Mircoles 4 de marzo 2009


+ Qu regresen los corruptos?

+ Regresen lo que se llevaron

Con un abrazo tardo a Libano Senz,

Y a la memoria de su padre

 

En un anlisis simplista de la realidad, los estrategas pristas tienen el objetivo de repetir este ao de 2009 el modelo poltico-electoral de 1994: en medio de asesinatos, alzamientos y secuestros, invocarse como garantes la paz para ganar las elecciones.

Con poco comedimiento y un gran sentido del humor negro, son los pristas quienes recitan, orgullosos, el lema del momento: que se vayan los ineptos y que regresemos los corruptos. sa sera la divisa del PRI para recuperar lo perdido.

Y entre el miedo a la descomposicin social que los pristas slo saben atender con autoritarismo y la corrupcin como la factura inevitable de la gobernacin, el PRI se prepara para ganar el congreso en el 2009 y de ah recuperar la presidencia de la repblica en el 2012.

Abajo queda la sociedad. Si deveras es cierta la apreciacin de que los mexicanos consideran prioritariamente la eficacia por encima de la corrupcin y si deveras la sociedad ha decidido archivar los pasivos no resueltos del PRI de represin, corrupcin, pobreza y crmenes, entonces se confirmara la tesis de que el principal precandidato presidencial prista ha escalado posiciones slo por su relacin sentimental con una actriz de moda, no por una propuesta de gobierno ni por una revaloracin ideolgica. Al final, los electores son tomados por el PRI nada ms como lectores de TV y Novelas.

En este sentido, entonces los mexicanos s se merecen el regreso del PRI al poder, con toda y su carga del pasado reciente. Porque entonces se confirmaran los datos de encuestas polticas sobre el desencanto de la democracia --una cada de 15 puntos porcentuales en un ao, de 2007 a 2008-- y la percepcin de que los mexicanos quieren eficacia y no democracia.

En este contexto va a celebrar el PRI sus primeros ochenta aos de vida. Y en de la vida prista cotidiana: recientemente se reeligi el secretario general de la CTM, Joaqun Gamboa Pascoe, en una fiesta en la que sali a relucir la riqueza y los negocios de los lderes sindicales del prismo, mientras las bases trabajadoras, como siempre, cargando en sus hombros los vicios terrenales de sus dirigentes.

Lo que queda entonces es la certeza de que un pueblo sin memoria est condenado a repetir sus errores. Porque con todo y su aureola de buenos gobernantes, los pristas han estado marcados por una crisis creciente y acumulativa:

Echeverra entreg el colapso devaluatorio despus de veintids aos de estabilidad cambiaria, Lpez Portillo termin su sexenio con la severa crisis de 1982, De la Madrid conden a los mexicanos a un sexenio de crecimiento cero con tal de imponer el liberalismo que produjo 50 millones de pobres y llev al pas a inflaciones de 160% anual, Salinas hundi al pas en la globalizacin que hoy explica la crisis y dej la marca sangrienta del 94 y el asesinato poltico de Luis Donaldo Colosio y Zedillo provoc una devaluacin que empobreci al pas y le hizo perder a los mexicanos veinte aos de bienestar.

Si los mexicanos han olvidado estos hechos, entonces esos mexicanos tienen todo el derecho de votar por el regreso del PRI al poder. Porque lo gracioso del caso es que los pristas perdieron el poder cuando se vieron obligados a democratizar el voto y terminaron su largo ciclo de fraudes electorales para mantenerse en el gobierno. Y luego resultar que la democratizacin del voto llevar a los ciudadanos a regresarle el poder al mismo PRI de siempre, como se revela en la lista de candidatos distritales a diputados y la presunta lista de diputados plurinominales.

Si el PRI perdi la oportunidad para cambiar estilos y para relevar a su clase dirigente, la sociedad estara a punto tambin de perder la oportunidad de modernizar la poltica. Ciertamente que a ello han contribuido los saldos negativos del sexenio de Fox --marcados por la frivolidad y sobre todo su obsesin por cederle el poder a su esposa Marta Sahagn--, las complicaciones del gobierno de Caldern para administrar la crisis y sobre todo la decisin panista de posponer la verdadera alternancia y optar por el entendimiento con el PRI para un cogobierno que ha beneficiado al PRI porque se han evitado cambios estructurales del Estado prista.

Los motivos de celebracin del PRI tienen base en la tendencia de las encuestas electorales para julio del 2009 y algunas muy adelantadas para las presidenciales del 2012. El viejo PRI tendra que regresar al poder por la incompetencia de gobierno del PAN y el fracaso de la izquierda por el fundamentalismo mesinico y caudillista de Lpez Obrador. Pero sobre todo por la decisin de la sociedad de votar por el regreso del PRI.

Sin embargo, al final de cuentas, los fracasos de las transiciones no se acreditan slo a los partidos sino que tienen su parte fundamental en las sociedades que se han negado a cambiar. Y si la sociedad mexicana se ha negado a cambiar, entonces se merece el regreso del PRI al poder.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

cramirez@indicadorpolitico.com.mx

 

- - 0 - -

Imprimir