--------

Jueves 5 de diciembre de 2013

+ #PeñaAño1: factor político sorpresa

+ Las Reformas sistémicas y del poder

 

A Jacobo Zabludovsky, por 70 años

haciendo periodismo

 

Si el regreso del PRI a la presidencia de la república estuvo cantado con anticipación por las encuestas, el presidente Peña Nieto llegó de la mano de iniciativas de reformas estructurales y la presión partidista para reformas políticas.

Y si bien el sistema productivo determina la correlación de fuerzas políticas, la oposición partidista comenzó por el final: reformas electorales con efectos en el sistema político. En el camino de consolidación de las modificaciones, el PAN y el PRD van a padecer el trastrocamiento de los tiempos de la reestructuración porque las reformas económicas posteriores van a requerir otro paquete de ajustes al sistema político.

Por lo pronto, el modelo de reformas estructurales del presidente Peña Nieto estará en un escenario político movible por factores inesperados que estarían beneficiando al PRI:

1.- El infarto de López Obrador parece haber sido más severo del reconocido por los médicos y por tanto el tabasqueño habrá de reorganizar la atención a la lucha política, trastocando además la candidatura presidencial del 2018 y la organización del partido lopezobradorista.

2.- La enfermedad del tabasqueño, a su vez, repercutirá en el PRD. Por lo pronto, el grupo de Los Chuchos queda fortalecido. Y Cuauhtémoc Cárdenas parece interesado solamente en el tema energético y ya no en el partido. El caudillismo personalista de López Obrador era el pivote de las organizaciones neopopulistas.

3.- La participación del PRD de Los Chuchos en el debate de las reformas estructurales --telecomunicaciones, educación y electoral-- aisló a López Obrador en la protesta intransigente de ruptura institucional. El cerco lopezobradorista al Senado, de suyo ineficaz por el cerco previo de la policía federal, fracasará como el del 2008 por su simbolismo y sin efectos en el sistema de toma de decisiones.

4.- La coalición lopezobradorista es artificial y oportunista; se nutre de movimientos con gran repudio social: los maestros de la CNTE, los trabajadores del SME, los sindicalizados de la UNAM y ahora la guerrilla de pantomima que se dio a conocer en estos días con muchas dudas sobre su origen. Esta coalición se moverá fuera del sistema institucional de toma de decisiones y su base social es nula, como se ha visto en sus manifestaciones.

5.- La fractura inminente en el PAN por la disputa entre tribus panistas, la enfermedad de López Obrador, la lucha por el control del PRD ahora con el activismo de Marcelo Ebrard, la resistencia gubernamental a ceder en la reforma educativa ahora ya con el apoyo de los gobernadores, las alianzas perversas entre disidentes con grupos radicales y las demandas políticas limitadas del PAN y del PRD han dejado el camino prácticamente libre a las reformas estructurales.

Los efectos sistémicos de las reformas estructurales, las repercusiones de la reforma electoral aprobada, la enfermedad de López Obrador, las recomposiciones internas en el PAN y en el PRD y la radicalización violenta de grupos rupturistas son parte del desafío que abrió el 2013 y que será parte del escenario político del 2014.

En este contexto, el escenario dominante en el 2014 será el político, dejando a lo económico la urgencia que tiene el gobierno federal por rescatar la tasa de crecimiento arriba del 3% promedio anual través de la potencialidad del gasto. Las protestas callejeras podrían comenzar a ser más acotadas una vez que se apruebe la reforma energética.

Por lo pronto, la enfermedad de López Obrador oxigenó los márgenes de maniobra del gobierno federal. Y en el grupo lopezobradorista andan en busca del Maduro que herede el sillón del caudillo redentor.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

Imprimir


  Regresar