--------

Domingo 2 de agosto de 2015

Perfil psico-político de

Gabino Cué Monteagudo

 

El Centro de Estudios Políticos y de Seguridad Nacional encargó, a petición de Indicador Político, un perfil psico-político del gobernador Gabino Cué Monteagudo. El investigador Emiliano López fue el encargado de hacer. Esta columna reproduce el texto.

 

Físico:

Nació en la ciudad de Oaxaca el 23 de febrero de 1966 (49 años). Casado con Mané Sánchez Cámara, con quien tuvo una hija.

Refleja ser afable, tranquilo y cortés.

Proyecta ser buena persona.

Físico atractivo, socialmente aceptado.

Lenguaje corporal rígido pero expresivo y cálido

Lenguaje oral fluido, poco convincente, con buena dicción, aunque no proyecta firmeza.

Gusta poco del contacto social directo.

Carismático, sin proyección de fuerza, energía y disciplina.

Discurso político de bajo impacto.

Débil comunicación política y social.

Refleja cuidar su persona.

 

Psicológico:

Proyecta ser reservado, disciplinado, aprensible y agradable.

Proyecta quedar bien con todos, pero en el ámbito del poder público, no queda bien con nadie.

Refleja agilidad mental regular.

Tiene buen control de sus emociones e impulsos, aunque proyecta inseguridad e indecisión en  decisiones y actos públicos.

No refleja don de mando, ni de autoridad.

No se impone, tiende a dejar las cosas como están.

Es diplomático.

Tiene limitada visión política, en su sexenio, ha cometido varios y graves errores políticos.

Refleja ser bien intencionado y confiado en las personas, lo cual se le ha convertido en una debilidad política e institucional.

 

Académico:

Lic. en Economía por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

Maestría en Dirección Económica-Financiera, en el Instituto Directivo de Empresa, Madrid, España.

Doctorado en Hacienda y Economía del Sector Público, en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Profesor en el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey.

 

Trayectoria:

El 4 de julio de 2010, fue electo gobernador, triunfó con la coalición PAN, PRD, PT y Convergencia. Tomó protesta el 1 de diciembre de 2010, para el periodo 2010-2016.

Senador de la República de 2006 a 2010 en la LX Legislatura.

En 2004, fue candidato a gobernador de Oaxaca, perdió ante el priista Ulises Ruíz.

Presidente Municipal de Oaxaca, 2002-2004.

En 1998, en la SEGOB, fue Secretario técnico de la subsecretaria de gobierno, Secretario particular del Secretario de gobernación (Diódoro Carrasco) y Subsecretario de Comunicación Social.

En 1994, formó parte del Gobierno de Oaxaca, donde desempeñó diversos cargos, entre ellos, el de Secretario Técnico del Poder Ejecutivo.

En 1992, asesor del Secretario General de Gobierno del D.F.

Padrinos políticos: Diódoro Carrasco y AMLO.

 

Cuestionamientos a su gobierno:

Colocar a Oaxaca como un Estado separatista, en materia educativa, poner en riesgo el federalismo, el  régimen constitucional y de seguridad nacional. Gabino, firmó y turnó al Congreso del estado su iniciativa de Ley de Educación, idéntica al de la sección 22CNTE, la cual iba en contra de la reforma constitucional educativa. El 15 de abril, la Presidencia de la República interpuso una controversia constitucional en contra del Poder Ejecutivo y Legislativo de Oaxaca, por no aplicar la Reforma Educativa, la cual entró en vigor en septiembre de 2013. La sección 59 del SNTE Oaxaca, mediante Joaquín Echeverría Lara interpuso una demanda de juicio político ante la Cámara de Diputados en contra de Gabino, por el mismo motivo. Se dejó imponer el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO), documento comentado y evaluado por docentes del Cinvestav-IPN, que señalan con puntualidad los pocos aciertos y muchos errores.

Dividir al PRD Oaxaqueño. Legisladores federales y locales perredistas aseguraron y documentaron que Cué pagó 10 millones de pesos a Carlos Navarrete, dirigente nacional del PRD por imponer al expriista José Antonio Estefan Garfias como diputado federal, quien ganó esa candidatura y dejó fuera al líder perredista en el Congreso local, Félix Serrano.

