--------

Viernes 4 de Febrero 2011


 

+ J.J-Televisa-Cabañas: dudas

+ PJGDF “ayudó” a Azcárraga

 

La captura del J.J. Balderas Garza y su entrevista con Televisa reabrió el expediente de dudas en la investigación del pleito en el Bar-Bar. La decisión de poner al delincuente a disposición de la televisora de Emilio Azcárraga Jean formó parte de las maniobras de manipulación de la investigación para beneficiar negocios del consorcio televisivo.

A un año de distancia del incidente, la investigación judicial se orientó a favor de los intereses de Televisa. El fondo del asunto se localiza en el hecho de que Azcárraga estaba rompiendo unilateral y ventajosamente una sociedad con Simón Charaf, dueño del Bar-Bar, y el incidente en el Bar-Bar fue magnificado y enfocado a una responsabilidad del bar para ayudar a Azcárraga.

Por ello, Azcárraga fue ayudado por la Procuraduría General de Justicia del DF --en base a la amistad 2012 de Marcelo Ebrard con el poder político de Televisa-- al desviar el incidente entre borrachos en una presunta y no probada complicidad del Bar-Bar con el J.J. y El Contador.

Por tanto, la captura del J.J. podría aclarar los puntos manipulados de la investigación judicial:

1.- Salvador Cabañas, su esposa y su cuñada estuvieron horas en el bar y consumieron dos botellas de whisky. Sin embargo, el reporte del médico que examinó en primera instancia al futbolista declaró que no tenía rastros de alcohol en la sangre. Hay testigos que señalaron que Cabañas estaba borracho en el Bar-Bar.

2.- Luego de su hospitalización, Cabañas fue autorizado a salir del país. Inclusive, la autoridad judicial tuvo que viajar a Paraguay para recoger su declaración ministerial. Sólo que por maniobras judiciales los abogados del Bar-Bar no estuvieron presentes. En Paraguay se comenta que Cabañas negoció su declaración ministerial a cambio de un acuerdo de los adeudos que del club América, propiedad de Televisa.

3.- A través de la intervención de Televisa ante la PGJDF pudo Cabañas evitar problemas legales y judiciales. Esa influencia logró que Cabañas eludiera problemas policiacos.

4.- Antes del incidente en el Bar-Bar, Cabañas tenía irregularidades con el fisco mexicano y el Club América y Televisa le contrataron un abogado para resolverlas.

5.- La procuraduría capitalina se quedó con la totalidad de los videos de seguridad del Bar-Bar y sólo difundió aquéllos que dejaban la duda sobre la responsabilidad de la empresa en la introducción de un arma.

6.- Sin embargo, en los videos ocultados se observa que el personal de seguridad del Bar-Bar cacheó al J.J. y a El Contador al entrar y se aseguró que no portaran armas. Sin embargo, hay otra parte del video de seguridad en el que El Contador, sin salirse del lugar, abrazó efusivamente a un amigo en la puerta del lugar y en el video se ve que el amigo le coloca algo en la cintura. Es la pistola. Como El Contador no salió del lugar sino que el abrazo fue en la orilla, no lo volvieron a cachear. Lo que se ignora es si el arma fue introducida después de las primeras rencillas de Cabañas con el J.J. y por tanto el hecho habría sido un crimen planeado. Varios videos están en www.laverdadsobreelbarbar.com.

7.- La campaña de Televisa y la Procuraduría contra el Bar-Bar tuvo también la intención de desviar la atención de, entre muchos otros, dos hechos: futbolistas de Televisa acudían con frecuencia al Bar-Bar y algunos tuvieron roces violentos en ocasiones anteriores y la credibilidad del Bar-Bar estaba probada con fotografías del propio Emilio Azcárraga Jean dentro del lugar. Además, el Bar-Bar era frecuentado por estrellas de Televisa.

8.- A pesar de que el Bar-Bar fue una escena de crimen, las autoridades judiciales que llegaron al lugar no aislaron el baño. Por eso fue que el personal de limpieza de la empresa lavó los pisos y borró evidencias. Pero la responsabilidad directa fue de la policía por no haber asegurado el lugar. En lugar de fincarles responsabilidades a los investigadores judiciales, la procuraduría del DF acusó a la empresa de complicidad. El gerente del Bar-Bar, Carlos Cázares, permanece encarcelado con esos cargos.

9.- Cuando ocurrieron los incidentes, Televisa desplegó sus redes de poder para colocarse bajo un manto de protección institucional. En una entrevista en el noticiero nocturno el día del conflicto, el conductor Joaquín López Dóriga preguntó al procurador Miguel Angel Mancera si ya le había informado al presidente de la república del hecho. Más que una preocupación por las políticas de seguridad, la intención de Televisa fue involucrar al presidente de la república en un problema violento de borrachos. Mancera, obviamente, dijo que el presidente ya había sido informado. Así, Televisa le dio nivel presidencial al asunto de Cabañas. El Bar-Bar sigue asegurado por la PGJDF, cuando en otros incidentes en lugares similares el aseguramiento dura poco tiempo y luego siguen funcionado. El GDF ayuda a Azcárraga a doblar a Simón Charaf y por ello el Bar-Bar sigue asegurado.

10.- Simón Charaf y Azcárraga crearon una empresa promotora de artistas. Pero como siempre, Azcárraga comenzó a operar por su cuenta y decidió romper con su socio. Pero lo hizo al viejo estilo mafioso: amenazas, como las realizadas por Alejandro Benítez, enlace de Televisa con Charaf. El incidente entre dos borrachos en el Bar-Bar fue aprovechado por Azcárraga para acosar a su ex socio.

En este contexto, la entrevista de Carlos Loret de Mola al J.J. formó parte de la estrategia de Azcárraga en contra de Charaf y no un hecho periodístico. Eso sí, revivió dudas de la investigación de la procuraduría del DF por la amistad 2012 entre Ebrard y Azcárraga.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar