--------

Domingo 20 de mayo de 2012

+ Diario político (5), tensiones

+ Los universitarios despiertan

 

ADIOS, ELBA.- El ambiente político ha comenzado a subir temperatura en cuanto tensiones políticas. En la semana la figura de Elba Esther Gordillo volvió a la atención y se colocó como punto de fricción que estaría afectando al PRI y a Peña Nieto porque Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador la metieron a la campaña con compromisos de terminar con su imperio. La líder del SNTE resintió los golpes y comenzó a mover sus piezas, pero algunos indicios señalan que la visibilidad política de Gordillo impactaría negativamente en la campaña de Gabriel Quadri y le provocaría un bajón en las encuestas.

Los últimos cuarenta días de campaña se perfilan con intensidad y golpes.

ESTUDIANTES. Donde menos se esperaba saltó la liebre: las universidades privadas. El incidente de Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana y la intolerante respuesta del PRI abrieron espacios públicos para estudiantes de universidades privadas que tradicionalmente han estado ajenos a las movilizaciones políticas. El viernes hubo dos marchas de solidaridad con la Ibero de parte estudiantes del ITAM, el Tec y la Anáhuac en instalaciones de Televisa en San Angel y Santa Fe que prendieron los focos de alarma y preocupación en el PRI.

En este escenario, el PRI dejó claro que carece de una política de acercamiento con estudiantes de universidades privadas y, peor aún, optó por la confrontación. Tradicionalmente los estudiantes en universidades de paga eluden militancias por el costo de la educación; de ahí el mensaje político que están dejando las marchas de protesta contra el PRI. Hay un dato revelador que ha dejado ver el PRI: el presidente nacional del partido Pedro Joaquín Coldwell y el operador peñista en los candidatos al Senado Emilio Gamboa Patrón son egresados de la Ibero, lo cual habla de una falta de sensibilidad. Peor aún, Joaquín ofendió a los estudiantes que protestaron contra Peña y con ello motivó la participación contra el candidato priísta.

MILITARES. De manera sorpresiva, jueves y viernes hubo sacudimiento político por la citación a la SIEDO de tres generales y un teniente coronel por expedientes en la PGR vinculados a relaciones de esos mandos con bandas del crimen organizado. Los análisis de estos sucesos fueron amarrados a la designación del próximo secretario de la Defensa Nacional y del secretario de Seguridad Pública Federal; los indicios revelaron la posibilidad de que el titular de la SSP del próximo sexenio sea militar.

Sin embargo, también hubo indicios de que la disputa se estaría dando en tres espacios: el gobierno federal saliente, el grupo político de Peña Nieto y algunos niveles de la propia Sedena. Por lo pronto, la Sedena dejó muy en claro que el asunto no es de los militares sino de la PGR y hacia esta institución voltearon los analistas preguntando si las pesquisas estaban ya terminadas o si las órdenes de presentación se liberaron sin tener completas las averiguaciones. Pero mientras son peras o son manzanas, los incidentes pusieron al ejército en una situación incómoda.

 PREOCUPACION. A pesar de que las encuestas parecen estar registrando inmovilidad en la ubicación de Peña Nieto en las encuestas, de todos modos en el PRI hay inquietud porque consideran que la ofensiva contra el candidato priístas apenas comienza y que vienen cuando menos unas tres semanas de presión contra el tricolor. La semana que comienza estará marcada por manifestaciones estudiantiles, partidistas y de usuarios de redes sociales contra Peña podrían, ahora sí, tener impactos en las encuestas.

El PRI ve venir tres semanas de presiones contra su candidato, ahora sí con efectos en las encuestas. Serán tres semanas decisivas porque son las previas al segundo debate. Por lo pronto, los analistas han comenzado a incluir en sus escenarios una eventual alianza de López Obrador con el PAN para bajarle puntos a Peña y distribuir esos puntos en el PAN y el PRD. En el PRI esperan que Josefina y López Obrador lleguen al segundo debate del 10 de junio con presiones callejeras contra el PRI.

HALCONAZO. Si la muerte de Carlos Fuentes revivió el tema de la represión del 10 de junio de 1971 contra estudiantes, el segundo debate presidencial entre candidatos ocurrirá cuarenta y un años después del halconazo. De ahí que los priístas sientan que aprobaron los debates sin asumir el calendario político de las represiones: en el segundo debate podría saltar alguna referencia al Jueves de Corpus.

Aunque Fuentes recibió un funeral de grandes muestras populares, dejó sin cerrar el tema de su apoyo de Luis Echeverría, a pesar de la represión oficial en el 68 y el 71, cuando fue secretario de Gobernación en la primera fecha y presidente de la república en la segunda. Los priístas temen que Josefina o López Obrador arrinconen a Peña Nieto con el tema de la represión política que sigue como herida abierta.

BANQUEROS. La Convención Bancaria tuvo en esta ocasión el escenario de los candidatos presidenciales, quienes se presentaron el viernes para una especie de examen a manos de los poderosos barones del dinero. Los primeros datos revelaron que los candidatos desaprovecharon la oportunidad y se repitieron a sí mismos con compromisos de salida de la crisis aunque sin especificar cómo, por dónde, con qué y cuándo. De todos modos, la pasarela del poder sirvió para pulsar los estados de ánimo de los banqueros, conocer sus demandas y reconocer que carecen de enfoque social y sólo piensan en cómo seguir ganando dinero a costa de la especulación de recursos.

LO QUE VIENE: marchas estudiantiles fin de semana y primera mitad de la semana, nuevas encuestas, centro de atención en el avance de López Obrador y algunos guiños del presidente de la república, dicen, sobre un posible acuerdo político en el PRD para evitar la llegada de Peña Nieto a Los Pinos.

 

www.grupotransición.com

carlosramirezh@hotmail.com

 

- - 0 - -

 

Imprimir


  Regresar