--------

Domingo 30 de enero 2011


 

+ Fisco: debate muy urgente

+ Pero partidos sólo ventajas

 

Si quisiera definirse un problema central de las expectativas económicas del país, la urgencia de la reforma fiscal ocupa el lugar número uno. Y si todos hablan de realizarla o debatirla, también las élites de decisión política y de poder ha subordinan a sus intereses políticos y sociales.

Pero el asunto es serio. El fisco es política de recaudación, pero también es estrategia de desarrollo. Y debiera ser --y no lo es-- decisión de Estado para la redistribución de la riqueza en doble sentido: disminuyendo la riqueza de los ricos y aportándole bienestar vía políticas sociales a los pobres.

Un punto que no se quiere tocar es que la política fiscal tampoco debe ser sólo recaudatoria con las empresas sino disparador de inversiones. El departamento de análisis económico de la consultora Prospecta Consulting realizó un seguimiento del problema del fisco en las empresas, en el contexto del conflicto político subyacente:

 

Empresas hallan dificultad en el sistema fiscal

Si se pudieran listar los países según la facilidad para pagar impuestos, México se ubicaría en el sitio 107.

Si se ordenaran los sistemas tributarios de acuerdo con el tiempo que dedica un causante mayor a cumplir con sus obligaciones, se colocaría en el puesto 15, pues el industrial utiliza en promedio 404 horas al año para pagar sus impuestos.

Y si se organizaran los países en función de la tasa promedio con que se gravan las actividades de las empresas, que en el caso de México está estimada en 50%, ocuparíamos el sitio 138 en una muestra de 183 países, según el estudio Paying Taxes 2011 del Banco Mundial y Pricewaterhouse Coopers.

En el mismo comparativo destaca el régimen mexicano como el séptimo respecto del número de declaraciones que tienen que realizar las empresas.

Al interior del documento se puede ver que una persona moral de República Dominicana, las Bahamas, la asiática Brunei Darussalam y hasta Botswana en África, tienen sistemas tributarios más amigables y fáciles de cumplir que el de México.

De acuerdo con Sergio Santinelli, socio del Colegio de Contadores Públicos de México, estos resultados son un reflejo de la realidad, que muestra lo complicado que es tributar en el país. “Por un lado está la mecánica del cálculo, es decir, la fórmula que debemos aplicar para determinar las cifras, y por el otro está el medio de pago”, refirió.

Experiencia mundial

Según el comparativo de PWC y Banco Mundial, el sistema tributario donde es más fácil pagar impuestos, es el país insular Maldivas.

Ahí, un industrial tiene que efectuar sólo tres pagos al año, la tasa tributaria promedio que tiene que pagar es de 9.3% y le dedica menos de una hora al trámite.

En México, la persona moral tiene que cumplir con seis pagos, lo que ubica al país como el séptimo con menos declaraciones al erario, pero se le tienen que dedicar 404 horas al año al cálculo de las obligaciones tributarias, cuya tasa gravable total es de 50.5 por ciento.

De acuerdo con la experiencia de Santinelli, una de las diferencias estriba en que, en otros países el cumplimiento de las obligaciones es tan sencillo como entrar a la página del banco y hacer el pago.

“Aquí en México, primero tenemos que hacer los cálculos, hay que meterse a la página del banco y efectuar el pago. A pesar de que los fondos son descargados de la cuenta bancaria del contribuyente, aún tenemos que darle un informe especial al gobierno para decirle cómo se determinó la cifra a pagar y hasta que no se entregue el reporte no se considera que ya pagamos. Por supuesto esto complica demasiado las cosas”, lamentó.

El estudio es una aproximación al sentimiento de los industriales del mundo, pues son ellos quienes comentaron sus experiencias en los distintos países. Los resultados pueden utilizarse como una guía para inspirar una reforma tributaria.

 

Recesión impactó recaudación en el 2009: OCDE y PwC

La recesión económica que sufrió México en el 2009 motivó una caída en la recaudación de impuestos equivalente a 3.5% del PIB, según estimaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

De acuerdo con sus estadísticas, todavía en el 2008, la autoridad recaudadora registró un ingreso anual de 21% del PIB, cifra que no pudo sostenerse para el año siguiente al haberse completado una recaudación equivalente a 17.5% del PIB, según estimaciones preliminares de la entidad.

