--------

Jueves 20 de noviembre de 2014

PRD: regresarle

registro al PCM

 

Ante el enfrentamiento entre Cuauhtémoc Cárdenas y la tribu “Aguilar Talamantes”-Los Chuchos, la única posibilidad que tiene la izquierda para salvar al partido sería que los últimos militantes del Partido Comunista Mexicano exigieran al PRD que les regresaran el registro de partido que les cedieron en 1989.

Y así, los ex PCM podrían (re)construir un verdadero partido de izquierda. Porque la demanda de Cárdenas pide reorganizar al PRD para quedar igual: un partido populista, controlado por tribus, como franquicia electoral y ajeno a cualquier definición sensata de izquierda.

La izquierda como ideología carece algo que ya olvidaron los perredistas en las luchas internas por el poder: una conducta ética. El viejo PCM, con todo y sus contradicciones y desgastes, representó la única izquierda que ha existido en el país, porque el sector progresista del PRI se agotó en el oportunismo.

Los priístas-neocardenistas-neopopulistas recibieron la estafeta de la izquierda del PCM para mejorarla y la han dejado peor de como estaba. El pleito de Cárdenas con Jesús Ortega y el capricho de Carlos Navarrete de desdeñar al líder moral dejaron ya el escenario de corto plazo: Los Chuchos no cederán, Cárdenas tendrá que salirse del partido para fundar otro o --como en otras ocasiones-- agacharse y esperar que los electores se olviden de los conflictos.

Hoy 20 de noviembre que se recuerda el primer centenario del nacimiento del escritor y militante comunista José Revueltas, los perredistas y sobrevivientes del PCM debieran de recuperar los mensajes políticos de Revueltas y su lucha contra la burocratización política e ideológica y las desviaciones del partido. Entre toda su producción, incluyendo el Ensayo sobre un proletariado sin cabeza que se ajusta exactamente al PRD, Revueltas dejó cinco tesis sobre el partido para que realmente sea de izquierda:

1.- La lucha política se debe dar por el cambio en el enfoque del desarrollo y de la distribución de la riqueza. Un partido de izquierda no debe buscar sólo posiciones electorales sino disputar el poder en “la concurrencia económica”, es decir, en la relación empresarios-trabajadores.

2.- El método de análisis de la situación política y económica debe ser el marxismo; lo demás es una forma de justificar la apropiación privada de la riqueza social.

3.- El principal lastre de la izquierda ha sido el pensamiento histórico; es decir, la historia oficial que justifica al sistema priísta. La lucha debe darse también en la ideología, algo que ha olvidado el PRD.

4.- La Revolución Mexicana tiene dos enfoques: el oficial y el de la lucha de clases. El PCM nunca aceptó la permanencia histórica de la Revolución Mexicana como tótem.

5.- Y un verdadero partido de izquierda debe ser socialista o no será de izquierda. En su critica al burocratismo y el desviacionismo del PCM, Revueltas señaló que el partido representaba “la conciencia organizada” y su función era la de ser la vanguardia de los trabajadores.

El PRD es hoy un partido lumpen, desclasado, sin trabajadores organizados, asistencialista, populista, oportunista. Y a eso ha llegado por la razón de que los priístas de la Corriente Democrática de Cárdenas recibieron el registro de un partido comunista y socialista y lo convirtieron en una caricatura del Partido de la Revolución Mexicana de Lázaro Cárdenas. Por eso el PRD está siendo jaloneado como un aparato de distribución del poder entre incondicionales.

La única posibilidad que existe para un partido realmente de izquierda radica en la decisión de los viejos militantes del PCM de recuperar su registro legal y reconstruir un partido socialista de izquierda y dejar que Cárdenas, Los Chuchos, Los Bejaranos y Los AMLOS hagan su propio partido neopopulista.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

---0---

Imprimir


  Regresar