--------

Martes 3 de julio de 2012

+ 2012: las lecciones políticas

+ Errores estratégicos del PAN

 

1.- El PAN se auto derrotó: no fue sólo el hecho de que el Vicente Fox que sacó a patadas al PRI de Los Pinos el domingo se encargó de sacar a patadas al PAN de Los Pinos. Mientras que el 83% de los que en el 2006 votaron por el PRI y el PRD repitieron en el 2012 su voto por los candidatos de su partido, sólo en 49% de panistas que votaron por Calderón lo hicieron por Josefina Vázquez Mota.

2- El PAN no supo ser partido político. En estos doce años en la presidencia funcionó como partido de oposición moral o como una agencia de colocaciones, pero no como un partido que buscara mantenerse en el poder o como partido de movilización de masas como el PRI. El PAN como partido cometió, entre muchos otros, tres errores estratégicos:

--La disociación del partido con el gobierno. La primera llamada de atención fue en el 2006 cuando Fox se enojó porque su candidato Creel había perdida la candidatura y abandonó a Calderón; la segunda ocurrió en el 2009 cuando el PAN se desmoronó en las legislativas. Y la tercera acaba de ocurrir: el PAN como partido careció de una sinergia con el gobierno para capitalizar algunos avances.

--Enrique Peña Nieto, como Fox en 1997, arrancó su carrera por la presidencia el día en que tomó posesión como gobernador del Estado de México en el 2005 y supo explotar su perfil mediático; Andrés Manuel López Obrador inició su carrera por la presidencia el día en que tomó posesión de la jefatura de gobierno del DF en el 2000 y renovó sus votos cuando Calderón tomó posesión de la presidencia en el 2006. Josefina tuvo que lidiar con los panistas para ganar la candidatura, fue candidata en febrero del 2012 y su principal problema fue la fractura en el PAN.

--El gobierno del presidente Calderón nunca interrelacionó al partido con su gobierno; cuando las encuestas el año pasado advertían el posicionamiento de Peña Nieto, nada hizo para mover al PAN; y cuando a finales del año pasado y el primer cuatrimestre del 2012 recibió encuestas señalando los dos principales problemas electorales --la seguridad y el empleo--, el gobierno siguió marchando por su lado sin articularse con el PAN.

3.- La gran pregunta quedó en el aire: ¿realmente quería el PAN que ganara Josefina la presidencia o la dejaron sola y dividieron el partido para que perdiera? Los cuatro presidentes del PAN en este sexenio carecieron de dirección política y no supieron qué hacer con el partido. La debacle del 2009 fue mal analizada por los liderazgos panistas.

4.- El PAN desdeñó un análisis estratégico de las victorias del 2000 y del 2006. A pesar de los indicios demasiado obvios, el PAN nunca entendió el factor del voto útil y se confió en el 2012 del voto anti López Obrador por la polarización del 2006. En el 2012, sin la polarización política, el voto útil regresó al PRI: el 30% de los que votaron por Calderón en el 2006 antier lo hicieron por Peña Nieto y el 20 por López Obrador, 50% de votos panistas del 2006 se fueron a la oposición. Josefina nunca pudo fijar un rumbo, una idea, una propuesta; su campaña brincó de un tema a otro. En cambio, el PRI y López Obrador fueron monotemáticos.

5.- El otro mensaje cifrado de las elecciones no va a dejar contento a muchos: la sociedad mexicana va a optar por la alternancia en el escenario centro-derecha: el techo electoral del PRD, con un caudillo como candidato, será de un tercio. Ello ocurre en formaciones político-ideológicas radicales, con un alto costo social y de incertidumbre por los cambios que ofrece. Así le ocurrió al partido Comunista Italiano, que nunca pasó de un tercio; la salida fue la de pactar un compromiso histórico con la Democracia Cristiana para que la derecha llegara al poder con el aval de la izquierda, previo un acuerdo de posiciones. La única manera de ganarle al PRI en próximas elecciones será con una alianza PAN-PRD.

6.- La clave de las elecciones del domingo pasado se localiza en hacer un estudio de sicología política del ciudadano. ¿Por qué votó por el regreso del PRI? Y queda la pregunta fundamental: ¿fue el ciudadano el que le dio la victoria al PAN en el 2000 y el 2006 o fueron las circunstancias? El PRI llegó hoy a casi 18.5 millones de votos, casi un millón más de los 17.2 millones de Zedillo en 1994, muy poco para dieciocho años de aumento de la población y electores; el PRD apenas subió en el 2012 500 mil votos sobre el 2006; y el PAN con Josefina bajó casi cuatro millones de votos sobre el 2000 de Fox y 2.8 millones sobre el 2006 de Calderón.

7.- ¿Qué resortes empujaron al electorado a un giro hacia atrás? En 1966 los politólogos Gabriel Almond y Sidney Verba hicieron una encuesta sobre la cultura cívica en cinco países, entre ellos México, y descubrieron que la psicología política del mexicano se mueve por lealtades, símbolos y beneficios; el ciudadano mexicano quedó en el renglón del “súbdito leal”. Y en 1957 nada menos que Eric Fromm y Michael MacCoby realizaron un estudio “sociopsicoanálitco del campesino mexicano” --en cuyo equipo estuvo Ramón de la Fuente, padre del ex rector de la UNAM--, estableció la “teoría del carácter social” y concluyó que la mentalidad del campesino está influida por la industrialización, la enajenación, el hambre de comodidades y los nuevos valores de la sociedad industrial. Ahí se localiza el motivo del voto.

8.- Al final, hubo dos impulsos que explican el no-voto por Josefina: el voto de castigo contra el PAN en el poder; el voto útil que ya no encontró utilidad en el PAN por el desempleo; y la fractura en el PAN que simbolizó, como una metáfora tragicómica del panismo, el llamado de Fox a favor de Peña Nieto para sacar al PAN de Los Pinos. Si el PAN no podía mantener el voto del panista que llevó a la alternancia en el 2000 y no construyó un partito de masas-voto, entonces el PAN había perdido su factor de alternancia.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar