Ómicron está ocasionando un tsunami de casos de Covid-19: OMS

0
36
  • Además de la vacunación, la OMS refuerza aplicar las medidas sociales de salud pública, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y evitar aglomeraciones.
  • El plan de la OMS era que todos sus países aliados tuvieran un 40% de su población vacunada al final de 2021, sin embargo, poco menos de la mitad quedó lejos del objetivo.

La variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 está hospitalizando y matando personas, y ocasionando un tsunami de casos, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El jefe de la Organización alertó que los sistemas sanitarios de todo el mundo se están viendo comprometidos a causa de esta nueva variante puesto que si bien, parece ser menos grave que Delta, especialmente para las personas que ya están vacunadas, esto no significa que deba clasificarse como “leve”.

“Al igual que las variantes anteriores, Omicron está hospitalizando y matando gente. De hecho, el tsunami de casos es tan grande y rápido, que está desbordando los sistemas sanitarios de todo el mundo”, dijo. “Los hospitales están saturados y faltos de personal, lo que se traduce además en muertes evitables no sólo por Covid-19 sino por otras enfermedades y lesiones en las que los pacientes no pueden recibir la atención oportuna”.

Dijo que las vacunas de primera generación no detienen todas las infecciones y transmisiones pero aún son muy eficaces para reducir las hospitalizaciones y las muertes por este virus.

Por ello, además de la vacunación, las medidas sociales de salud pública, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social, evitar aglomeraciones y la mejora e inversión en ventilación de espacios, son importantes para limitar la transmisión.

Al señalar que la semana pasada se registró el mayor número de casos de Covid-19 en lo que va de pandemia, con 95 millones en todo el mundo, dijo que con certeza esto se trata de una subestimación porque las cifras notificadas no reflejan el impacto de las festividades decembrinas, el número de autopruebas positivas no registradas y los sistemas de vigilancia sobrecargados.

“Si bien Ómicron parece ser menos severo en comparación con delta, especialmente en los vacunados, no significa que deba ser categorizado como ‘leve’”, dijo el director general de la OMS.

El Covid-19 suma casi 5.5 millones de muertes en todo el mundo, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Estados Unidos, Brasil e India registran los números más altos.

Con la propagación de la variante Ómicron en todas las regiones, los nuevos contagios sumaron 9.5 millones y las muertes rebasaron las 41 mil en el mundo, del 27 de diciembre al 2 de enero, de acuerdo con la ONU.

“La esencia de la disparidad es que algunos países están avanzando hacia la vacunación de los ciudadanos por cuarta vez, mientras que otros ni siquiera han tenido un suministro regular suficiente para vacunar a sus trabajadores sanitarios y a las personas de mayor riesgo”, dijo. “Un refuerzo tras otro en un pequeño número de países no acabará con una pandemia mientras miles de millones sigan completamente desprotegidos. Pero podemos y debemos darle la vuelta. A corto plazo podemos poner fin a la fase aguda de esta pandemia mientras nos preparamos para las futuras”.

Hizo un llamado a los ciudadanos del mundo, incluida la sociedad civil, científicos, líderes empresariales, economistas y académicos, para que exijan a los gobiernos y a las empresas farmacéuticas que compartan las herramientas sanitarias a nivel mundial y pongan fin a la muerte y la destrucción de esta pandemia.

“Necesitamos equidad en las vacunas, equidad en los tratamientos, equidad en las pruebas y equidad en la salud, y necesitamos sus voces para impulsar ese cambio. Equidad, equidad, equidad”, pidió.

La OMS anunció que todas las regiones notificaron un incremento en la incidencia de casos semanales, con el continente americano a la cabeza -los casos se duplicaron-, seguido por el sureste asiático (78%) y Europa (65%). África, por su parte, documentó una subida del 22% de las muertes.

No se alcanzó el objetivo de vacunación del 2021

Tedros comentó que el plan de la OMS era que todos sus países aliados tuvieran un 10% de su población vacunada para septiembre del 2021, y para diciembre de ese mismo año, debían tener un 40%, sin embargo, de las 194 naciones que pertenecen a ella, 92 no llegaron al objetivo.

Él dijo que esto fue resultado de la inequidad de las autoridades mundiales, ya que las regiones más ricas tomaron gran parte de las dosis, dejando a los menos desarrollados sin este medicamento.

Indicó que estas acciones terminarán afectando la recuperación económica de todos, existen empleos que aún no se puede retomar con normalidad y se perderán; recordó que estas estrategias individualistas no podrían solucionar esta situación.

“Una dosis de refuerzo tras otra en un pequeño número de países no acabará con una pandemia mientras miles de millones siguen completamente desprotegidos,” precisó el jefe de la OMS, quien añadió que sería posible que acabe esta crisis durante su tercer año si los líderes no cambian de actitud y son más solidarios.