De endeudar más del triple a Oaxaca. En 2015 Cué solicitó un préstamo por 2 mil 400 millones de pesos para pago de nómina magisterial.

De ser un gobierno débil y secuestrado por la S22CNTE que obligaron la renuncia de los secretarios de Gobierno Irma Piñeiro y Jesús Martínez suplidos por el priista Alfonso Gómez Sandoval, de igual manera la renuncia del Procurador de Justicia, Manuel de Jesús López, además, la S22 impuso como titular en el IEEPO al maestro Gilberto Sánchez destituido a 22 horas de haber asumido el cargo por exhibir y denigrar mujeres desnudas en Facebook.

De ser un gobierno feminicida. Datos ubican a la entidad por encima de la media nacional, la entidad ocupa uno de los 10 primeros lugares en crímenes contra la mujer.

De desviar recursos destinados a combatir la pobreza para construir el estadio de futbol  de los Alebrijes, al inmueble se le asignaron 200 millones de pesos del Fondo Regional.

De corrupción, tráfico de influencias, lavado de dinero del narco y de enriquecimiento ilícito, fraude y nepotismo dentro de su gabinete y de amistades cercanas. Mencionan a su amigo  y operador político Jorge Castillo, a quien se le involucra en varios casos de corrupción y fraude, a Netza Salvatierra, entre otras amistades y dentro del gabinete a Alberto Vargas Varela, Secretario de Administración, María de Fátima García León del DIF, entre otros titulares de su gabinete.

 

Conclusiones:

Su perfil es más tecnopolítico que administrativo. No se le percibe gran experiencia como operador o negociador político o experiencia administrativa en dependencias relevantes. La política en campaña es distinta de la política institucional y de la política partidista o social.

Su experiencia es especializada en comunicación o en ser ejecutivo. Su poca experiencia en materia política con su falta de don de mando e inseguridad personal derivó en ser paralizado y ser secuestrado por la inercia política e institucional aunado a rodearse de un equipo de bajo perfil que le daba seguridad personal pero no le fue rentable en resultados institucionales y políticos.

Se le cuestiona a nivel local y nacional de tener un gobierno y un gabinete sin pies, ni cabeza, ni rumbo. Gabino es un hombre bien intencionado pero en la política y en la administración pública, se requiere mucho más que eso para tener un gobierno con buenos resultados. Su ascenso a la gubernatura se debió más al desgaste y las contradicciones en décadas de  gobiernos priistas, no tiene perfil, ni prácticas políticas de izquierda, más bien fue obligado por las circunstancias asumir esa ideología y defenderla.

Las coaliciones son un peligro para el gobierno y para la sociedad ya que los compromisos y cuotas de poder político y económico secuestran al gobernador en turno. Aíslan al ejecutivo estatal en materia política e institucional. El gobernador tiende a ser utilizado y jalado por los diferentes hilos políticos e institucionales que convergen en su figura política, cuando debiera ser al revés. Gabino por la inercia política y los compromisos políticos adquiridos es obligado a quedar bien con todos los que le apoyaron en su ascenso al poder, menos con la sociedad, esto es, cede a las presiones populistas y demagógicas que le demandan grupos de poder lo que deriva en un gobierno faccioso o de grupos mafiosos, situación que no es rentable para la mayoría de la sociedad, ni para el Estado de derecho, ni para la legalidad e institucionalidad. Las expectativas que generó con la esperanza de un buen gobierno, quedaron en el suelo.

Gabino llegó sin poder y actualmente está sin poder de cambio, de dirección y transformación del gobierno y de la sociedad oaxaqueña. Su perfil nos indica capacidades o limitaciones para ejercer eficazmente el poder público. No se quiere ver represor, pero se ve agresor contra la sociedad oaxaqueña por el caos y desgobierno que impera dentro de la administración local y con los problemas que crecen. Carece de buenos asesores que lo ayuden en su toma de decisiones, posiciones, acciones y operaciones políticas, tiene discursos de muy bajo perfil, sin comunicación política y social. En términos generales tiene un gabinete que no controla y no pueden con la responsabilidad y el objetivo propuesto.

