--------

Lunes 15 de junio de 2015

PRD-Morelos, aplastado;

PAN-Guanajuato sorprende

 

Las elecciones del 7-J en su fase final mostrada en algunas perlas:

  • La sorpresa-sorpresa fue Morelos con la victoria del futbolista Cuauhtémoc Blanco y su alianza con una parte del priísmo resentido.
  • Y en Morelos, dicen en el DF, perdió la izquierda Pierre Cardin. Pero la derrota del PRD en Morelos era inevitable porque el gobernador Graco Ramírez llegó a las elecciones con apenas un 20% de aprobación.
  • Así que en Morelos le dicen adiós a la anhelada candidatura presidencial.
  • Los que buscan pistas al Partido Encuentro Social deben ir a buscarlas no a Pachuca sino a Bucareli y al eje Hidalgo-Edomex. Un hijo del exprocurador y exgobernador Jesús Murillo Karam fue candidato del PES.
  • Más que un partido, las malas lenguas dicen que El Bronco confiaba más en su caballo; por eso ven en Nuevo León a un moderno Calígula que podría nombrar a su caballo como cónsul estatal.
  • Ahora que comienzan las críticas al interior del PRD, algunas están recordando que Carlos Navarrete Ruiz, flamante aunque menguado presidente nacional perredista, fue una hechura de Manlio Fabio Beltrones el sexenio pasado porque fue el impulsor de la institucionalización del perredismo que casi llegó a la ruptura constitucional con las elecciones del 2006 y por la mano de Beltrones llegó a la presidencia del senado. Así que de qué se quejan, dicen por ahí los perredistas.
  • Los optimistas esperaban el 7-J para confirmar sus previsiones, pero el resultado dejó más perdedores que ganadores.
  • Entre las listas de los que emergieron del 7-J con mayor fuerza hay que apuntar al gobernador de Guanajuato Miguel Márquez, porque logró dar cuenta del PRI y sus aliados y recuperó el territorio azul. Fue el único panista que ganó y ahora deberá ser tomado en cuenta para el 2018 panista.
  • Ni cómo ayudar, dicen los panistas, a Gustavo Madero para enfilarlo a la candidatura presidencial del 2018. Los panistas recuerdan que Madero se comprometió a darle al PAN el 35% de los votos, pero con muchos trabajos le aportó apenas el 21%, la cifra más baja en los últimos 25 años.
  • En el PAN y en el PRD hay perspectivas de guerras civiles internas para reacomodar los nuevos grupos dominantes.
  • En el PRI andan buscándole paternidades a la derrota en Nuevo León. Como los priístas no suelen ser autocríticos, los reclamos se han enfilado hacia el líder senatorial Emilio Gamboa Paterna porque se comprometió con el Presidente de la República a garantizar la candidatura ganadora de Ivonne Álvarez.
  • En el PAN se cruzan los tiempos poselectorales con la renovación de la dirección nacional. Margarita Zavala adelantó las vísperas y rebasó a Madero y a éste sólo le queda Ricardo Anaya pero con nuevas alianzas.
  • Los enredos en el Instituto Nacional Electoral siguen complicando el conteo final; como deslizó un funcionario del organismo: “INE estar liquidado; Gran Jefe Voto Sentado carecer credibilidad”.
  • En su desesperación, el PRD quiere revivir la experiencia del Bloque Opositor de 1997; pero hace dieciocho años el PRI carecía de mayoría absoluta y toda la oposición fue unida por Porfirio Muñoz Ledo por el PRD y Santiago Creel por el PAN. Hoy el PRI tiene la mayoría absoluta.
  • El saldo electoral favorable al PRI tuvo efectos colaterales en la inestabilidad política. Pero a su favor: la CNTE se vio obligada a regresar a clases porque la mayoría absoluta del PRI facilitaría acciones de fuerza institucional como la de comenzar con el despido de maestros faltistas.
  • Por cierto, el exlíder de la Sección Azael Santiago Chepi perdió la elección en un distrito de Oaxaca donde compitió nada menos que por Morena de López Obrador. Habrá que indagar si el electorado le pasó la cuenta por su papel en los paros magisteriales del periodo 2008-2012.
  • Los que están leyendo críticamente el panorama poselectoral van a ajustar las cartas presidenciales para el 2018 y habrá sorpresas.

 

Famosas últimas palabras: “regreso a clases no significa ceder”; CNTE de maestros disidentes ante su nueva derrota al ceder ante la cerrazón gubernamental a negociar con ellos.

Es pregunta: ¿Habrá un cambio en la dirigencia de la CNTE ahora que fueron derrotados y que tendrán que regresar a clases con las manos vacías, y con los nuevos llegarán los más duros?

La crisis que viene: con Morena dominando la mayoría, el PRD en el DF deshecho y el jefe de gobierno Mancera marcando su distancia del partido, la lucha por el poder en el PRD tendrá efectos sociales y políticos en toda la ciudad y parece que nadie quiere arreglar bien las cosas.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

---0---

Imprimir


  Regresar