--------

Lunes 28 de mayo de 2012

+ UIA-132, Teleguía, no política

+ Criticar realidad, no el noticiero

 

1.- Lo paradójico: el movimiento de estudiantes de universidades privadas se ha enfocado contra la televisión, pero su sustento es mediático porque depende de la cobertura de la televisión.

2.- El Movimiento Ibero 132 parece más una crítica de la vieja revista Teleguía contra un noticiero de televisión, que una postura de cuestionamiento de la estructura del modelo de televisión como aparato de control ideológico y cultural.

3.- Los estudiantes de la Ibero llegaron cuarenta años tarde: en 1972 el presidente Echeverría criticó a la televisión porque decía que su programación destruía en las noches lo que la educación construía por las mañanas. Ello llevó a que el Estado censurara la televisión en su afán por controlarla.

4.- Existen dos aparatos de control ideológico y cultural de masas: la televisión y la educación. Por eso extraña que los estudiantes de las universidades privadas se movilicen en las calles con expresiones radicales contra la televisión y guarden sospechoso silencio respecto a los programas de estudios que los están preparando para servir, irónicamente, al sistema social que también ayuda a apuntalar la televisión.

5.- Lo que los estudiantes de universidades privadas no han reflexionado es, por tanto, la simetría entre la educación privada y su conjunto de valores para la acumulación privada de la riqueza social y la televisión sirviendo a los mismos propósitos. En este contexto, los valores ideológicos y culturales de la educación privada se convierten en --diría Paul Nizan, compañero de batallas de Jean Paul Sartre-- los perros guardianes del stablishment.

6.- De ahí que la distancia ideológica del movimiento Ibero 132 se centre en la personalidad de Enrique Peña Nieto y en la versión de su alianza con Televisa que el analista Jenaro Villamil denunció desde 2005, y no le entre al tema de fondo: el sistema político, social, cultural, ideológico y corporativo del PRI y sus aliados en el sistema de partidos --incluido el PRD como partido neopopulista y no de izquierda--, incluyendo al aparato educativo de nivel superior que diseña y prepara recursos humanos para la consolidación de la dominación de un sistema productivo privado.

7.- Si los estudiantes de las universidades privadas quisieran hacer una verdadera revolución de primavera, deberían comenzar por criticar el programa de estudios de sus instituciones, la privatización de la educación que debiera ser un bien social y exigir una universidad crítica hacia la realidad que comienza hacia dentro de los límites de sus centros de estudios.

8.- ¿Se atreverán los de la Ibero a criticar las posturas conservadoras de los sacerdotes jesuitas que se han alejado de la realidad social, en tanto que los dominicos son los que construyen comunidades sociales de base y denunciar al salinismo que sigue dominando la ideología educativa de la universidad? ¿Tardarán mucho los estudiantes de la Anáhuac en arremeter contra los Legionarios de Cristo --dueños de esa universidad-- por las trapacerías de abuso sexual del Padre Maciel? ¿Cuándo los estudiantes del Tec de Monterrey se van a rebelar contra el formato educativo de esa institución que busca formar empresarios para el sistema de distribución inequitativa de la riqueza? ¿Y exigirán los estudiantes de economía del ITAM cambiar la doctrina neoliberal que les enseñan como reproducción de la Universidad de Chicago de Milton Friedman y que los convierten en Chicago boys mexicanos por una economía social?

9.- Al final de cuentas, el sistema educativo privado y el sistema educativo del Estado priísta --correspondientes entre sí-- administran un modelo de educación que sólo perpetúa la estructura de desigualdades. Por eso José Revueltas, el escritor comunista que le dio contenido ideológico al movimiento estudiantil del 68, consideraba a la educación como un “instrumento de opresión” del sistema de dominación del Estado priísta. Y de ahí su insistencia en las dos metas de todo movimiento estudiantil: la autogestión educativa y la universidad crítica: quitarle la educación a la clase dominante privada y pública. Existe una continuidad entre la educación privada y el modelo económico neoliberal.

10.- En 1972, el presidente socialista Salvador Allende dijo a los estudiantes de la Universidad de Guadalajara que “ser joven y no ser revolucionario es hasta una contradicción biológica”, que la revolución la hacen los trabajadores y que los estudiantes tienen que prepararse para cambiar la realidad antisocial.

11.- La educación, y no la televisión, debe ser la prioridad de un gran cambio social. Y ahí la responsabilidad es de los estudiantes hacia mismos y hacia sus instituciones, donde sorprendentemente ellos pagan para que los eduquen y encima les imponen programas educativos que reproducen la ideología de la desigualdad social. La educación forma parte, diría Gramsci, un autor que en las universidades privadas ni siquiera saben que existe, forma parte del sistema hegemónico de dominación: dirección política, moral e ideológica.

12.- El Movimiento 132 se reduce a exigir --con entusiasmo, gritos, movilizaciones, dedicación y alegría juvenil-- un espacio en el noticiero de Televisa; nada más. Lo grave es que causan más daño las telenovelas, los programas cómicos de degradación social y moral y la programación en general. Y los estudiantes deberían comenzar por encontrar la interrelación entre el modelo de contenido de la televisión privada y el modelo educativo de nivel superior.

Si al Movimiento 132 le molestan los noticieros de Televisa, hay opciones que no existían en el 68: Ciro Gómez Leyva en Milenio TV, Hannia Novell en el 40, Adriana Pérez Cañedo en Canal 11. En realidad, lo que molesta a los estudiantes es la relación Televisa-Estado priísta pero no se atreven a decirlo o a lo mejor la educación en las universidades privadas les impide razonar con pensamiento crítico y desenajenado porque forma parte de la misma dominación.

 (Hoy lunes, a las 10 de la noche, en Canal 40, el programa “Política Incómoda”, conducido por Carlos Ramírez, con el tema: “Movimiento 132: ¿indignados o berrinchudos”.)

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar