--------

Martes 23 de abril de 2013

+ Hambre: disputan PRD-PRI votos

+ Duro fracaso del PAN en Sedeso

 

La agitada comparecencia hoy martes de Rosario Robles en el Senado no podrá ocultar el tema central de la agenda social-política que forma parte del sistema político priísta vigente aún en el docenato del PAN: la estrategia de desarrollo social como mecanismo de lealtades electorales.

La iniciativa del presidente Peña Nieto de la Cruzada contra el Hambre se colocó en la red de intereses políticos y electorales que llevan implícitos los presupuestos para desarrollo social. Frente a la incapacidad del PAN para siquiera razonar la relación inevitable, el PRD ha sentido que la iniciativa presidencial podría desarticular la estructura de control social del partido en el DF y en algunas plazas donde avanzó electoralmente vía su política de gasto social-compromiso electoral.

Y ahí es donde el factor Rosario Robles lastimó al PRD, porque ella fue jefa de gobierno sustituta en 1999-2000 cuando Cuauhtémoc Cárdenas pidió licencia para irse de candidato presidencial, usó esa red de intereses asistencialistas del PRD para operar la campaña de Andrés Manuel López Obrador como candidato perredista al DF y hoy opera la estrategia social del gobierno priísta de Peña Nieto sin pertenecer al PRD.

En los doce años en la presidencia, el PAN nunca entendió el papel del gasto social en la cohesión del poder y no pudo establecer una operación política de los programas populares. El dato final de esa incapacidad para trabajar sobre la realidad fue el hecho de que Josefina Vázquez Mota y Ana Teresa Aranda no supieron sacar votos panistas en el 2006 en los sectores beneficiarios del asistencialismo y luego la propia Vázquez Mota fue aplastada en el 2012. Lo peor para el PAN fue que ni usó electoralmente el apoyo social y la pobreza aumentó porque tampoco pudo utilizar socialmente los programas.

El problema radica en la conformación misma de la Secretaría de Desarrollo Social, mal llamada Sedesol en sus siglas porque debería ser Sedeso; la letra ele final formó parte del estilo salinista de introducir mensajes nada subliminales en el lenguaje político y para emparentar a Sedeso como la Secretaría del Pronasol vía la ele.

Agotada la veta productora de candidatos en una Secretaría de Programación y Presupuesto demasiado tecnocrática y pisándose con la Secretaría de Hacienda, Salinas creó la Secretaría de Desarrollo Social como la estructura del Pronasol y éste como el PRI paralelo con los comités de solidaridad sustituyendo a los seccionales del PRI. La Sedeso nació para convertirla en la dependencia encargada de la política social del gobierno y desde ahí sacar candidatos: el primero fue Luis Donaldo Colosio, que saltó del PRI a Sedeso y de ahí a la candidatura presidencial.

Zedillo desactivó el potencial político de Sedeso y su candidato presidencial salió, como antes, de Gobernación y por tanto ajeno a los nuevos instrumentos sociales de control de los votos masivos. Los panistas nunca entendieron, a lo largo de doce años, que la Sedeso era un motor político y en las elecciones del 2006 y del 2012 el PRI les ganó el aprovechamiento de los programas sociales como estímulos electorales.

En el DF, el PRD nacido del venero priísta percibió el potencial político de manejo de masas de los programas sociales y Cárdenas y López Obrador construyeron una estructura político-electoral y de movilización de masas a partir de los programas sociales; es el mismo PRD que hoy le quiere cerrar los espacios de movilidad al PRI con Rosario Robles, pero no tanto por honestidad sino porque la Cruzada contra el Hambre afectaría esa red de manipulación electoral perredista en el DF.

El punto central radica en el hecho de que todo programa social reproduce el mecanismos de lealtad institucional, política y electoral y que las políticas sociales de gobierno parten del principio de que una asistencia social determinada busca el refrendo electoral. ¿O a poco López Obrador y Marcelo Ebrard no crearon programas sociales para organización electoral? En el 2005, luego de haber sido cesado como secretario de Seguridad Pública capitalino por incompetente por el presidente Fox, López Obrador designó a Ebrard secretario de Desarrollo Social del DF precisamente para operar desde ahí su candidatura a jefe de gobierno: apoyo social a cambio de apoyo electoral.

De ahí que la disputa por el alcance y beneficiarios de la Cruzada contra el Hambre en realidad no tenga que ver con las funciones sociales de una dependencia sino con la utilidad colateral; el PRD ha reaccionado con virulencia porque supo aprovechar el vacío político de los dos sexenios del PAN y porque ya vio que el PRI viene a recuperar una estrategia que ha tenido buenos rendimientos históricos. La disputa es por la fórmula gasto-votos.

La presencia de Rosario Robles en la titularidad de Sedeso fue un valor agregado para el PRD por viejos resentimientos que tuvieron que ver con tropiezos graves del partido pero sobre todo por el afán de venganza de López Obrador contra Robles. La centralización en la Sedeso de una de las estrategias más ambiciosas del regreso del PRI a la presidencia de la república podría reconstruir los mecanismos de legitimación social que el PRI perdió en el largo ciclo neoliberal 1982-2000 y que le hizo perder votos, estructura social y la presidencia de la república.

Rosario Robles representa la figura más importante en la Sedeso desde Colosio y su formación en la izquierda mexicana --cuando el PRD era de izquierda y cardenista-- es un valor agregado en la reorganización de las masas sociales. Si Robles consolida su estrategia y capitaliza la experiencia perredista de las Brigadas del Sol, el PRD podría desinflarse en materia de política de masas; y si Robles, como es su intención, le da un sentido más social al viejo asistencialismo, entonces el PRI podría recuperar su instrumento de gobierno más poderoso.

Por eso el PRD y el PAN van a atacar sin misericordia a Robles en lo personal porque en lo estratégico el PRI y el PRD tienen el mismo enfoque de asistencia social. Pero no debe haber confusiones: el PRD quiere quedarse con todo el pastel y  evitar que el PRI reconstruya la estructura de masas a partir del gasto social.

 

www.grupotransicion.com.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar