--------

Viernes 8 de abril 2011


 

+ Acuerdo sobre violencia, nulo

+ Nexos y Radio Fórmula violan

 

 

A una docena de días de haber firmado, con toda la pompa del caso, el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia promovido por Iniciativa México, dos de los avaladores lo tiraron a la basura al incumplir sus principales postulados.

El escritor Héctor Aguilar Camín y la conductora radiofónica Denise Maerker firmaron el Acuerdo por la revista Nexos y como conductora de Radio Fórmula. Pero el miércoles, en el programa de radio de Maerker, los dos deslizaron el criterio de que el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia había sido producto de un “escuadrón de la muerte” del ejército y sin presentar pruebas.

Lo malo, sin embargo, es que se basaron en una declaración desmentida del procurador de Morelos y en el puro periodismo opinativo. El Acuerdo del 24 de marzo establece los “criterios editoriales” de “tomar postura en contra” del crimen organizado, “no convertirse en vocero involuntario de la delincuencia organizada” y “dimensionar adecuadamente la información”.

La tesis de Aguilar Camín radica en la suposición de que el ejército ha matado a delincuentes y no los arresta. El fondo de este posicionamiento radica en la ignorancia legal del escritor, periodista, ensayista e historiador, aunque se basa en el periodismo de la declaracionitis conocido como de los “paparazis intelectuales” de la opinión para todo y a botepronto.

Aguilar Camín exige información sobre el número de muertos en operaciones militares, pero lo dice irresponsablemente ante el micrófono o en su columna en Milenio diario y luego de dar conclusiones sobre puros supuestos. Lo más sencillo es ir a preguntar a la oficina correspondiente. Y en la Secretaría de la Defensa Nacional le podrían informar, como a cualquier informador que lo solicite, los datos: en mil 165 agresiones contra patrullas militares en cuatro años han muerto mil 139 delincuentes y se han detenido mil 517 presuntos delincuentes. Pero también en esas agresiones han resultado 93 militares fallecidos y 492 heridos.

En el programa radiofónico de Maerker, el intelectual Aguilar Camín hace cuentas alegres sin aportar pruebas ni aplicar la regla de oro del periodismo: la verificación. El director de Nexos da por cierta la frase del general Bibiano Villa de que como director de seguridad pública de Torreón “se echó a 200 malandros”. Sin confirmar el dato, Aguilar Camín se proyectó: “ponle que hay diez generales Bibianos Villa o retirados en otras diez ciudades; mira, son dos mil (malandros muertos) en un año”. Ahí se vio parco el autor de ensayos sobre la Revolución Mexicana: en su arrebato especulativo, ¿por qué no mencionó a 100 generales, de a 200 cada uno, serían 20 mil muertos. O quinientos generales para llegar a la conclusión de cien mil muertos. En Vietnam, la prensa tomó el acuerdo de verificar el número de muertos para no caer en el juego especulativo.

La conductora Maerker también le entró al juego especulativo, violando el Acuerdo que firmó el 24 de marzo y eso que apareció en la foto de la primera fila de los firmantes como parte de su posición alta en los informativos de Televisa. Dijo la conductora en su programa en radio Fórmula, refiriéndose a la tesis falaz de Aguilar Camín de que están matando intencionadamente delincuentes: “nada más hay que recordar que no existe la pena de muerte en nuestro país y mucho menos la pena de muerte, ¿no?”. Claro, no por sí.

Las premisa de Aguilar Camín carecen de rigor científico que se le exige a un analista y más a un historiador: “si es cierto lo que dice el general Bibiano Villa” y “ese es su modus operandi”, entonces “hay que parar al ejército”. Eso sí, sus opiniones tienen que ver son su propuesta de legalizar el consumo de las drogas. Y, claro, lo apoya la periodista Maerker que afirma que “no sabemos” y “en caso de confirmarse”, pero traicionando el principio fundamental del periodismo de investigar antes de opinar. Nada dijo de la contraparte: “¿y si no es cierta la cifra del general Villa…?

A pesar de haber firmado el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, Aguilar Camín y Maerker han basado sus opiniones en versiones no verificadas y en suposiciones y sobre todo sin preguntar en las oficinas correspondientes. Los datos oficiales señalan 35 mil delincuentes muertos pero también 30 mil delincuentes detenidos y puestos a disposición.

Asimismo, los razonamientos de Aguilar Camín y Maerker violaron el incido segundo del punto 2: “abstenerse de usar inadecuadamente términos jurídicos que compliquen la comprensión de los procesos judiciales en contra de la delincuencia organizada”. No tardará mucho para que los cárteles de la droga comiencen a utilizar el concepto de “escuadrones de la muerte” en el ejército como un argumento jurídico ante tribunales o con las organizaciones de derechos humanos funcionales a los narcos.

Las cifras oficiales son claras: mil 139 delincuentes muertos en mil 165 ataques contra militares y mil 517 detenidos. Si Aguilar Camín tiene otros datos verificables para probar su tesis de “escuadrones de la muerte” o su argumento de que el ejército está matando delincuentes y no deteniéndolos, entonces debe proporcionarlos. Y debe incluir en su argumentación la cifra de 92 militares fallecidos casi 500 heridos en acciones de combate contra delincuentes.

El Acuerdo firmado y anulado doce días después contempla procedimientos de verificación del cumplimiento de sus postulados y la “creación de un órgano ciudadano de observación” que entregue “reportes periódicos sobre el apego de los medios a los criterios editoriales del Acuerdo”. Por lo pronto, el primer informe de ese órgano ciudadano debería incluir una evaluación de la conversación entre Denise Maerker y Aguilar Camín sobre la acusación sin fundamentos de “escuadrones de la muerte” en el ejército. Si no lo hace, entonces el Acuerdo habrá fallecido políticamente y podrá ser violado sin problemas.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar