--------

Lunes 30 de agosto 2010


 

+ Tiradero de Nava en Veracruz

+ Derrota de Yunes, antídoto PRI

 

 

En la elección de gobernador en Veracruz no sólo estuvo en juego una plaza que significa una reserva de votos para el 2012, sino que se esperaba una operación panista de línea dura como en Oaxaca, Puebla y Sinaloa. La derrota de Miguel Angel Yunes como candidato del PAN mostró el antídoto del PRI a los estilos priístas del panismo electoral.

De ahí la importancia de le elección veracruzana. Inclusive, Yunes aparece como el estratega de la grabación clandestina de gobernadores priístas y su circulación para lastimar credibilidades electorales, además del mecanismo de usar la estructura del PRI el día de las elecciones para inducir el voto… por el PAN.

Asimismo, la exigencia de anulación de elecciones estatales formaba parte de la política electoral del PAN, buscando arrebatar lo que no se había obtenido en las urnas. En esta lógica se inscribe la reciente visita de César Nava, virtual ex presidente del PAN y auto derrotado precandidato presidencial panista, para entregarle el control del panismo veracruzano al (ex) priísta, gordillista y flamante panista Yunes, pero con la exigencia de que antes de asumir el control debe de recoger el tiradero político que provocó con su candidatura y campaña.

En los diferentes cuartos de guerra priístas han comenzado a analizar la elección veracruzana para aprender formas de neutralización de la estrategia de la línea dura panista. El gobernador Saliente Fidel Herrera, uno de los priístas que es víctima de su propia fama pública de mapache electoral, pudo utilizar todas sus mañas políticas. Por ejemplo, días después de unas grabaciones ilegales difundidas a propuesta de Yunes, recibió sonriente al presidente Calderón; y días más tarde, la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, también se tomó una foto en Veracruz con el jefe del ejecutivo federal. Esas dos apariciones priístas lograron disminuir el costo político de las grabaciones telefónicas. Por eso los estrategas priístas están racionalizando la forma de ir encarando la ofensiva de la línea dura electoral panista.

Yunes quiso ser el veneno electoral contra el PRI en procesos electorales, pero paradójicamente se convirtió en el contraveneno. Luego de vender la idea de que era el único capaz de vencer la experiencia electoral de Fidel Herrera, salió derrotado no sólo por el gobernador saliente sino por el candidato priísta Javier Duarte y su campaña de control político-electoral de la estructura priísta para evitar sorpresas de última hora.

En privado han comenzado las reclamaciones a Yunes por su fracaso electoral. Mientras César Nava le entregó al (ex) priísta y gordillista Yunes el control del panismo veracruzano de suyo dividido por la salida del senador Gerardo Buganza, en el panismo nacional ven con resquemor los estilos violentos de Yunes. El candidato panista derrotado se ha tenido que quedar en Veracruz porque recibió un regaño presidencial en su audiencia en Los Pinos y luego vio cerradas las puertas del Issste para impedir su regreso por bastantes irregularidades encontradas en la gestión yunista.

Entre esas regularidades se ha encontrado una que debería conducir a una investigación de la Secretaría de la Función Pública: como director del Issste, Yunes impulsó la entrega de créditos para vivienda a veracruzanos que tenían el aval no de su trabajo sino de su militancia panista. De esa manera, Yunes pudo colocar en estructuras político-electorales panistas veracruzanas a quienes recibían créditos privilegiados. Los datos indagados hasta ahora señalan que en los tres años de Yunes en el Issste hubo cuando menos 520 créditos a distinguidos panistas que --¡sorpresa!-- aparecieron después como operadores regionales de la campaña panista de Yunes. Sólo así pudio Yunes meterse en las entrañas del panismo veracruzano.

Hay casos enlistados de los panistas beneficiados: Edgar Vázquez, operador de Yunes en Huatusco; Jorge Ramírez López, responsable electoral del distrito de Xalapa rural; Graciela Patricia Gómez Rodríguez, directora de Tránsito en el gobierno de Patricio Chirinos y por tanto subordinada de Yunes como secretario general de gobierno, empleada del Issste y avanzada de la campaña de Yunes, tuvo un crédito en el DF. Otros beneficiados por Yunes con créditos y operadores panistas: Francisco Luis Briseño Cortés, delegado de la Procuraduría Federal del medio Ambiente; Juan Carlos Zamudio Hermida, coordinador de redes sociales de Yunes; Alejandro Juncal Faisal, ex candidato electo suplente; Fernando Santamaría Prieto, diputado federal y ex delegado agrario; y Jorge Luis Martínez Ballesteros, dirigente municipal del PAN en Córdoba. Todos estos panistas fueron beneficiados por Yunes con créditos del Fovissste.

La visita de César Nava a Veracruz a principios de la semana pasada sirvió para entregarle a Yunes el control político del PAN en Veracruz y con ello --por cierto-- alejarlo de la ciudad de México y de oficinas federales. Como por falta de militancia panista no puede ser el presidente del comité estatal, Nava ya autorizó a Yunes a poner a un Juanito como representante de sus intereses y a controlar la bancada panista local.

Lo que Yunes y Nava no pudieron ver fue el hecho de que la derrota panista en Veracruz indicó los mecanismos de antídoto contra la ofensiva de la línea dura panista contra el PRI. Y ya se preparan las vacunas para el Estado de México.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar