--------

Lunes 20 de octubre de 2014

PRD: Godoy, Abarca y

ahora Salazar Mendiguchía

 

Desesperado por obtener fuero como próximo candidato a diputado del PRD, el ex gobernador perredista chiapaneco Pablo Salazar Mendiguchía estaría a punto de convertirse en una nueva versión perredista de Julio César Godoy y del alcalde igualense José Luis Abarca: usar la política para protegerse de la persecución de la justicia.

Luego de ser apresado en junio de 2011 por el caso de 53 niños indígenas que murieron en un hospital de Comitán por negligencia del gobierno estatal, Salazar Mendiguchía fue puesto en libertad en noviembre de 2012. Sin embargo, abogados de los niños fallecidos lograron llevar el asunto a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ahí una decisión de la Primera Sala determinó reponer el expediente de libertad por irregularidades de procedimiento.

Y si el ex gobernador chiapaneco anda diciendo en el PRD que se encuentra en libertad y que puede ser diputado, en los términos de la Corte Salazar Mendiguchía es hoy en día un prófugo de la ley y puede ser apresado en cualquier momento. Y si el PRD lo hace candidato como a Godoy y a Abarca, el asunto podría ser tardado pero inevitable: a Godoy y a Abarca, protegidos por el PRD, los tuvieron que desaforar para ejercer órdenes de aprehensión.

La decisión de la Primera Sala de la Suprema Corte votada por unanimidad de sus cinco ministros el pasado 8 de octubre (http://www2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=2929) señala que la sentencia absolutoria del ministerio público no le fue comunicada a los abogados de la víctima para que pudieran impugnarla. Ese dictamen del MP fue escondido a los familiares de la víctima.

Con esta decisión, la Suprema Corte desautoriza la sentencia absolutoria por lo que el ex gobernador Salazar Mendiguchía debe armar su defensa desde la cárcel. Pero con la complicidad de autoridades judiciales chiapanecas, el político no sólo anda libre sino que asegura tener una candidatura plurinominal del PRD.

Si se analiza la decisión de la Primera Sala se encontrará el hecho de que Salazar Mendiguchía sigue cargando el delito de homicidio y ningún MP puede liberarlo. Para que el activista indígena Alberto Patishtán siendo culpable de homicidio pudiera salir libre por sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por sentido de humanidad --estaba enfermo, aunque ya libre goza de cabal salud--, el presidente Peña Nieto tuvo que aprobar una ley de indulto. Salazar Mendiguchía sólo puede obtener la libertad por indulto.

La decisión de la Primera Sala de la Corte estableció la defensa de criterios inflexibles: el homicidio doloso, el derecho a la salud que debe garantizar el Estado, la violación de derechos a indígenas, el no acceso a la justicia de las víctimas y la violación del debido proceso por las maniobras de los abogados y MP aliados al ex gobernador, todos violados por Salazar Mendiguchía.

El asunto se le ha enredado a Salazar Mendiguchía porque la indagatoria judicial incluyó un careo que tuvo con quien fue su procurador y luego fiscal Mariano Herrán Salvatti, quien le dijo frente a frente que él como gobernador le había ordenado manipular la investigación. Salazar Mendiguchía se negó al cuidado de los niños porque el Hospital General “K” de Comitán estaba en la zona de su enemigo Roberto Albores Guillén.

La presunta inocencia del ex gobernador fue decretada por un tribunal que leyó catorce tomos de la averiguación en apenas quince minutos. En la Suprema Corte, sin embargo, se estableció la reposición de la indagatoria en otro tribunal, razón por la cual Salazar Mendiguchía debe regresar a la cárcel; como no lo ha hecho, se encuentra en situación jurídica de prófugo de la justicia, además de que por tener un expediente judicial abierto no califica legalmente para ser candidato a diputado.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

- - 0 - -

 

Imprimir


  Regresar