--------

Jueves 09 de junio de 2011

+ Mendiguchía: una larga cola

+ Represión, corrupción, terror

 

Aliado al Partido del Trabajo y a López Obrador para una senaduría en el 2012 que le diera fuero constitucional, el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía fue detenido, fichado y encarcelado en Tuxtla Gutiérrez. Acusado de peculado, el hoy indiciado tiene un voluminoso expediente de abuso de poder, de relaciones peligrosas con el EZLN y de represión a la prensa.

Con su fiscal Mariano Herrán Salvatti también preso por acusaciones de corrupción, Salazar estaría pagando una pequeña parte de los pasivos que dejó en Chiapas. Aunque la acusación contra Salazar es por peculado, ejercicio indebido del servicio público, abuso de funciones públicas, abuso de autoridad y asociación delictuosa, dejó su sexenio con una estela de represión a ciudadanos, campesinos e indígenas y sobre todo periodistas, tema este último que han ignorado medios radiofónicos en el DF que se han dedicado a defender al ex gobernador Salazar, como el espacio de Carmen Aristegui.

Salazar aprobó el 17 de febrero de 2004, con la complicidad de la mayoría priísta en el congreso local, la que de denominada “ley mordaza” para reprimir a los medios críticos, penalizando el ejercicio de la libertad de expresión. Y no deja de ser paradójico que Salazar haya sido arrestado el 7 de junio que se celebra la libertad de prensa.

A partir de esa ley, Salazar emprendió una persecución implacable contra los periódicos Cuarto Poder de Tuxtla Gutiérrez,  El Orbe de Tapachula y muchos otros. A Cuarto Poder no le perdonó haber publicado pruebas documentales de que Salazar no estaba titulado de abogado y había firmado documentos oficiales como tal. Pero se desquitó acosando al dueño del periódico, Conrado de la Cruz, y lo obligó al exilio, encarceló a su hijo y lo sometió a vejaciones que lo llevaron a la muerte.

La persecución contra El Orbe la narra su dueño y director, Enrique Zamora Cruz, en el libro Canalla con el tiempo, quien fue encarcelado por el gobernador Salazar por exigir información sobre los fondos para damnificados por el huracán Stan. Zamora publicó una plana en su periódico exigiéndole información al gobernador para que aclarara el destino del dinero donado por el actor Mel Gibson a los damnificados. En lugar de respuestas informativas, el gobernador Salazar respondió con la cárcel. En ese momento el gobernador Salazar violó todas las garantías del presunto acusado, las mismas que hoy claman violadas los abogados del indiciado Salazar. Zamora salió libre pero siguió acosado violentamente por el aparato de poder de Salazar.

El gran debate en Chiapas es la responsabilidad de Salazar en el uso de los recursos para los damnificados que dejó el huracán Stan en octubre de 2005. Inclusive, a punto de ser arrestado, Salazar buscó salpicar a otros y politizó su acusación penal involucrando a la diputada panista Josefina Vázquez Mota, secretaria de Desarrollo Social en ese año, pero obtuvo una respuesta contundente: los recursos los operó Salazar, no la Sedeso.

La larga cola de corrupciones de Salazar Mendiguchía ha sido procesada por el periódico Cuarto Poder en un suplemento de ocho páginas que se puede consultar en: http://cuartopoder.mx/_blogs/pablo_salazar/20110608/suplemento/pablocapturado.html. Entre muchos, el punto central radica en el desvío de cuando menos mil millones de pesos para la reconstrucción de los daños del huracán Stan. Hasta la fecha más de 150 funcionarios públicos del gobierno de Salazar han sido demandados por el desvío de recursos, además de 21 presidentes municipales, más de 300 empresas y más de 15 supervisores de obras. Al día de hoy se encuentra encarcelada la ex directora del Instituto de la Vivienda, Carmen Domínguez Aguilar y su entonces poderoso fiscal Herrán Salvatti.

La lista de corrupciones de Salazar es bastante larga, además de la represión a la prensa, el fraude con los recursos del Stan y el desvío de 104 millones para un auto bono sexenal por sus sacrificios en el ejercicio del poder: más de 107 muertos y desaparecidos por represión, desaforó y mandó golpear al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Pedro Raúl López, allanó el poder judicial con la policía para destituir a su presidente, impuso la ley mordaza, reprimió a campesinos y migrantes, por errores de su política de salud murieron en un hospital de Comitán 32 niños contaminados con virus en una tragedia similar a la de ABC, reprimió a toletazos a maestros y encarceló a líderes, encarceló arbitrariamente a cinco secretarios del gabinete de su antecesor Roberto Albores y tuvo relaciones con el pederasta Kamel Nacif. El expediente completo de Salazar puede ser consultado en www.grupotransicion.com.mx.

La demanda de juicio en contra de Salazar ha crecido en los últimos años. Los datos precisos del fraude a la sociedad en la reconstrucción de la zona devastada por el huracán aparecen en el libro Stan. La tragedia pluvial en Chiapas. El desastre político, escritor por Carlos Enrique Tapia Ramírez, representante del consejo de damnificados.

Mientras la indignación crecía por el fraude con los recursos del huracán Stan, Salazar preparaba su regreso a la política de la mano del PT, López Obrador, Ricardo Monreal y el EZLN. Fue arrestado en Cancún cuando supervisaba varias de sus muchas propiedades que ha adquirido a lo largo de los años en esa plaza y en otras partes del país.

En Indicador Político se reveló el pasado 29 de abril una reunión de Salazar con seguidores para iniciar una campaña de reinserción en la vida política, con miras a la candidatura a senador por el PT. Lo significativo de la reunión fue la información proporcionada por el propio Salazar de un acuerdo secreto con el EZLN de apoyo a cambio de una entrega de diez millones de pesos como donación a través de CIDECI (Centro Indígena de Capacitación Integral) de Raymundo Sánchez Barraza.

Ahora Salazar se presenta como una víctima.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

 

Imprimir


  Regresar