Covid-19 se ha llevado una considerable cantidad de votos

0
115

De acuerdo al corte oficial del jueves, las cifras Covid-19 eran las siguientes: Casos negativos acumulados: 1 millón 993 mil 222. Casos confirmados acumulados: 1 millón 588 mil 369. Decesos: 137 mil 916.

¡137 mil 916 personas fallecidas por contagio del virus!

Imagínense que todas ellas en vida tenían la calidad de electores y que en su totalidad eran simpatizantes de Morena. Uf, ¡la muerte se habría llevado una considerable cantidad de votos destinados al partido en el poder!

Claro, son menos, porque entre los decesos seguramente se encuentran personas que no tenían la calidad de electores (registro y credencial para votar con fotografía), menores de edad, extranjeros, privados de libertad, etc.

¿Cuántos? Quien sabe. El Registro Civil de cada entidad federativa y el Instituto Nacional Electoral (INE) deben tener los datos de las bajas por defunción en el padrón electoral y en la lista nominal de electores, aunque quizá sin registro de causa.

Pero de esas 137 mil 916 personas fallecidas por contagio del virus, tal vez el 90 u 80% eran electores y en su mayoría afines a Morena, considerando  –en esta hipótesis— que actualmente es el partido de las mayorías.

Entonces, Morena tendría bajas en su registro de votantes a su favor.

¿Cuántos más de aquí al día de las elecciones?  ¿Otros 137 mil 916 decesos, incluyendo determinado porcentaje de personas que en vida tenían calidad de electores? ¿O más, considerando que últimamente en nuestro país se presenta un incontenible rebrote y ya se corre el riesgo de la presencia de cepas extranjeras? ¿Cuántas bajas más para Morena?

Y nos referimos solo a Morena porque, reiteramos, actualmente es el partido de las mayorías. Ya que si todas las defunciones fuesen simpatizantes de los partidos opositores, pues que Dios se apiade de ellos el día de la jornada electoral.

Y a los decesos, súmenle el enojo de los familiares sobrevivientes; decrecería el número de votos para los partidos políticos, sobre todo para Morena, salvo que éste convenza a los deudos con los apoyos creados para éstos, incluyendo gastos funerarios y todo tipo de programa social, de modo tal de convertir el enojo en agradecimiento.

Puede darse otro escenario: Alto abstencionismo en las próximas elecciones concurrentes para renovar la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y cargos locales en las 32 entidades federativas, salvo en las 15 donde elegirán gobernador o gobernadora (porque éste cargo siempre implica más participación ciudadana).

Abstencionismo por enojo, decepción, desilusión, dolor, desesperación, angustia, por haber perdido algún familiar, el trabajo, el changarro, el patrimonio, a causa de la pandemia.

Aunque por otra parte a causa de las erráticas políticas gubernamentales.

Cierto, es un virus mortal, no había vacuna y las existentes quizá sean insuficientes. Ah, pero políticas oficiales oportunas y eficaces, por lo menos hubiesen disminuido los contagios y los fallecimientos; además de evitar el cierre definitivo de fuentes de empleo.

No se trataba de inyectar recursos al sector productivo, sino de eximirlos de algunos impuestos; o si acaso de disminuirlos en pagos diferidos.

Vaya, justos pagan por pecadores; la actual administración federal castiga a las pequeñas y medianas empresas igual que a las grandes, varias de las cuales pertenecen a políticos; incluso de la Cuarta “T”. Tantas contradicciones. Se odia a los empresarios, y se tiene un consejo de vacas sagradas en el ramo.

Ahora vendrá el enojo por la vacunación, la cual –han dicho— es universal y gratuita. Sí, solo que por etapas. Un gobierno que piensa en su pueblo invierte los recursos necesarios para adquirir suficientes vacunas y vacunar de un jalón por lo menos a las personas más vulnerables.

Eso de la vacunación por etapas y por sectores tiene harto hedor electoral. ¿O solo es imaginación? Los electores ya ajustarán cuentas el día de las elecciones, salvo los convenzan de lo contrario ya sea por acciones efectivas o vía programas sociales.

En fin.

Correo: rosyrama@hotmail.com