Sucesión 2024: México, S. A. de C.V. o República Coparmex

0
147

El rasgo más significativo de la sucesión presidencial de 2024 no se localiza en Palacio Nacional o en Morena, sino que se ubica en la irrupción del sector empresarial en un tercer intento por imponer a un candidato presidencial propio.

Esta característica del 2024 es analizada en la revista semanal digital Palacio Nacional 2024 (https://indicadorpolitico.com.mx/?p=14753), realizada por los equipos de trabajo de Indicador Político y del Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad, justo en la coyuntura en la que el eje político-empresarial, Claudio X. González, anunció la elaboración “propia” del proyecto de nación –no solo del gobierno 2024-2030– que será la propuesta de la alianza opositora PRI-PAN-PRD-Coparmex.

Además de confrontaciones graves con el Estado y algunos gobiernos sexenales, el sector empresarial hizo cuando menos dos intentos de presentación de un candidato propio bajo el escudo del PAN: en 1975, en la coyuntura del asalto al PAN por los empresarios reconocidos como los bárbaros del norte y bajo la dirección política de Luis H. Álvarez, la pugna al interior del partido impidió una candidatura empresarial.

Pero en 1988 el sector de confrontación antiestado de los empresarios se hizo de la candidatura presidencial del PAN en la figura de Manuel J. Clouthier, expresidente de la Coparmex y del Consejo Coordinador Empresarial y uno de los pivotes en la movilización política del sector privado contra la expropiación de la banca en septiembre de 1982. Clouthier potenció su activismo político contra el Estado para buscar que por primera vez un empresario pudiera ser presidente de la república. Sin embargo, en las cifras oficiales, apenas pudo conseguir 17% de votos, contra más de 30% del disidente priísta Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

La intención del Señor X., empresario autodenominado como activista político y social, cuajó en la configuración de la alianza Sí X México y en la incorporación a ese grupo de Gustavo de Hoyos, expresidente del sindicato patronal Coparmex. La intención del Señor X es la de colocar a De Hoyos como el candidato presidencial de la alianza opositora.

La revista Palacio Nacional 2024 realiza un recuento de las historias de búsqueda del poder político y de Estado por diferentes organizaciones y personalidades empresariales. Los patrones habían sido hasta 1988 uno de los principales sectores invisibles del sistema político priísta y configuraban un régimen de economía mixta con gestión prioritaria por el Estado; la reforma del sistema/régimen/Estado realizada por los presidentes Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari rompió esa subordinación sistémica y lanzó a los empresarios a la conquista del poder para eludir las intermediaciones estatales.

La intención del Señor X.-De Hoyos-Coparmex es la de liquidar también la intermediación política del modelo de sistema de representación que se basa en el funcionamiento de partidos políticos como los canales casi exclusivos de participación en la búsqueda de cargos públicos. Los empresarios se han negado a explorar el camino de las candidaturas independientes y no han querido fundar un partido patronal y por eso su interés en convertir la alianza Sí X por México en una especie de corporativo de intereses empresariales utilizando el registro de los tres partidos.

El propósito del bloque empresarial del Señor X. es el de convertir a México en una S. A. de C. V. o República Coparmex, a partir del enfoque de clase de que el sector privado es el más importante en el modo de producción capitalista, toda vez que es el Estado y los legisladores son empleados públicos pagados con la recaudación fiscal productiva.

Esta es la segunda fase empresarial de disputa por la nación. La primera fue analizada con precisión por Carlos Tello y Rolando Cordera en 1981 en el ensayo –hoy de relectura obligada– La disputa por la nación entre dos proyectos: el popular impulsado por la clase trabajadora y el neoliberal defendido por los patrones. La primera disputa fue resuelta por la contrarrevolución neoliberal de Carlos Salinas de Gortari al convertir al Estado en el representante del modelo de acumulación privada y globalizada de la producción. Pero hoy los empresarios quieren el control directo del Estado.

El Señor X. es un activo empresarial formado en los gobiernos de Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo y vinculado al proyecto empresarial priísta-panista de Fox, Calderón y Peña Nieto, solo que ahora con el apoyo oxímoronico del PRI, el pan y el PRD.

 

Política para dummies: La política es también el territorio de la lucha de clases productivas.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh