--------

Jueves 17 de enero de 2013

+ Posdata a los posdata de SM

+ (Sup Marcos, no Su Majestad)

 

Para Lulú, por el punto 32 acumulado, de los tres

 

P.D. QUE PREGUNTA SI SE PUEDE PREGUNTAR. ¿Si las leyes de la química no fallan, para que la gasolina no apague el fuego sino que lo retroalimente se necesita primero que haya fuego? ¿O no? El único fuego que se percibe en las montañas del sureste es el fuego (¿humo?)… en los ojos del Sup.

P.D. QUE TRATA DE PONER DESORDEN EN EL CAOS. A ver, a ver, a ver. El Sup Marcos está enojado, molesto, irritado, encanijado, que no lo calienta ni el sol y algunos otros sinónimos para el caso --y no pocos oxímoron-- porque, dice como decir hola, que “buena parte de los argumentos que usan cuando nos critican, (sic por la coma colada entre los árboles de la selva) son los mismos que usaron las grandes televisoras, la radio comercial y la mal llamada “prensa vendida”, desde 1994-1995”. Bueno, a lo mejor tiene razón porque el Sup ya no es el mismo de entonces…, sino peor. Y cada quien tiene la críticas que merece, que demonios, pues.

P.D. QUE TRATA DE RECORDAR LO DE ANTES, LO DE ENTONCES. Por alguna razón, el Sup se refiere a los años 1994-1995, los años del caos zapatista y la Nave de los Locos de Aguascalientes. ¿Y luego?, se pregunta la R. que no es la Redacción monsivaisiana sino la R. de Recordación de la memoria. Marcos pontificó con la prensa, creó su lista de premios de periodismo sin alfombra roja, recibió a quién quiso, intercambio personalidad sicológica con Salinas, uno actuando como el otro, se dedicó a juguetear con la realidad.

P.D. SEGUNDA PARTE DEL ANTERIOR, PARA NO PERDER EL HILO. ¿Y luego? Pues luego vino el desorden, la aceptación en los hechos de la derrota de la guerrilla, la salida política tangencial que quiso ser un pase de bicicleta del lateral del Ganso Padilla de la selección nacional de antes, pero para quedar en el mismo lugar…, pero viendo hacia otro lado. Y más luego tuvimos al Sup en el DF defendiendo a los de Atenco y cantando, como Robespierre, victoria o muerte, aunque con marchas de menos de mil personas sobre Reforma ante la mirada atónita de la gente ante el encapuchado de la tristeza.

P.D. QUE TRAE A COLACIÓN EL 2006 DE LAS DESVENTURAS DEL SUP EN MENSAJES DE 140 CARACTERES.

@aymishijos. Los zapatistas son los que en las corridas de toros le van… a los monosabios.

@a.k.a.lacoherencia. el sup sólo existe en función de las tuitizas (o como se diga) a los demás para que le hagan caso.

@pegameperonomedejes. La culpa del mundo la tiene López Obrador, nadie más que él, sólo él, él como el único responsable.

P.D. QUE CONFIRMA LA TEORÍA POLÍTICA DEL “NO ME MERECEN”. Si el Sup abre el obturador de su compu y decide entrarle a otras lecturas y visiones más allá de los tronos y el futbol de masas, entonces podrá entender que nadie se puede bañar en el agua del mismo río. Y que lo que predica (guiño de la R.) es un enfoque agustiniano de lavar culpas propias o franciscano pululando con su pureza en un mundo podrido. Después de ser la estrella de una versión costumbrista del Tarzán selvático pero solo contra el mundo, ahora resurge para decir que está de nuevo en activo para… seguir haciendo lo mismo.

P.D. QUE (TAMBIÉN) HACE UN POCO DE MEMORIA. El movimiento zapatista, que sólo duró diez días como guerrilla y que luego se convirtió en star rock del internet, tuvo varias oportunidades para dar el salto cualitativo (¡sopas!) y abandonar el nido: las negociaciones de paz, los Acuerdos de San Andrés, la Marcha al DF, La Otra Campaña y siempre al final, en el momento decisivo, el fantasma de Penélope se le aparecía al Sup en la febrilidad de la selva para deshacerle lo tejido.

P.D. QUE PREGUNTA, CON MODESTIA, DISCULPANDOSE DE ANTEMANO, SIN ÁNIMO DE OFENDER: ¿Pues qué quieren? Hacen campaña política en tiempos electorales para hacer política y no aspirar a cargos públicos; quieren el todo del todo o se van, como personajes del niño caprichudo de Ortega y Gasset, enojados y levantan sus canicas, a veces se parecen a Salinas y otras a López Obrador (¡qué horror!, clama la R.) y al final parece que su aspiración definitiva es la autonomía independentista de los invisibles.

P.D. QUE SE MUESTRA, CON TODO, MENOS CHAFA DE LO QUE SE CREE. La estridencia de los comunicados del Sup tiene, al parecer, la clara intención de mostrar un déficit de atención. Como por propuestas parece que también hay poco superávit, entonces se busca jalar la atención con denuestos, diatribas, improperios, invectivas, sermones de la montaña, pellizcos dialécticos, salivazos de a montón, y luego se enoja porque no lo pelan. No, pos no, dice la R.

P.D. PROVOCADOR. ¿Será cierto, preguntó el de junto, que la reaparición del siempre aparecido y nunca ido (el Sup, no Salinas, aclara, sin malicia, la R., no sean mal pensados, cómo creen) sólo tiene la intención de ser la piedra en el camino de López Obrador y su nuevo-viejo partido? ¿O será que el Sup ya tiene su carné del Partido de la Concertación Mexicana de Manuel Espino porque es un partido sin ideología, justo a su gusto? Bueno, yo nomás pregunto.

P.D. DE YA CON ESTA ME DESPIDO, PERO PRONTO DOY LA VUELTA. Al final, el Sup ha demostrado que se puede apagar la gasolina con el fuego. ¿O es al revés? ¿Así se dice? ¿O se va a enojar porque se revela como el Chapulín Colorado que cambiaba el orden de los refranes populares? “Estás en lo cierto”… “¿Sabes que andan diciendo que tú y yo estamos locos, Lucas?”

Vale. Salud y las que siguen van por mi cuenta. Toquen guitarras, toquen, aunque el corazón entristezca. Ay dolor ya me traes de encargo.

Desde las montañas y pantanos de Disneyworld, ya saben quién, su servilleta.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar