--------

Lunes 1 de marzo de 2010


+ Salinas: secretos en Citibank

+ Zedillo en Citicorp-Banamex

 

Los ataques furiosos de Carlos Salinas de Gortari contra Ernesto Zedillo tienen un contexto que mezcla asuntos políticos, ajustes personales de cuentas y, como si fuera poco, el caso Raúl Salinas de Gortari.

1.- Zedillo acaba de firmar un contrato para incorporarse al consejo directivo del consorcio bancario Citigroup.

2.- El Citigroup es hoy propietario de Banamex y enfrenta un litigio con el Congreso mexicano por lograr la mayoría de acciones en la crisis pasada.

3.- El Citigroup era, hasta hace poco, Citibank, uno de los principales bancos extranjeros que hizo negocios de poder en México, sobre todo en el salinismo.

4.- En 1999 la justicia estadunidense sentó al Citibank en el banquillo de los acusados por presuntamente blanquear dinero no legal de Raúl Salinas de Gortari, a través de la ejecutiva de cuenta Amy Elliot. El asunto llegó al Congreso de los EU. Buena parta de esa información aún se localiza en los archivos secretos del Citicorp.

5.- Y Zedillo fue el responsable de encarcelar a Raúl Salinas de Gortari bajo el cargo de autor intelectual del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, operador político de Zedillo ya como presidente electo y ex esposo de Adriana Salinas. Esta decisión convirtió a Zedillo en el villano favorito de Carlos Salinas, quien desde entonces juró destruir a su sucesor.

6.- Por primera vez, Zedillo apareció ahora en una actividad de política mexicana, cuando llevaba más de quince años de haberse alejado absolutamente de cualquier referencia a México. Zedillo firmó el Desplegado de Redilas de intelectuales, políticos y empresarios del viejo sistema político priísta para pedirle al Congreso la aprobación urgente de la iniciativa de reforma política del presidente Calderón. La firma de Zedillo fue interpretada como una alianza de Zedillo con Calderón y sobre todo con el PAN en el poder al que ayudó a encumbrar en las elecciones presidenciales del 2000, una ayuda, por cierto, que podría contribuir en el 2012 a un tercer periodo del PAN en la presidencia de la república.

¿Cómo se llama la obra? La increíble y triste historia del cándido Carlos Salinas y el Ernesto Zedillo desalmado.

Pero el fondo es aún más siniestro. Podría significar un reciclamiento de las acusaciones de corrupción contra los Salinas. El temor del ex presidente Carlos Salinas radica en la posibilidad de que los archivos del Citigroup guarden aún los expedientes del caso Raúl Salimas-Amy Elliot y si Zedillo tendría la decisión, la posibilidad y las facultades para allegarse algunas copias.

Por eso la firma de Zedillo en el Desplegado de Redilas para exigirle al Congreso la aprobación de la reforma política de Calderón --a pesar de existir otras iniciativas, sobre todo las del PAN y el  PRD-- tiene cuando menos un mensaje político subyacente: la alianza política de Zedillo con Calderón, algo que ha preocupado al PRI y a Carlos Salinas --cada quien por razones propias-- y a los dos con  miras a las presidenciales del 2012 que se le están alejando al PRI.

Asimismo, la presencia de Zedillo en el Citigroup-Banamex tendrá efectos en la controversia constitucional exigida por la bancada priísta en el Senado --dirigida por el senador Manlio Fabio Beltrones, quien de hecho destapó a Zedillo como candidato sustituto con un video donde Colosio, asesinado, elogiaba a Zedillo al nombrarlo jefe de su campaña-- por el paquete de acciones de Banamex que pasó al Citigroup por el rescate de 2008.

Y la preocupación de Carlos Salinas de hecho dejó ver el expediente abierto del caso Raúl Salinas-Amy Elliot. De acuerdo con el expediente, Raúl Salinas estaba identificado con la clave CC-2 --Confidential Client Two, o Cliente Confidencial Dos--, con lo que el hermano incómodo pudo usar nombres falsos y cuentas especiales para triangular y lavar dinero sin aclarar su origen. Ahí hubo la existencia de documentación falsa de Raúl Salinas: un pasaporte a nombre de Juan Guillermo Gómez Gutiérrez y una licencia del DF proporcionada por la regencia de Manuel Camacho Solís.

Por tanto, Carlos Salinas quiso adelantarse a los movimientos de Zedillo como nuevo miembro de la junta directiva del Citicorp. Y como se mueven los sucesos políticos, no sería extraño que Zedillo pudiera ser una pieza de Calderón para contener al PRI de Carlos Salinas en el 2012 con los expedientes abiertos del salinismo, sobre todo porque el PAN parece haber decidido entrarle a la guerra contra el PRI por todos los medios. Y uno de los pasivos del PRI es justamente el periodo oscuro del salinismo.

Así que el problema Salinas-Zedillo en realidad no fue la devaluación de 1994, cuya responsabilidad histórica fue de Carlos Salinas cuando el 20 de noviembre se negó a devaluar y dejó que la crisis de 1994 vaciara el 80% de las reservas. Y la crisis de los bancos fue producto de la privatización operada por Carlos Salinas con razones políticas y de conformación de una élite salinista, sin dejar de lado la sospecha de que Carlos Salinas habría apartado algún paquete de acciones… para lo que pudiera ofrecerse.

 

www.indicadorpolitico.com.mx

http://twitter.com/carlosramirezh

http://carlosramirez2.blogspot.com

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar