Save The Children acusa a Samuel García y esposa por trata de personas

0
86
Samuel García, bebé
  • El matrimonio solicitó un permiso de convivencia familiar con un bebé del DIF estatal, para convivir con él y tomarse fotos que compartieron en redes sociales

La organización civil Save the children asegura que el gobernador de Nuevo León, Samuel García y su esposa, Mariana Rodríguez, incurrieron en el delito de trata de personas al llevarse a un bebé del albergue infantil DIF Capullos, para tomarse fotos con ella y devolverlo después del fin de semana, acusándolos de: “usar su imagen con fines políticos y mercantiles en las comunicaciones de sus redes sociales”.

El organismo señaló en su cuenta de Twitter que desde el sábado 15 de enero García y Rodríguez, titular del DIF estatal, solicitaron un permiso de convivencia familiar por un fin de semana con un bebé del Sistema Estatal DIF, sin tener ningún vínculo con el menor. Durante el tiempo que el menor estuvo con ellos fue víctima de violaciones a su derecho a la vida privada, a la identidad y a los relacionados con la aplicación del interés superior establecido en la Constitución.

Por lo que solicitó que el caso fuera investigado por autoridades federales.

“¿Qué buscaba una acción como esta? ¿Es esto lo que necesita un niño? ¿Ser expuesto en redes sociales y medios de comunicación? ¿Por qué pensamos que está bien?”, cuestiona la organización, que intenta reivindicar los derechos del menor, pues considera que fue utilizada como un objeto para beneficiar los intereses políticos del matrimonio.

Por ello, pidió a las autoridades federales que investiguen el caso, que fue revelado en redes sociales por la pareja que preside el Poder Ejecutivo estatal.

“Legalmente, el caso debe investigarse, con la participación de las autoridades federales, dada la concurrencia que existe en materia de derechos de las niñas, niños y adolescentes”.

Sobre el caso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León también solicitó al DIF estatal a proteger la identidad de menores de edad, así como garantizar el derecho a la intimidad y a la protección de sus datos personales. En una carta dirigida al director del DIF, Miguel Ángel Sánchez Rivera, a quien se le solicitó tomar las medidas pertinentes para salvaguardar la intimidad y protección de los menores que se encuentran bajo resguardo de la institución.

“Además, la CEDHNL añadió que deberían adoptar un Programa de Capacitación para las personas servidoras públicas que laboran directamente en espacios donde son atendidos los menores de edad, sobre el respeto a los derechos humanos”, indicó el DIF de la entidad.