AMLO llama a la unidad; mandatarios reclaman presencia de Maduro en la CELAC

0
449
  • Luis Lacalle Pou, quien cuestionó directamente a Venezuela, Cuba y Nicaragua, y dijo que no se podía ser complaciente cuando no hay democracia plena.
  • El mandatario venezolano celebró el relanzamiento de CELAC para alcanzar acuerdos a favor de América Latina.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró este sábado la VI Cumbre de jefas y jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la que llamó a EU y Canadá a una integración económica a y a terminar con bloqueos y malos tratos.

En su mensaje de bienvenida, el presidente mexicano destacó la importancia de “construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la comunidad económica que dio origen a la actual Unión Europea”.

Señaló que este ideal sería posible si se acuerda sobre tres cuestiones básicas: la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación.

Sin embargo, el mandatario uruguayo Luis Lacalle Pou cuestionó directamente a Venezuela, Cuba y Nicaragua, y dijo que no se podía ser complaciente cuando no hay democracia plena; Maduro aseguró que había un “acoso incesante” contra las revoluciones de Cuba y Nicaragua.

De este modo, los presidentes de Uruguay y de Paraguay desconocieron a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, quien en respuesta los invitó a debatir sobre la democracia.

“No hay otro camino que no sea la democracia”, expresó Abdo Benítez al abogar a favor del respeto de los valores democráticos y el fortalecimiento de la institucionalidad, y sostuvo que el respeto a la democracia no sólo se da en las urnas sino en el ejercicio del poder, sin la manipulación de la justicia ni la persecución a los opositores.

En su oportunidad, Nicolás Maduro arremetió contra algunos países de América Latina y Estados Unidos que están en contra de su régimen.

“Debemos pasar la página del divisionismo que se insertó en América Latina, del acoso a la revolución bolivariana y ahora del acoso incesante a la revolución cubana y la revolución nicaragüense, ese no es el camino”, dijo el mandatario en su turno al micrófono.

Maduro se esmeró en responder los reclamos por las violaciones a los derechos humanos que le hizo el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, señalando: “Tendríamos suficientes piedras que tirar contra algunos de ustedes, pero no venimos a tirar piedras sino a tender la mano para el trabajo para el diálogo y para la unión”.

Asimismo, respondió al mandatario de Uruguay con una afrenta: “Ponga usted presidente Lacalle el lugar para el debate, o ponga usted presidente López Obrador y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir”.

“Creo que hay que ir a la construcción de una nueva institucionalidad de la Celac, hay que retomar la que se empezó a construir”, aseguró el presidente venezolano.

Momentos antes, el presidente de Uruguay dijo que su país “ve con preocupación” la situación en Venezuela, en Cuba y en Nicaragua.

“Nuestra participación en este foro obedece a una concepción virtuosa, no reaccionaria. Nuestro país integra a este foro donde puede intercambiar y coincidir con países de América Latina y del Caribe, integra este foro porque la Celac ha profundizado y ampliado su relacionamiento con otros países del mundo”, afirmó Lacalle.

Por su parte, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, aclaró que su presencia en la cumbre no significaba un reconocimiento al gobierno de Maduro.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro, no hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”, dijo.