Gabino ya desgastó más de la mitad de su capital político, de la confianza y credibilidad pública e institucional, la desgastó inútilmente ante los oaxaqueños y ante el resto del país. Con el desgobierno y el caos se quiebra o limita la institucionalidad, el estado de derecho y se polariza a la sociedad oaxaqueña. Los problemas políticos aumentan y las estadísticas reflejan que Oaxaca no avanza sino que se estanca con tendencia a rezagarse, aún más. Ante la amenaza jurídica de desaparición de poderes en Oaxaca o de juicio político tuvo que ser parte del golpe a la S22 y recuperar la rectoría educativa, ante la inmovilización y el caos interno tuvo que venir el arreglo institucional y legal del gobierno federal en el estado de Oaxaca. Consecuencia de ello, indirectamente lo obligaron a fracturar su relación con AMLO, lo liberaron del secuestro de la CNTE, lo apoyaron para que enderece el camino institucional, legal y de gobierno. Gabino recuperó indirectamente un poco de su capital político perdido. Se le abrió una oportunidad de enderezar su gobierno con ajustes en su gabinete, renovar y estrechar sus lazos con un sólo partido, borrar a la CNTE de todo poder institucional y acotarla a lo sindical, no debe ceder a ningún acuerdo que socave el Estado de derecho, la CNTE no tiene el respaldo local de paralizar a Oaxaca, está seriamente desgastada, podrida y dañada; según la encuesta de BGC-Excelsior a nivel nacional 6 de cada 10 personas ven bien la acción federal en contra de la S22 CNTE, 4 de cada 10 se la atribuyen a EPN y sólo 2 se la atribuyen a Gabino. El gobierno federal le liberó recursos por más de mil millones de pesos para el rubro educativo, además, recursos adicionales para combatir la pobreza.

Gabino tiene que convertir sus limitaciones en fortalezas con mejores asesores, con mejor gabinete, con apoyo federal. Se desgastó inútilmente casi cinco años atendiendo intereses de los partidos coalicionados y de la S22; nunca pudo armar un gabinete eficaz, en suma, tenía un Estado, un gobierno y un gabinete fallidos.

Cué tiene poco tiempo para enderezar el rumbo, debe apostar más por lo institucional, legal y administrativo, que a lo político, este sector ya lo desgastó sin buenos resultados, la federación no le va perdonar traiciones o desviaciones a su apoyo. A un año y medio de dejar la gubernatura tiene que priorizar los ejes de su gobierno y deshacer su divorcio con la sociedad oaxaqueña, con el Estado de derecho y la institucionalidad. En los ajustes de su gabinete ya no debe  tener en el poder público amistades y cercanías no rentables, ni con buenos resultados en el quehacer público. Hasta ahora se le cuestiona tener más pasivos que activos.

Ante el escenario local del 2016, debe considerar la posibilidad de entrega del gobierno a un partido distinto de los que lo apoyaron, además, la posibilidad de que sus amistades más cercanas y varios titulares de su gabinete sean sometidos a procesos judiciales, Gabino es responsable directa e indirectamente de los casos de corrupción, tráfico de influencias, fraudes y lavado de dinero que ocurran en su gobierno, tiene muchos enemigos locales y federales que le van a fiscalizar con lupa su gestión. Se salvó de la desaparición de poderes y del juicio político, se liberó de la CNTE, pero aún falta que se libre de lo peor de su gobierno. La sociedad oaxaqueña no vio cambios en la alternancia política, ni ven bien las coaliciones de gobierno.

Gabino tiene un gobierno caótico, álgido, paralizado y polarizado. Va a entregar un gobierno y un escenario peor, que el que recibió. Podría ser el peor gobierno en toda la historia de Oaxaca. Los hechos y acciones sustentan y respaldan las percepciones y valoraciones. Gabino como Heladio y Diódoro, casi al finalizar sus gestiones, firmaron y avalaron minutas o decretos con gran impacto político e institucional, Cué para quitar ataduras al Estado de derecho. Gabino debe estar fuerte y cerrar igual en el poco tiempo que le queda de su gestión, no debe quedarse atado a la quimera de las autocomplacencias e ilusiones sin porvenir. No se debe autoengañar y engañar a los oaxaqueños.

 

http://noticiastransicion.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

--0--

Imprimir


  Regresar