Martes 3 de marzo 2009


+ Narco: EU est despreocupado

+ Consumo determina percepcin

 

La sorpresiva andanada de ataques y crticas de los Estados Unidos a Mxico por el tema del narcotrfico y la violencia del crimen organizado mostr la falta de una estrategia de Washington hacia el problema mexicano. Pero tambin dej claro que el tema de las drogas no es prioritario para la Casa Blanca.

Por tanto, el mensaje del nuevo gobierno de Obama a la administracin del presidente Caldern fue muy preciso: los EU nada harn para ayudar a Mxico, ms all de lo comprometido. Y peor an, existir una especie de regateo: Washington destinar menos de 500 millones de dlares de apoyo dentro del Plan Mrida para combatir en Mxico un problema que mueve 50 mil millones de dlares anuales.

En este contexto, Mxico est obligado a replantear su estrategia en funcin de sus intereses internos y no sentarse a esperar que los EU volteen los ojos al problema mexicano, dado que las prioridades de la Casa Blanca de Obama son otras. De ah que el escenario del narcotrfico en Mxico tenga perfiles singulares:

1.- El narcotrfico es para Mxico un problema de seguridad nacional por tres razones: la prdida de soberana del Estado, la globalizacin de las mafias por el circuito siembra-transporte-consumo y el efecto desestabilizador en las certezas de la sociedad.

2.- El narcotrfico es un asunto que se explica de manera determinante por la demanda. Mientras en los EU haya ms de 40 millones de personas consumidoras de droga, la solucin rebasa la capacidad de los Estados latinoamericanos y exige un planteamiento global.

3.- Sin embargo, en los Estados Unidos el tema de la droga tiene otras nociones: no es un asunto de seguridad nacional sino de salud pblica. La explicacin tiene que ver con el hecho de que la vinculacin del narco con las policas y los polticos es grave pero no generalizada. El trfico para el consumo se explica slo por la complicidad de las autoridades, pero sin que todas las policas estn involucradas.

4.- El tema del narcotrfico se convierte en un asunto de seguridad nacional para los EU cuando est articulado al terrorismo, como es el caso de las FARC, o cuando los terroristas pueden utilizar las rutas clandestinas para ingresar en territorio estadunidense. Washington se comprometi con Colombia justamente cuando el narco se ali a la guerrilla de las FARC y sta se vincul a gobiernos radicales latinoamericanos.

5.- El consumo de droga en los EU es un tema de garantas individuales. La legalizacin del consumo en algunos estados ha generado una estructura de produccin-consumo que las leyes no pueden impedir. Pero al haber consumo legal, tiene que existir una ruta de comercializacin. Por eso es que en los EU no se combaten las mafias con la misma intensidad, aunque a costa de aumentar el flagelo de la droga en nios y mujeres.

6.- La ltima redada que atrap a centenas de narcos mexicanos e incaut droga y efectivo no tuvo el objetivo de impedir la comercializacin y el consumo sino que busc romper con las redes de comercializacin en manos de capos mexicanos fuera del control de las autoridades estadunidenses. Por eso fue que las autoridades de los EU atraparon solo a mexicanos ligados al crtel del Golfo.

7.- Las acciones de los EU contra narcos dentro de su territorio han sido ajenos a cualquier movimiento en la comercializacin o el consumo. Una forma de disminuir el trfico de drogas es atacando tambin el consumo. Pero en los EU hay poca intensidad en combatir el consumo de droga. Por tanto, los EU realmente no estn preocupados por el consumo sino por el control de las rutas, el manejo del dinero y la administracin de las mafias.

8.- Mientras exista el consumo de droga por parte de 40 millones de estadunidenses, la lucha contra el narcotrfico en los EU ser laxa. Con pragmatismo, los EU necesitan realmente la existencia de proveedores de droga para sus consumidores. El da en que baje decisivamente el trfico hacia los EU, ese da el gobierno estadunidense enfrentar una insurreccin interna y un aumento del ndice de criminalidad. Por eso los EU normalmente no impiden que la droga llegue, sino que vigilan que no se conviertan en rutas para el terrorismo.

9.- Los EU estarn preocupados si Mxico pierde el control de su seguridad interna y se convierta en un problema de seguridad nacional para los EU. Por eso Washington estara preparando una estrategia militarista para impedir el colapso de la zona fronteriza con Mxico pero por razones geoestratgicas y militares. El Plan Colombia no fue solamente un programa de lucha contra el narco sino que form parte de la red de seguridad militar de los EU en el sur del continente.

10.- La poltica de seguridad nacional de Obama se ha centrado en la estabilidad interna y est lejos de preocuparse por el equilibrio internacional. De ah que Obama tome decisiones por el exclusivo inters estadunidense, lo mismo con la insistencia el revisar el Tratado Comercial que con abandonar las plazas costosas en el presupuesto militar. De ah que Mxico comience a llegar a la conclusin de que tendr que luchar solo contra el narcotrfico y por tanto replantear su poltica.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

cramirez@indicadorpolitico.com.mx

 

- - 0 - -

Imprimir