Oficial, Delfina Gómez asume la SEP; Esteban Moctezuma se alista para ser embajador

0
158
  • Delfina Gómez agradeció el encargo y destacó a estudiantes y a docentes en su discurso en la conferencia matutina.
  • No como un cargo político burocrático; asumo esta responsabilidad como el encargo más hermoso que puede existir, dijo Delfina Gómez.

Se forma oficial, se concretó el relevo en la Secretaría de Educación Pública (SEP). Con el ajuste, Esteban Moctezuma Barragán deja sus funciones para convertirse en embajador de México en Estados Unidos. En su lugar, la senadora con licencia y exdelegada federal de programas del Bienestar en el estado de México, Delfina Gómez.

Moctezuma Barragán ahora comparecerá ante el Senado para que este órgano delibere su aval para ser propuesto ante Estados Unidos como Embajador, por lo cual presentó su renuncia como Secretario, lo cual, agregó, genera sentimientos encontrados al dejar este cargo.

Tras destacar que el comercio entre México y Estados Unidos representaría la cuarta economía mundial, y se ha convertido en la frontera más dinámica en el mundo, apuntó que a la relación bilateral “no le queda más destino que seguir creciendo, mejorando y madurando”.

Aunque asume un cargo de relevancia, dijo que también tiene un sentimiento de tristeza al dejar la SEP. Tras agradecer al Presidente por el nombramiento, hizo un balance de sus actividades al frente de la SEP.

Expuso que “se revalorizó a nuestras maestras y maestros que han mostrado ser insustituibles”, a la vez que destacó el nombramiento de Delfina Gómez como sucesora, y señaló que en los últimos dos años no hubo un solo día de paro laboral en el país, algo que no sucedía desde hace 35 años.

A pesar de la pandemia, indicó que en este lapso se fomentó la educación personalizada en busca de atender a cada estudiante acorde a sus circunstancias personales, mientras que la creación del programa La Escuela es Nuestra ha llegado a los planteles con mayor marginación, acompañado de la creación de escuelas de educación superior.

En el marco de la emergencia sanitaria, explicó, se capacitaron a más de un millón de docentes en materia de educación digital “que llegó para quedarse”, lo cual definió como un avance sin precedente.

En su gestión como secretario “se atacó frontal y estructuralmente la corrupción”, señaló, al referir la lucha contra el “huachicol educativo” en la asignación irregular de plazas, al igual que el fomento de un pensamiento crítico y productivo, “con pasión por el arte y la cultura y un profundo amor por México”.

Por su parte, Delfina Gómez expuso que es un honor encabezar la SEP. Luego de destacar la gestión de Moctezuma Barragán apuntó que la dependencia fue “perdiendo su alma y esencia” por corrupción, y pasó de estar encabezada por pensadores a burócratas en las administraciones anteriores.

Recordó que vivió las reformas desde el aula, frente al grupo y como directora, pero “no es esa experiencia lo que puede hacer de este cargo merecedora, sino que me legitima”. Consideró que su nombramiento, además, permitirá que en administraciones futuras también sea un maestro quien asuma este cargo.

Tras advertir que hubo “abusos” en la época neoliberal sobre el sistema educativo, lamentó que en ese periodo se “estigmatizó al docente” y se abandonó a la niñez y la juventud. Los contenidos fueron centrándose en la medida que “el ambiente neoliberal exigían”.

«Es un honor asumir la responsabilidad de la SEP, me llena de orgullo que nuestro presidente pensara en mí para este encargo porque así lo asumo. No como un cargo político burocrático; asumo esta responsabilidad como el encargo más hermoso que puede existir, que es el de coadyuvar en el proceso de educar a millones de personas», indicó la nueva secretaria de Educación Pública.

En su nuevo encargo, planteó que “la primera acción es dar un trato digno a nuestros maestros”, por lo que es necesario retomar la formación docente desde sus inicios para la dignificación de la imagen del maestro.

Como segundo eje, se debe dar prioridad a mejorar la infraestructura, así como los contenidos educativos en relación con la «realidad que estamos viendo», partiendo del humanismo, además de continuar con el impulso de becas.