la falta de poder de decisión y al funcionamiento poco o antidemocrático de nuestros sistemas políticos. Cinco años después de la II Conferencia Mundial de Derechos Humanos es relevante precisar la importancia estratégica en términos de la defensa y promoción de nuestros derechos humanos. Es necesario mantener una constante acción multidimensional para que los derechos declarados lleguen a las vidas concretas. Y en ese sentido, todavía no hemos hecho los esfuerzos suficientes para que las leyes internacionales y nacionales eduquen a hombres y mujeres de todas las edades. Para lograrlo habrá que prevenir, sancionar y, lo más importante de todo, erradicar todas las discriminaciones, coerciones y violencias que rodean aún nuestras vidas y las de las mujeres de las próximas generaciones.

 

rabascal51@hotmail.com, rabascal@prospectaconsulting.com y rabascal@prodigy.net.mx

www.indicadorpolitico.com.mx

cramirez@indicadorpolitico.com.mx

 

- - 0 - -

Imprimir