--------

Jueves 11 de junio de 2015

Poderes fácticos

detrás de El Bronco

 

La incorporación de las candidaturas independientes en la ley electoral de 2014 creó un mito alrededor de esa posibilidad: la independencia en la candidatura es incompatible con el sistema institucional de representación política.

El candidato expriísta que ganó como independiente en Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, entendió que la independencia fue en la campaña pero que gobernará una estructura de poder representada por partidos en el congreso local y por las autoridades federales.

De ahí que el secreto de El Bronco radica en su alianza con un sector del panismo representado por Fernando Elizondo, el ya exgobernador interino panista y derrotado candidato panista a la gubernatura en el 2009. Como el PAN lo hizo a un lado en la competencia de este año, Elizondo logró la franquicia de Movimiento Ciudadano; y cuando se percató que su votación sería menor al 3%, entonces se alió a El Bronco.

En este sentido, El Bronco gobernará con dependencias de estructuras ya conocidas. Por lo pronto habrá que registrar cuando menos tres dependencias del ganador en las elecciones a gobernador de Nuevo León que pudieran reducir su independencia.

1.- El Bronco fue impulsado a la gubernatura por la sociedad política poco conocida --que no secreta-- de los diez empresarios más importantes de Nuevo León: Alfa, Cemex, Cydsa, Deacero, FEMSA, Frisa, Proeza, Vitro, Xignus y Ternium. A lo largo de decenios, esa élite nunca pudo hacerse del control del gobierno estatal; los priístas que gobernaron la entidad se entendieron con los ricos pero no respondieron a sus intereses. En este sentido, El Bronco sería el primer gobernador impuesto con el apoyo del Grupo de los Diez. Por tanto, El Bronco no fue candidato independiente; si acaso, careció de partido; pero en los hechos es dependiente de la élite empresarial de los apellidos ilustres.

2.- A la hora de gobernar, El Bronco echará mano del panismo irritado contra la dirección de Gustavo Madero y ya controlado por Elizondo. Para gobernar un estado como Nuevo León, El Bronco necesitará alrededor de cinco mil nuevos funcionarios. El panismo que quedó marginado por la imposición de Felipe de Jesús Cantú encontrará refugio en El Bronco vía Elizondo.

3.- En los hechos, El Bronco careció de estructura partidista pero contó con una estructura de poder que como los empresarios siempre quiso poner gobernador: el periódico El Norte de la familia Junco. La revelación de todo el cochinero de corrupción del gobernador Rodrigo Medina fue articulada por El Norte en Nuevo León y Reforma en el DF y la convirtió en viral de la campaña. En este sentido, El Bronco dependerá de las voluntades de El Norte.

La alianza de expanistas y panistas resentidos, el Grupo de los Diez más ricos de Monterrey y el poderío político y económico de El Norte van a dominar la capacidad de gobierno del ranchero de los caballos y la configuración del gabinete demostrará los temores de que los independientes en el sistema electoral suelen terminar dominados por grupos de interés más poderosos que los de los políticos.

En todo caso, El Bronco exhibió la debacle en el funcionamiento tradicionalista y oligárquico de los partidos: la candidata priísta Ivonne Álvarez fue imposición del gobernador Medina y del senador Emilio Gamboa Patrón sin atender a la dinámica de las figuras alternas y el candidato panista Cantú desplazó a la alcaldesa Margarita Arellanes que dominaba las encuestas pero que no respondía a los intereses del dirigente Gustavo Madero. Los votos que PAN y PRI perdieron en el 2015 con respecto a la elección de gobernador del 2009 aportaron casi el 80% de los votos de El Bronco.

En este escenario, El Bronco no hizo más que reproducir el modelo Vicente Fox. Sólo que con el hecho adicional de que se metieron grupos de interés y de poder que obligarán al nuevo gobernador independiente a depender del apoyo de esas estructuras. Lo grave es que la sociedad irritada contra el PAN y contra el PRI cayó en el garlito de la supuesta independencia de El Bronco. Pero más temprano que tarde, El Bronco gobernará no para la gente sino para el Grupo de los Diez, el PAN local antimaderista y El Norte.

 

Famosas últimas palabras:

Es pregunta: ¿Será cierto que el gobernador regiomontano saliente Rodrigo Medina y su papá están no preocupados sino lo que le sigue porque El Bronco llegará con la espada de la venganza?

La crisis que viene: Pospuesta la atención en el tema por las elecciones, ahora vienen decisiones de fondo en materia de tipo de cambio. No se trata de deslizamientos especulativos, sino que el dólar ha subido por decisión de una devaluación disfrazada que tendrá efectos inflacionarios.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

---0---

Imprimir


  Regresar