El adiós de Angela Merkel se da con honores militares, pide optimismo a los alemanes

0
466

La semana pasada se vivió una ceremonia celebrada a la luz de las antorchas, donde las Fuerzas Armadas Federales de Alemania despidieron a la canciller Angela Merkel. Esta ceremonia militar se ha convertido en el acto de despedida no oficial de ministros de Defensa, presidentes y cancilleres.

En un discurso breve y solemne, , Merkel agradeció a los alemanes y les pidió que sean optimistas sobre el futuro de su país.

Adiós tras cuatro mandatos

Fueron “16 años como canciller de Alemania llenos de acontecimientos, a menudo, muy desafiantes, políticamente y como ser humano”, dijo. Múltiples crisis han demostrado la importancia de la cooperación internacional a la hora de abordar los desafíos que enfrenta el mundo, añadió.

La canciller agregó que “los dos últimos años de la pandemia en particular” habían demostrado “la importancia de confiar en los líderes políticos, la ciencia y el discurso público”. Además dijo que “me gustaría alentarlos en el futuro a mirar el mundo desde la perspectiva de otras personas también”.

Despedida en lugar emblemático

Merkel fue la primera canciller de Alemania del este del país y también la primera canciller de la Alemania de posguerra en ser despedida con esta especial ceremonia en Berlín.

Ella eligió el complejo Bendler Block, del Ministerio de Defensa, para la ceremonia. Es un lugar lleno de historia. Fue construido como oficina para la Armada Imperial Alemana en 1914, ampliado por los nazis y convertido en el cuartel general de un grupo de oficiales alemanes que intentaron sacar a Adolf Hitler del poder el 20 de julio de 1944. Los líderes de la conspiración fueron ejecutados en el patio, donde hoy se alza un monumento dedicado a la resistencia alemana. Desde 1993, este complejo ha servido como sede adicional del Ministerio Federal de Defensa del país.

Merkel es la tercera gobernante del país en recibir los honores en esta ceremonia llamada “Zapfenstreich”. Helmut Kohl, canciller demócrata cristiano de 1982 a 1998, fue el primero. Eligió la catedral de Speyer, patrimonio mundial de la UNESCO, en su estado natal de Renania-Palatinado. El canciller socialdemócrata Gerhard Schröder, de 1998 a 2005, prefirió que la ceremonia se llevara a cabo en su ciudad natal, Hannover.

Olaf Scholz, el progresista que será el próximo canciller de Alemania

Después de casi dos meses de intensas negociaciones los socialdemócratas (SPD), Verdes y liberales (FDP) cerraron una alianza de gobierno que deja a Olaf Scholz a un paso de ser el próximo canciller de Alemania, tras 16 años de la era Angela Merkel.

La cámara baja del Parlamento de Alemania anunció la semana pasada que elegirá como nuevo canciller del país a Olaf Scholz el próximo 8 de diciembre.

Scholz, de 63 años, debe ser elegido por una mayoría de 736 diputados del Bundestag, antes del traspaso de poderes el mismo día con la canciller saliente, Angela Merkel, quien abandona su cargo tras 16 años al frente del país teutón.

Esta semana, el futuro canciller se mostró a favor de la vacunación obligatoria contra el Covid -19 para detener la nueva ola de la pandemia, informaron sus colaboradores.

“Dice que siente que hay un debate en torno a la cuestión entre los diputados (…) y señaló que vería de buen grado esta norma”, durante una reunión entre Merkel y los dirigentes de 16 regiones alemanas, que podría concluir con un aumento de las restricciones sanitarias.

La vacunación obligatoria debería ser aprobada por el parlamento alemán.

Los líderes de los poderes regionales pidieron ya en su última reunión con Merkel, celebrada hace poco más de quince días, la vacunación obligatoria al menos en los sectores profesionales más sensibles y en contacto con personas vulnerables.

Scholz se comprometió a elaborar el correspondiente proyecto de ley para que entrara en el trámite parlamentario antes de final de este año, según confirmó la semana pasada al presentar el pacto de coalición entre socialdemócratas, verdes y liberales.

El socialdemócrata anunció al presentar su pacto de coalición la creación de un equipo de crisis contra el coronavirus, con representantes del gobierno federal, de los poderes regionales y municipales, así como de expertos de referencia.

Una de sus prioridades es acelerar la vacunación, en un país donde la tasa de población con la pauta completa -menos del 70%- sigue por debajo de la de otros europeos, pese a las repetidos pedidos de políticos y expertos a inmunizarse.