--------

Domingo 20 de marzo 2011


 

+ Agenda setting: posiciones

 

Los temas mediáticos de la semana que fijarán los puntos de actividad política:

1.- Embajador Carlos Pascual.- En cámara lenta, la crisis en la diplomacia estadunidense por las revelaciones de los cables diplomáticos --operación dirigida por Wikileaks-- está causando estragos en la política exterior del presidente Barack Obama. El fin de semana pasado renunció el vocero del Departamento de Estado porque calificó de “estupidez” el trato al militar de bajo rango se robó cientos de miles de cables. Pero de todos los países involucrados, el que ha tenido mayor repercusión en Washington ha sido México, al grado de que el presidente Felipe Calderón incluyó el tema en su agenda del encuentro personal con el presidente de los EU.

Los cables revelan el bajo grado de profesionalismo informativo de las embajadas. Se trata de comentarios recogidos en pláticas informales de los embajadores o personal diplomático de alto rango con funcionarios, políticos y personalidades de los países anfitriones. No se trata de un análisis racional, científico; son, de hecho, comentarios recogidos pero procesados en función del punto de vista del embajador. So0n cables basados en el “me dijeron” o “me pude percatar”, sin procesamiento de la información. Asimismo, tienen el matiz del embajador en turno.

De todos los presidentes de las naciones afectadas, sólo el de México reaccionó severamente. El presidente Calderón prácticamente le quitó el beneplácito diplomático al embajador Carlos Pascual y dejó entrever de que ya no era confiable para México. Ahí se dio un escenario de estrategias: Calderón pareció saber que Obama no reemplazaría al diplomático, pero al dejarlo tendría que crear espacios de equilibrio informativo. Pascual quedó como un lame duck o pato cojo con el cual se caracteriza a los políticos sin viabilidad ni margen de maniobra.

 

2.- PRI. Algunos indicios de preocupación se perciben en sectores priístas con capacidad de opinión por el funcionamiento de Humberto Moreira como presidente nacional. Los datos confidenciales hablaban de que quien se perfilaba para esa posición era el entonces gobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz, pero la derrota en las elecciones de julio pasado terminó con esa posibilidad; pero fue Ruiz el primero que señaló a Moreira. La decisión final la tuvo el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto en su condición de precandidato presidencial mejor posicionado.

Sólo que ahora comienzan a ver un juego político de mayores referencias. Cuando menos existen dos datos que han comenzado a preocupar a los priístas porque indicarían la posibilidad de que Moreira se vaya a distraer de sus tareas priístas: la alianza PAN-PRD para competir por el gobierno de Coahuila y la nominación casi segura del PRI de Rubén Moreira como candidato tricolor y el ascenso en la violencia criminal que ya llevó al secretario de Gobernación, Francisco Blake, a apersonarse en Saltillo para revisar el problema. Hay algunos indicios de que el PAN va a calentar la elección de gobernador de Coahuila antes de tiempo para que se cruce con la elección en el Estado de México. Y con ello, colocar a Humberto Moreira en el centro coahuilense.

Y si a ello se agregan los indicios que señalan la reaparición de figuras polémicas en el comité ejecutivo nacional de Moreira, entonces el PRI estaría enviando mensajes con lecturas perversas en un sistema político sobrecalentado por la guerra sucia: la inserción en el CEN de ex gobernadores que perdieron sus sucesiones y varios de ellos en debates jurídicos sobre la revisión de sus cuentas estatales. Algunos priístas señalan que el PRI siempre enviaba señales fuertes con el comité de dirección y hoy podría estar revelando más bien protección política.

 

3.- Manlio. El senador priísta Manlio Fabio Beltrones es un hombre de una astucia política reconocida. Su iniciativa de reforma fiscal, con todo y un ambiente priísta adverso, logró meterse en el centro del debate y logró que su promotor comenzara a escalar posiciones en las preferencias electorales. Expertos en señales políticas dicen que en el palacio de gobierno de Toluca no existe aún preocupación por Beltrones, pero no dejar de registrar el hecho. Beltrones ha comenzado una movilidad política para ubicarse en el espacio de los precandidatos presidenciales priístas, en el entendido de que Peña Nieto es el que sigue a la cabeza de las encuestas pero con la experiencia priísta de que no puede haber sólo un precandidato.

Beltrones es un político sagaz, con experiencia en el sistema y con un manejo inteligente de los calendarios políticos. Le dejó a Peña Nieto el escenario de meses pasados y el gobernador mexiquense ha comenzado a mostrar indicios de fatiga de una decisión bastante adelantada. La ofensiva del PRD y del PAN en la próxima elección de gobernador mexiquense ha comenzado a afectar la solidez de la precandidatura de Peña Nieto. Más que el problema de la alianza PAN-PRD, ahora mismo Peña Nieto enfrenta el difícil manejo de tres precandidaturas fuertes para el gobierno estatal y dos débiles pero incómodas.

