Martes 29 de septiembre de 2009

 

+ Crisis: los ricos también lloran

+ Perdieron 1.4 trillones de USD

 

De acuerdo con el último reporte de la revista Forbes sobre los multimillonarios del 2009, la crisis económica causó estragos entre los ricos. Por ejemplo, el empresario mexicano Carlos Slim perdió en la crisis nada menos que 25 mil millones de dólares y bajó del segundo al tercer sitio de los prósperos del planeta, al bajar su riqueza de 60 a 35 mil millones de dólares.

Los cinco multimillonarios más ricos del mundo perdieron 117 mil millones de dólares por la caída de la bolsa, la recesión y la pérdida de valores de las acciones. Bill Gates, que ha tenido altibajos en la lista y que el año pasado estuvo en tercer lugar por debajo de Warren Buffet y Carlos Slim, regresó al primer lugar aunque ahora con la modesta fortuna de 40 mil millones de dólares, contra los 62 mil millones que tenía el año pasado. La crisis le hizo perder un tercio de su fortuna.

Según el ranking de la revista Forbes, los billionaires han dejado atrás las cifras estratosféricas. Varios años estuvieron por encima de los 50 mil millones de dólares y este 2009 sólo uno llegó a 40 mil millones de dólares. El décimo hombre más rico del mundo en el 2008 tenía una fortuna de 27 mil millones de dólares y en 2009 ese nivel bajó a 18 mil millones, una pérdida de casi 10 mil millones de dólares.

El efecto de la crisis fue desastroso en un año. El número 150 de la lista de Forbes en 2008 poseía una riqueza de 6.4 mil millones de dólares y en el 2009 ese nivel bajó a 3.8 mil millones.

A los mexicanos la crisis también les hizo daño. El empresario Ricardo Salinas Pliego registró en 2008 una fortuna de 6.3 mil millones de dólares y se colocó en el lugar 154. En el 2009, el logró subir poco más de veinticinco lugares y colocarse en el lugar 124, pero con un baja en su riqueza porque este año le contabilizaron una fortuna de 4.2 mil millones de dólares, una pérdida de 2.1 mil millones de dólares.

Y Alberto Bailleres también salió lastimado. En el 2008 se localizó en el lugar 85 con 9.5 mil millones de dólares. La crisis le pegó duro porque esa cifra bajó en el 2009 a 5.7 mil millones de dólares, pérdida de 5.8 mil millones de dólares o 61%, aunque por los reacomodos de otros ricos dañados por la crisis Bailleres paradójicamente subió al lugar 83 del ranking.

El golpe de la crisis fue brutal en las fortunas multimillonarias. La revista Forbes que circulará en breve revela que se perdieron 1.4 trillones de dólares en la contabilidad estadunidense:

1,400,000,000,000,000,000.

La cantidad es significativa porque se trata de riqueza existente en los fondos de los hombres más ricos del mundo y que se esfumó por la crisis. Los 1.4 trillones de dólares hubieran servido para repartir algo así como 233 millones de dólares a cada uno de los 6 mil habitantes del planeta. Sin embargo, millones de personas perdieron nivel social, ahorros, casas y bienestar por una crisis económica provocada por la burbuja especulativa del mundo empresarial de las acciones y los fondos de inversión.

Asimismo, según la revista Forbes, la crisis disminuyó el número de multimillonarios en el mundo occidental: la cifra de mil 125 que registró en el 2008 bajó a 793 en el 2009, es decir, alrededor de 332 multimillonarios pasaron a la condición de pobres en el mundo de las cifras estratosféricas de la riqueza privada y empresarial.

En su evaluación del efecto negativo de la crisis en la riqueza de los multimillonarios, la revista Forbes señaló que los más ricos del mundo han sufrido los daños en sus riquezas como “un desastre financiero”, al “igual que el resto de nosotros”. La disminución de un tercio de multimillonarios en el mundo ilustra el tamaño de la crisis. El 87% de los multimillonarios vieron desplomarse sus balances personales. Los más ricos perdieron 1.4 trillones de dólares, el doble de los 700 billones de dólares (en la contabilidad estadunidense) que cuesta el programa de cobertura médica del presidente Obama.

Se trató, en una percepción bastante cruda de la revista Forbes, de “una carnicería” que fue muy difícil de evitar, sobre todo por los niveles de mercancías, materias primas, bienes raíces y monedas, los sectores más dañados por la crisis. “Inclusive, las personas en empresas viables pudieron haber sido asesinadas por los mercados de créditos congelados y los débiles gastos o fraudes en los gastos de consumidores”.

Los efectos dañinos han sido espectaculares. La revista Forbes considera, por ejemplo, que el multimillonario Donald Trump --que ha explotado su imagen como un tiburón en los negocios-- perdió la mitad de su riqueza, su casino está en bancarrota otra vez y su hotel de mil millones de dólares en Chicago no ha podido completar su programa de ventas adelantadas y tampoco puede encontrar nuevos compradores, al grado de que tuvo que vender su casa en Palm Beach, Florida a un nuevo rico de Rusia.

Los nuevos ricos son los que han comenzado a llamar la atención. La revista Forbes considera que la capital de la riqueza mundial ya no es Nueva York sino Moscú, el otrora símbolo del comunismo como ideal histórico de justicia social: los multimillonarios en Nueva York bajaron de 74 a 71, en tanto que en Moscú aumentaron de 27 a 55.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar