--------

Viernes 29 de Abril de 2011

+ Chiapas: cártel Mendiguchía 2012

+ Alianza con AMLO-PRI-PT-EZLN

 

Con su principal colaborador preso por asociación delictuosa, violación a derechos humanos y peculado, el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía prepara su regreso al poder en Chiapas en el 2012 de la mano de Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Monreal.

El dato más significativo, según revelación del propio Salazar, es el regreso del EZLN del subcomandante Marcos a la política local. Y lo hará con el ex gobernador En el 2000, Marcos y los zapatistas tuvieron un acuerdo secreto con Salazar para permitirle gobernar el estado, aunque el saldo fue de una severa represión a los indígenas.

Once años después, en una reunión que tuvo hace unos días con sus operadores político chiapanecos, Salazar anunció el arreglo de sus diferencias con el EZLN de Marcos y dijo --la versión es de primera mano y sin confirmación zapatista, aunque llegada a los servicios de inteligencia federales-- que le había entregado al EZLN diez millones de pesos como donación y que eras probable que usaran esos recursos para comprar suministros bélicos.

La novedad de esa alianza Salazar Mendiguchía-EZLN es que confirmaría una operación política de alianza del PRD, PT, Convergencia, López Obrador y Monreal para regresar al poder en Chiapas, donde una limpieza política del gobernador Juan Sabines probó las corruptelas e irregularidades de Mariano Herrán Salvatti en el gobierno de Salazar.

La reunión de Salazar con sus operadores políticos ocurrió hace pocos días en el rancho “La Herradura” de seis mil hectáreas propiedad de David Corzo en Arriaga, a siete kilómetros del ejido Lázaro Cárdenas, por cierto un obsequio de Herrán Salvatti. Una de las novedades fue la presencia en esa reunión político-electoral de Fortunato Morales, funcionario de Sagarpa, lo que podría dejar el mensaje de que el gobierno federal panista podría estar metiendo las manos en una alianza lopezobradorista a la que se sumaría el PAN. El dato sería menor si no fuera por la alianza que estableció Sabines desde el inicio de su gobierno con la legalidad del presidente Calderón, a pesar de haber ganado las elecciones de gobernador por la alianza PRD-PT-Convergencia.

En esa reunión secreta, Salazar Mendiguchía repartió fondos --paquetes de 500 mil pesos, según datos de fuentes enteradas-- entre los asistentes con instrucciones de comenzar a mover políticamente el estado con paros carreteros en contra de la Comisión Federal de Electricidad, para tomar la bandera de las tarifas eléctricas. Asimismo, van a comenzar a movilizar a grupos campesinos porque entre los asistentes estaba David Corzo, ex secretario estatal de Pesca, un experto en invasiones de tierras.

Salazar dijo en esa reunión que hay ya cuando menos dos candidatos a gobernador por la alianza lopezobradorista PRD-PT-Convergencia: el senador perredista Rubén Velázquez López, secretario de gobierno en el sexenio de Salazar, y el priísta José Antonio Aguilar Bodegas, candidato del PRI al gobierno estatal en el 2006 y derrotado por Sabines. Hasta donde dejó entrever, Salazar Mendiguchía dijo que le tocará operar el destape del candidato de la triple alianza y que contaba con el apoyo de López Obrador y Ricardo Monreal.

Como para confirmar el operativo político que viene, Salazar estuvo acompañado en su reunión secreta por el dirigente estatal del PT, Neftalí Pérez Flores. El único obstáculo que tiene esa operación política es la presencia en el estado de Pío López Obrador, hermano de Andrés Manuel, quien quiere convertirse en el cacique estatal. Por ello Salazar Mendiguchía anunció la recolección de firmas en el estado para pedir la salida de Pío López Obrador.

Asimismo, el ex gobernador Salazar informó que ya tiene asegurada su candidatura a senador por la alianza PRD-PT-Convergencia, además de que extrañamente dijo tener el apoyo del senador priísta Manlio Fabio Beltrones y de la senadora priísta chiapaneca María Elena Orantes. Asimismo, dijo que ya estaba en camino de obtener “garantías” de la PGR para regresar a la política sin problemas, sobre todo por los hilos de algunas investigaciones sobre Herrán Salvatti que tuvieron que ver con el crimen organizado. Herrán fue subprocurador antinarcóticos y Salazar Mendiguchía dejó entrever que había sido mentor de la actual procuradora Marisela Morales Ibáñez. La estrategia del ex gobernador es sacar de la cárcel a Herrán con el apoyo de la PGR y borrar las pistas de corrupción y vinculaciones con el crimen organizado.

En la reunión exaltó Salazar su pasado priísta, partido del cual se salió en el 2000 porque le negó la candidatura a gobernador y armó una alianza de los ocho partidos opositores al PRI. Por eso es que algunos analistas consideran que en Chiapas pudiera haber una alianza PRD-PRI para ganarle al PAN. En todo caso, la apuesta de Salazar es la de dividir al PRI para que el candidato mejor posicionado sea un perredista, aunque sea sacándolo del tricolor.

En Chiapas ha causado inquietud el posicionamiento local de Salazar Mendiguchía porque su gobierno dejó una estela de represión en el campo y también en la prensa por la persecución policiaca contra periodistas críticos. Entre ellos, por ejemplo, le cerró los espacios al periódico Cuarto Poder porque había publicado las evidencias de que Salazar Mendiguchía no estaba titulado y había violado la ley al firmar como licenciado. En venganza, exilió a su propietario Conrado de la Cruz, encarceló al hijo del director y lo condujo al suicidio. Ahora la prensa crítica ve el regreso de la represión con Salazar Mendiguchía.

El cambio de gobernador en Chiapas ocurrirá el próximo año en el contexto de las elecciones presidenciales y Chiapas es una pieza política importante en el ajedrez presidencial. De ahí la alianza de Salazar Mendiguchía con López Obrador y Ricardo Monreal.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

 

Imprimir


  Regresar