En este contexto, Beltrones salta a la atención política con un tema sensible: el alza en los impuestos que ha dañado electoralmente al PAN y al PRI en el pasado. La iniciativa del senador Beltrones parece que no es la más completa pero sí la más audaz. Y su propósito le dio ventajas positivas: quitarle el agobio fiscal al ciudadano. Ahí fue donde el priísmo peñista frunció el ceño porque el gobernador Peña Nieto no puede abordar el tema por su condición de mandatario en funciones y por tanto dependiente de los manejos de Hacienda.

De hecho, la iniciativa de reforma fiscal de Beltrones hizo pasar la disputa por la candidatura presidencial del PRI a la siguiente fase.

 

4.- Ebrard. El jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, anda arrastrando una preocupación que le quita el sueño: más que la candidatura presidencial de López Obrador y que la elección en el Estado de México, su principal inquietud se localiza en el Distrito Federal. La decisión de Ebrard de imponer por la vía del dedazo al candidato del PRD a la jefatura de gobierno en el 2012 también se adelantó. La gran disputa en el GDF está en el hecho de que Ebrard quiere decidir en función de sus intereses, pero se ha dado cuenta de que López Obrador lo hizo candidato hace seis años para funcionar como un intendente lopezobradorista y no como un nuevo caudillo. El actual jefe de gobierno se ha dado cuenta de que tendrá que luchar contra López Obrador en tres pistas: el control del PRD capitalino, el control sobre los grupos organizados y la continuidad sobre el control de los recursos públicos del GDF.

Al viejo estilo priísta, Ebrard ya tiene su lista de precandidatos. Pero ocurre que López Obrador tiene la suya. Por lo pronto, ya hay datos de que la alianza PRD-PT-Convergencia, antes en el Frente Amplio y hoy en el Diálogo Nacional, no va a ir unida. Ebrard quiere a Mario Delgado, secretario de Educación, o al procurador Miguel Angel Mancera; López Obrador va por algún operador de la línea dura; y el PRD de Jesús Ortega también quiere su parte en la fiesta de los recursos. La lucha no será fácil. Los lopezobradoristas Gerardo Fernández Noroña y Ricardo Monreal van a querer el registro del PT, Ebrard no va a soltar al PRD. Por tanto, el primer dato de la elección del próximo jefe de gobierno es la división en la coalición perredista.

Y no será mucha especulación percibir que el saldo en la candidatura del Estado de México podría señalar el destino del GDF en el 2012: Ebrard podría ser obligado a decidir si quiere el gobierno mexiquense o el gobierno capitalino; y la audacia de López Obrador podría dejarlo como el perro de las dos tortas.

 

5.- PAN 2012. Uno de los problemas históricos del PRI fue el proceso de designación del candidato presidencial. En el lenguaje priísta se habló como del proceso de sucesión presidencial; es decir, un mecanismo de herencia. El viejo PRI encontró la posibilidad de evitar las fracturas internas con el juego del tapado; el candidato quedaba oculto en el gabinete hasta que el presidente en turno decidía el nombre. En ese momento emergía un desconocido; pero la campaña se encargaba de hacerlo en mexicano más conocido.

Este mecanismo terminó en 1975 cuando el presidente Echeverría decidió abrir bajo control el proceso: una lista oficializada y pública de seis nombres inició una lucha interna por la candidatura, con el presidente de la república como mediador, réferi y cauterizador de heridas. A pesar de que presidentes fuertes nunca perdieron el control del proceso, de todos modos hubo desencantos en la militancia: Echeverría impuso a López Portillo por encima de Mario Mora Palencia; López Portillo impuso a De la Madrid sobre García Paniagua; De la Madrid colocó a Salinas de Gortari dejando a otros en el camino; Salinas no pudo completar su decisión por Colosio aunque sí por Zedillo, pero con el enojo y la fractura de Manuel Camacho.

El PAN parecía venir con otras reglas. Fox decidió por Santiago Creel pero se le apareció Felipe Calderón y le ganó la candidatura en una elección interna. Hoy Calderón abre el juego con diez precandidatos pero en un PAN sin experiencia en juego democrático por el poder y con una oposición priísta bastante fortalecida y perredista ya dividida. Los primeros datos indican que el presidente Calderón estaría decidido a operar la selección del candidato panista a la presidencia con los estilos priístas, a pesar de que experimentados políticos priístas en su momento dividieron a su partido por jugar a una democracia partidista imposible.

 

6.- Temas para atención política:

--Como figura acomodaticia en cualquier partido volvió a aparecer el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente. Pero se trata sólo de un comodín de desgaste porque nadie confía en sus estilos políticos y ningún partido satisfaría sus exigencias.

--Dos grupos radicales de movilizaciones callejeras ya se apuntaron para la inestabilidad del 2012: el Sindicato Mexicano de Electricistas y Antorcha campesina, el primero bajo control del PRI y el segundo de filiación priísta.

--Las encuestas señalan el no a la alianza en el Estado de México.

 

www.grupotransición.com

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar