--------

Jueves 15 de julio de 2010


 

+ PAN-PRD: la historia secreta

+ Mouriño, el auténtico estratega

 

Los relevos de Fernando Gómez Mont y Patricia Flores no se dieron por fricciones al interior del gabinete sino como resultado del proceso electoral y la victoria de la alianza PAN-PRD en tres estados, pero sobre todo a un nuevo enfoque estratégico en el tablero presidencial.

El trasfondo del 4 de julio debe atender a tres hechos:

1.- El modelo de alianzas no fue inventado por César Nava ni Manuel Camacho sino que formó parte del Plan Juan Camilo Mouriño, trabajado en secreto con el anterior presidente del PRD Guadalupe Acosta Naranjo en 2007-2008.

2.- La decisión de las alianzas fue tomada por el presidente Felipe Calderón después de una reunión con el PRI en la que el tricolor le quiso imponer una reforma del Estado para quitarle poder al presidente de la república. “Quieren la silla desde ahora”, afirmó Calderón.

3.- Mouriño estableció la tesis de que PAN y PRD aislados no iban a poder anular al PRI. El día en que murió en un accidente de aviación, Mouriño tenía una reunión con el PRD de Acosta Naranjo para consolidar el modelo de las alianzas. Fernando Gómez Mont en Gobernación y Germán Martínez en el PAN no quisieron llevar adelante el Plan Mouriño. Luego del fracaso del PAN en las legislativas federales de julio del 2009, el relevo de César Nava fue para retomar el Plan Mouriño con  Manuel Camacho Solís como coordinador de la alianza PRD-PT-PC.

El traslado de Mouriño de la oficina de la presidencia a la Secretaría de Gobernación se dio en el escenario de tres variables:

1.- La exigencia del PRI  de paralizar el poder a la presidencia calderonista y obligarlo a someterse al PRI. Esta posición se consolidó luego de que en el 21009 el PRI se erigió como primera minoría legislativa.

2.- La necesidad del PRD de trascender a López Obrador y su propuesta insurreccional que debilitaba a PAN y PRD y fortalecía a PRI.

3.- La única posibilidad de anular ambas circunstancias ocurrió con la necesidad de buscar una alianza entre el PAN y el PRD. A lo largo de 2008 hubo comisiones de trabajo para trabajar sobre la alianza.

El PRI había aprovechado la  debilidad de Calderón por el saldo electoral de julio del 2006 y el hecho de que el PRD había obedecido la consigna de no reconocer a Calderón como presidente de la república. Pero cada día era más caro el costo de la alianza del PAN con el PRI, sobre todo cuando el PRI quiso hacer su reforma del Estado para debilitar a la presidencia y al PAN y fortalecer el congreso priísta.

La clave de las negociaciones Mouriño-Acosta Naranjo  ocurrió el primero de septiembre del 2008, cuando sorpresivamente el PRD --no López Obrador-- fijó un cambio estratégico en su posición política frente a Calderón. El diputado Juan N. Guerra afirmó: “las fracciones parlamentarias del PRD en el Congreso de la Unión seguimos firmes en el propósito de construir acuerdos a favor de la nación. No le apostamos al derrumbe del gobierno actual”.

Las alianzas victoriosas en Oaxaca, Puebla y Sinaloa se convirtieron en un puente de cohesión política PAN-PRD y lograron aislar a López Obrador al colocar a Marcelo Ebrard como contrapunto. El hecho de que Ebrard aspire a la candidatura presidencial y use su liderazgo mediático para regatear el liderazgo social de López Obrador ha beneficiado los planes del PAN y del PRD. López Obrador estaba confiado en que no había en el PRD nadie que le hiciera sombra, pero surgieron Ebrard con todos los recursos del gobierno del DF y Manuel Camacho con su capacidad de operación política.

Ahora el presidente Calderón necesita cuando menos tres cosas:

1.- Consolidar la estrategia de alianzas con el PRD hasta la elección de gobernador en el Estado de México.

2.- Aislar a Andrés Manuel López Obrador en el PRD con un acuerdo con el PRD.

3.- Posicionar a su candidato presidencial panista para el 2012.

El saldo electoral del 4 de julio está siendo analizado en Los Pinos en función de tres pasos:

1.- El PAN logró frenar al PRI. Ahora falta dinamitar los puentes del regreso del PRI al poder. El objetivo es quitarle al PRI la mayoría en las dos cámaras del Congreso y construir una nueva mayoría PAN-PRD sobre acuerdos comunes.

2.- El PAN y el PRD van a acelerar sus respectivos mecanismos de reconstrucción: el PAN va a excluir a los dogmáticos y el PRD a los lopezobradoristas. Con las alianzas ganadoras, PAN y PRD se dieron mutuamente éxitos para excluir a los radicales de ambos lados.

3.- La alianza PAN-PRD terminará en el Estado de México. En el 2012 no habrá candidato presidencial común. Aunque después de las elecciones habrá un acuerdo programático de reformas en el objetivo camachista de construir una nueva hegemonía de centro que impida casi para siempre el regreso del PRI a la presidencia.

El primer paso de Calderón fue el relevo en Gobernación y la oficina de la presidencia para cohesionar dos nuevos canales: hacia el exterior de su gobierno y sobre todo con el PRI y hacia el interior ya en el camino de la designación del candidato presidencial del PAN para 2012 en función de la terna Ernesto Cordero, Alonso Lujambio y Heriberto Félix.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar