--------

Lunes 20 de julio de 2015

Ajedrez político DF-2018:

Mancera se reinventa

 

En medio de la crisis de comunicación del gobierno federal por la gira a Francia, la fuga de El Chapo que le pegó en la línea de flotación del 2018 y la incapacidad para poner orden en la figura presidencial, el jefe de gobierno del DF Miguel Ángel Mancera comenzó a hacer sus primeros movimientos para retomar la iniciativa política luego de la debacle perredista del 7-J.

Con el anuncio de ajuste de gabinete, un espacio político para posicionarse de la atención mediática y en medio de la crisis del gobierno federal, Mancera movió nueve posiciones de su gabinete con mensajes más o menos ordenado:

1.- Marcó su distancia con el PRD de Los Chuchos aunque sin romper con ellos.

2.- Mandó mensajes a Morena en el sentido de que no era el adversario de López Obrador.

3.- Utilizó una frase mágica por sus efectos políticos: “escuchamos el mensaje del ciudadano y corregimos el rumbo”.

4.- Logró atemperar el relevo en la Secretaria General de Gobierno y en la Secretaría de Desarrollo Social.

5.- Posicionó a tres mujeres en la pole position de salida o línea de arranque a varias cartas fuertes y novedosas para la jefatura de gobierno del 2018, rompiendo la maldición de Carlos Navarrete de que el PRD perdería el GDF en  el 2018: Patricia Mercado, Alejandra Barrales y Amalia García. La figura femenina será clave.

6.- Al fortalecerse en el DF, Mancera también ocupó indirectamente su espacio para el 2018. La derrota del 7-J fue del PRD y resultó lógica por la división de López Obrador. En este sentido, conservó a Héctor Serrano, una pieza operativa valiosísima.

7.- Puso un dique al factor Marcelo Ebrard nombrando como director del Metro a Jorge Gaviño, jefe de la comisión investigadora de la ALDF sobre la crisis en la Línea 12, enviando un mensaje a Ebrard en el sentido de que nada tiene que hacer en la estructura de poder del DF.

8.- Y con habilidad política y sin necesidad de decirlo, Mancera abrió una forma de alianza política con el PAN, el Panal y el PRI al rescatar a figuras importantes de esos partidos pero sin pasar por la coalición de partidos. En este sentido, Mancera fortaleció su figura ciudadana aunque no independiente de la política.

Mancera jugó con profundo sentido político: reconoció la derrota de Los Chuchos, fortaleció su condición de única figura de consenso en el DF para mantener vigencia, estableció alianzas plurales en el espacio ciudadano y sobre todo no se peleó con López Obrador como pedían Los Chuchos.

Los cambios en el gabinete del GDF exhibieron la estrategia política de Mancera para reinventarse después del ramalazo del 7-J. Y aunque su decisión nada tuvo que ver con El Chapo porque los cambios se anunciaron antes de la fuga, los ojos de la política quedaron sobre él por la forma de manejar el ajuste en su gabinete. En realidad la ciudadanía no estaba exigiendo relevos en el gabinete del GDF pero Mancera utilizó la crisis en el gabinete presidencial para crear un contrapunto político.

Lo más interesante de los movimientos en el tablero de ajedrez de Mancera fue el hecho de que eludió confrontaciones con el PRD, el gobierno federal, AMLO y Ebrard, y abrió espacios a figuras políticas con capacidad para aspirar a la candidatura del DF en el 2018. Para nadie era un secreto que la clave de las posibilidades presidenciales de Mancera descansaban en la forma de descartar la derrota del DF-2018 como su tumba política. Y lo hizo manteniendo su condición de ciudadano independiente capaz de tejer alianzas con las principales fuerzas políticas de la Ciudad de México.

Aunque en la lógica del poder nada tendría que ver GDF con el gobierno federal, en el espacio del debate en los círculos rojo, naranja y púrpura de la crítica quedó asentado el contrapunto respecto al desgaste de figuras en el gabinete presidencial y --ahí sí-- la insistencia en medios y redes sociales en cambios para el relanzamiento del proyecto presidencial del presidente Peña Nieto.

 

Famosas últimas palabras: “Sepan que el presidente de la Cámara ahora es opositor al gobierno”: Eduardo Cunha, líder del Partido Movimiento Democrático Brasileño, principal aliado del Partido de los Trabajadores de la presidenta Dilma Rousseff.

Es pregunta: ¿Por qué ocultó el gobierno federal que los EE.UU. habían solicitado la extradición de El Chapo sin entender que Washington lo revelaría y sería un elemento más a la confusión en el análisis de la fuga del capo?

La crisis que viene: Parece que el choque de trenes del gobierno federal con la CNTE de maestros disidentes será ahora sí inevitable y que se resolverá con órdenes de aprehensión, aunque con movilizaciones magisteriales escalando la violencia.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

---0---

Imprimir


  Regresar