El fenómeno no fue exclusivo de México. Datos de la entidad muestran que entre los países de la OCDE, se registró el ingreso de impuestos más bajo desde principios de la década de los 90.

Según las cifras, hubo una caída generalizada de los ingresos tributarios de 16 de los 34 integrantes de la Organización, siendo las mermas anuales más pronunciadas las registradas por los erarios de Chile (4.3 puntos del PIB); México (3.5% del PIB); Grecia (3.2% del PIB); España (3.3 puntos del PIB) y la República Checa (2.8 puntos).

Las estadísticas de la OCDE precisan que la recaudación de las autoridades de la zona fue equivalente a 35.4% del PIB; en el 2008 bajó a 34.8% y cayó de nuevo en el 2009 a un estimado de 33.7 por ciento.

Tanto la OCDE como Pricewaterhouse Coopers (PwC), refirieron que la merma de la recaudación también fue resultado de la aplicación de los estímulos fiscales vía reducción o condonación temporal de impuestos corporativos.

Este solo hecho significó una baja temporal en la tributación equivalente al 1.6 % anual, según sus estimaciones.

 

Fiscalidad para crecer: OCDE

México tendría que gravar más el consumo, el agua o la tierra, reducir el costo de la formalidad laboral, así como revisar la eficiencia del gasto y eliminar los subsidios a la energía para estimular al crecimiento, sugirió Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

“En esta época poscrisis tendrían que alinearse los esfuerzos para favorecer el crecimiento.

“La recuperación económica está siendo a cuchillada limpia. Mientras el mundo se está dirigiendo a gravar menos a la investigación y al ISR, porque quieren que se genere empleo; en México se está viviendo otra realidad que no ayuda ni un ápice a la redistribución del ingreso ni al crecimiento”, lamentó.

Al clausurar el “Seminario de Perspectivas Económicas 2011 El reto del crecimiento económico”, organizado por el ITAM, el funcionario afirmó que en el país la tributación gira efectivamente en torno de dos gravámenes: el ISR y el IETU.

“Efectivamente tenemos dos impuestos: el ISR y el IETU, y no más no avanzamos. Hay que bajar el costo impositivo de la creación de empleos, gravar al consumo y eficientar el gasto”, sugirió.

Pues la baja tributación mexicana inhibe la capacidad de crecer del país y ha contribuido a debilitar también al mercado interno, evidenció.

 

Progreso en zozobra

Gurría destacó que sí ha habido intentos por realizar reformas clave para impulsar un mayor crecimiento distributivo del ingreso, pero han sido atajadas por intereses políticos de corto plazo, indicó.

Citó el caso de la iniciativa de ley de competencia aprobada por la Cámara Baja, que dijo “es perfectible, pero se aproxima mucho a los estándares de las economías industrializadas de la OCDE”.

Sin embargo, advirtió que los cambios que está proponiendo el Senado para aprobarla podrían echar para atrás su calidad.

Dijo que la propuesta de reforma laboral que ya está en el Congreso es un intento por renovar una ley que tiene más de 30 años sin actualizarse.

Y cuestionó al auditorio de exalumnos del ITAM y funcionarios públicos: “¿Estaremos condenados a ver nuestras mejores propuestas caer ante el efecto paralizador de la fragmentación del voto o de los intereses partidistas?. La respuesta tiene que ser un rotundo no”, alegó.

Otras fragilidades

Al margen de enumerar los rezagos de la economía mexicana, refirió una serie de recomendaciones que incluso entregó por escrito a cada asistente, en un manual de 39 páginas, titulado “Perspectivas OCDE: México, políticas clave para un desarrollo sostenible”.

“México se está quedando rezagado en competitividad, productividad, laboral, distribución del ingreso, esostenibilidad fiscal, innovación y en educación”, destacó, tras advertir que el mismo diagnóstico lo ha realizado unas tres veces en menos de un año.

Estos rezagos resultan de la posposición de reformas de fondo cruciales en sectores clave, manifestó.

“Reformas que son indispensables para poder generar un crecimiento endógeno sostenible”, argumentó.

“No debemos tolerar que las decisiones de progreso zozobren una y otra vez ante la supremacía de los poderes fácticos”, expuso el también exsecretario de Hacienda de México.

 

www.grupotransición.com

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar