--------

Jueves 27 de mayo de 2010


 

+ Greg-PRD: cártel de Cancún

+ Y la red de Herrán Salvatti

 

La aprehensión del alcalde perredista con licencia y candidato del PRD a la gubernatura de Quintana Roo, Greg Sánchez, no debiera ser una sorpresa. La investigación sobre sus vínculos con el narco comenzó desde finales de 2008.

Hay cuando menos tres datos reveladores de Sánchez que el PRD quiere esconder y que al final lo hacen corresponsable de las vinculaciones de su candidato con el narco: el asesinato del general Enrique Tello Quiñónez organizado por el jefe de policía de Sánchez, las vinculaciones de Sánchez cn el ex fiscal antidrogas Mariano Herrán Salvatti --preso por corrupción-- para el corredor Chiapas-Quintana Roo y los expedientes de la familia de Sánchez y sus relaciones con mafias del narco.

El miércoles 18 de febrero de 2009 Indicador Político publicó un reporte sobre Greg Sánchez:

Encarcelado por acusaciones de represión, corrupción y enriquecimiento y expedientes de vinculación con el crimen organizado, Herrán Salvatti había extendido una red de poder hasta Cancún. En abril del año pasado (2008) aparecía como asesor del nuevo alcalde perredista Greg Sánchez, cuyo jefe de policía fue detenido hace una semana por el ejército acusado de haber fraguado el secuestro, tortura y asesinato del general Mauro Enrique Tello Quiñones.

La investigación sobre la penetración del narco en Cancún, sobre todo de los Zetas, no es nueva y siempre estuvo vinculada a las autoridades municipales. El hilo de la investigación tratará de desenredar la relación del narco en Cancún con la presencia en Chiapas, justamente durante la gestión de Herrán Salvatti como todopoderoso procurador estatal.

Al comenzar su caída en desgracia en el segundo trimestre del año pasado, cuando la procuraduría del gobernador chiapaneco Juan Sabines había terminado de integrar el expediente de irregularidades, Herrán Salvatti comenzó a emigrar hacia Quintana Roo y se convirtió en el flamante asesor del entonces alcalde electo Greg Sánchez. Con el apoyo de Herrán Salvatti, Ponciano Sánchez, familiar del alcalde Greg, se había instalado en el área chiapaneca de Chamic. Y en correspondencia, Herrán Salvatti aumentó su presencia en Cancún.

Como heredero del grupo perredista en Cancún de Juan Ignacio García Zalvidea, el Chacho, Greg Sánchez llegó a la nominación bajo el amparo del PRD. Uno de sus apoyos fue obviamente Herrán Salvatti, quien representaba al ex gobernador chiapaneco Pablo Salazar Mendiguchía, producto de una coalición dominada por el partido del sol azteca. La presencia de Herrán Salvatti en Cancún fue sólida al lado de Greg Sánchez.

La relación se había fortalecido en Chiapas. El periódico chiapaneco Cuarto Poder, publicó recientemente la historia de la familia de Greg Sánchez y las investigaciones federales que lo vinculaban con bandas del crimen organizado. De acuerdo con averiguaciones previas, los hermanos de Greg, Daniel y David Sánchez Martínez, fueron detenidos en el 2006 por causa de un expediente vinculado al narco. Nacida en Guerrero, la familia Sánchez Martínez se fortaleció en Chiapas al amparo de Salazar Mendiguchía y de Herrán Salvatti.

La plaza de Chiapas fue importante en el tráfico de drogas proveniente de Centroamérica y que pasaba por Guatemala. Una parte del tráfico iba a Quintana Roo --por la plaza de Cancún, de enorme demanda de estupefacientes-- pero otra se seguía hasta Tepito. Esta ruta del tráfico sólo podía ser eficiente con la protección de las autoridades judiciales de Chiapas, todas ellas controladas por Herrán Salvatti. El reporte de Cuarto Poder habla de Daniel Sánchez Martínez, con centro de operaciones “en un edificio de tres pisos en la zona centro de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas”.

Inclusive, el año pasado una indagatoria judicial detectó en Chiapas varios ranchos y bodegas vinculadas al narcotráfico. Lo interesante del asunto fue el descubrimiento de que esas zonas de apoyo al tráfico estaban protegidas por comandantes del Ministerio de Justicia de Herrán Salvatti. El narco chiapaneco, reveló Indicador Político en abril del año pasado, se trasladó de Tapachula a Comitán, en el área de Frontera Comalapa, con persistencia en Chamic, donde operaba un familiar del alcalde de Cancún con la alianza y protección de Herrán Salvatti.

En este contexto se localiza el colapso de la policía municipal de Benito Juárez-Cancún, cuyo jefe el Vikingo venía de la presidencia municipal priísta de Francisco Alor pero que fue ratificado por el perredista Greg Sánchez. Lo interesante es que la sustituta del Vikingo, detenido por el ejército como responsable de la alianza con los Zetas en la liquidación del general Tello Quiñones, fue Esther Estibiubarte, conocida en Cancún como del primer círculo del jefe policiaco defenestrado. El cambio no modificó la estructura de corrupción de la policía municipal ni sus relaciones con el crimen organizado.

¿Ignoraba el PRD estos datos de las andanzas de Greg Sánchez? ¿O compró Greg Sánchez su candidatura con el poderío de sus empresas? ¿Defienden el PRD, Jesús Ortega, Carlos Navarrete y Manuel Camacho Solís a un indiciado por pertenecer al crimen organizado? ¿Es el PRD el brazo político del narco en Quintan a Roo?

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar