--------

Martes 26 de mayo de 2015

España, lo que no aquí:

votar por cambio real

 

El resultado de las elecciones locales en España --diputaciones y alcaldías-- arrojó resultados que confirmaron una nueva fase de la transición a la democracia de 1976-1978:

1.- Se rompió el bipartidismo PP-PSOE (centro-derecha y socialdemocracia) pero se fracturó la izquierda en tres grupos: PSOE, Podemos y Ciudadanos. La alianza entre ellos podría sacar al PP del poder regional.

2.- La irrupción de Podemos y Ciudadanos fue el paso siguiente al estallamiento de la indignación popular en el 2011 por el fracaso económico del PSOE de Rodríguez Zapatero. El PP de Mariano Rajoy se vio obligado a un severo programa de ajuste que tuvo daños populares y su efecto secundario fue el voto social al centro-izquierda.

3.- La victoria por la alcaldía de Barcelona benefició a la candidata de Barcelona en Comú Ada Colau, fundadora del movimiento Plataforma de Afectados por la Hipoteca. La crisis de 2008 llevo al colapso de los hipotecados y la pérdida de millones de vivienda. Además de marchas y protestas, los afectados se organizaron en un partido y ganaron las elecciones.

4.- El escenario político de España entró en una zona singular: el PP de centro-derecha sigue siendo la primera fuerza, pero el centro-izquierda quedó en segundo con tres formaciones. Como el PP no ganó ninguna mayoría absoluta, la alianza en la izquierda desplazará al PP de las alcaldías.

5.- El resultado electoral fue producto de varias realidades: el fin de los partidos tradicionales, la organización de los Indignados y de los afectados por la crisis económica de 2008 y sobre todo de una rebelión de las élites intelectuales en la figura de profesores de ciencias sociales que crearon Podemos y reforzaron Ciudadanos. La lucha política e ideológica reventó a partidos tradicionales y a liderazgos también tradicionales. Jóvenes figuras (como la de los socialistas en 1975) tomaron la conducción de las protestas. Con este resultado, el escenario de las elecciones generales para votar al presidente del gobierno en noviembre próximo podría beneficiar a Podemos o a Ciudadanos.

En México el escenario no se ve a la española:

1.- La crisis económica, política y social mexicana no ha generado nuevos movimientos ajenos a los compromisos del pasado: toda la oposición, incluyendo a López Obrador, salió del seno del PRI; los discursos opositores son iguales a los priístas y los indignados mexicanos de 2012 --el movimiento YoSoy132 se disolvió en sus contradicciones y los liderazgos se sumaron al PRI--.

2.- Las élites mexicanas indignadas se la han pasado gritando contra el gobierno y contra el PRI pero no han sabido o no han podido construir un discurso de transición a nuevos escenarios políticos. Ahora esos indignados locales sólo apelan al voto nulo que podría significar un mensaje pero sin construcción de alternativas. Las élites académicas indignadas gritan en calles vacías o aceptaron candidaturas de los partidos tradicionales.

3.- Los nuevos partidos en el escenario nada tienen de nuevos; al contrario, surgen de formaciones tradicionales con reglas de usos y costumbres del viejo régimen. Los candidatos de los nuevos partidos, sobre todo de Morena, vienen del pasado priísta.

4.- La crisis económica de 1995 provocó la alternancia a la derecha en el 2000 pero la falta de solución social a la crisis volvió a reinstalar al PRI en Los Pinos. Ante el agudizamiento de esa misma crisis, el PRD se alió al PRI en las reformas y Morena-López Obrador fracasó en sus protestas. La sociedad mexicana se ha quedado sin opciones verdaderas, sin liderazgos sociales de oposición y con académicos indignados pero subordinados al mesianismo lopezobradorista.

5.- España ha sabido construirse opciones y reformular su sistema. En México el sistema se reforma a sí mismo pero no para mejorar, la sociedad se queja pero no se ha atrevido a construir nuevas opciones y las élites prefieren convertirse en masa.

 

Famosas últimas palabras: “En México tenemos focos rojos prendidos por la violencia criminal”: Gustavo Madero, presidente del PAN.

Es pregunta: ¿Tendrá repercusión en el sentido del voto las declaraciones del secretario de Hacienda, Luis Videgaray sobre la caída de la economía mexicana?

La crisis que viene: Preocupación en Gobernación por las declaraciones de jerarcas de la iglesia contra las elecciones y sobre todo la participación de algunos obispos en un grupo que quiere refundar la república sintiéndose Miguel Hidalgo.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

---0---

Imprimir


  Regresar