Colocan bajo la lupa la vacuna de AstraZeneca; UE suspende aplicación

0
145

Varios países de Europa, entre los que destacan Alemania, Francia, Italia y España, decidieron suspender de forma preventiva la vacunación contra el Covid-19 con el preparado de la compañía anglo-sueca AstraZeneca tras la detección de varios casos de trombosis y la muerte de una de las personas afectadas, una trabajadora sanitaria noruega.

Ante la situación, la Agencia Europea del Medicamento (EMA), inició las investigaciones y se estima que el próximo 18 de marzo se pronuncié al respecto de forma concreta.

De momento, los países que han decidido suspender la vacunación con el preparado de AstraZeneca son: Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Irlanda, España, Bulgaria, Dinamarca, Noruega e Islandia, mientras que Austria, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo retiraron un lote específico al detectar casos de trombosis.

La OMS investiga informes sobre vacuna  AstraZeneca

Dos lotes de la vacuna de AstraZeneca que se produjeron en Europa, y no a través de la instalación COVAX, están en el centro de una investigación de seguridad. Ninguno de esos lotes ha llegado a América Latina.

La agencia de la ONU para la salud recordó además que se han administrado más de 300 millones de vacunas contra el COVID-19, sin ninguna muerte reportada.

Desde la semana pasada, expertos de la Organización Mundial de la Salud anunciaron que ya habían comenzado una investigación después de que varios países europeos suspendieran el uso de las vacunas contra el COVID-19 de AstraZeneca debido a informes sobre la aparición de coágulos de sangre en una treintena de pacientes.

Tedros Adhanom Gebreyesus aclaró que la medida se ha tomado como precaución en naciones como Dinamarca mientras se finaliza la información completa.

“Es importante señalar que la Agencia Europea de Medicamentos ha dicho que no hay indicios de un vínculo entre la vacuna y los coágulos de sangre, y que la vacuna puede seguir utilizándose mientras su investigación está en curso”, explicó el director de la agencia de la ONU.

Actualmente, el Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas que revisa sistemáticamente las señales de seguridad de todas las inmunizaciones, está evaluando cuidadosamente los informes actuales sobre la vacuna AstraZeneca.

“Tan pronto como la OMS haya obtenido una comprensión completa de estos eventos, los hallazgos y cualquier cambio en nuestras recomendaciones actuales se comunicarán inmediatamente al público”, dijo el experto.

Tedros recordó que hasta ahora se han administrado más de 335 millones de dosis de vacunas COVID-19 en el mundo sin ninguna muerte reportada.

“Pero al menos 2.6 millones de personas han muerto a causa del virus. Y más seguirán muriendo cuanto más tiempo se tarde en distribuir las vacunas de la forma más rápida y equitativa posible”, expresó.

COVAX no está distribuyendo las vacunas investigadas

La preocupación por la vacuna de AstraZeneca en Europa proviene de dos lotes específicos que fueron manufacturados en Europa, y no aquellos que distribuye la iniciativa COVAX de la OMS y Gavi, que se fabrican en Corea del Sur y la India, aclaró la científica jefa de la Organización.

“Estamos hablando de dos lotes que se produjeron en Europa. COVAX está distribuyendo vacunas de AstraZeneca producidas en India por el Instituto Serum y en Corea del Sur por SK Byo. Esos lotes solo se han usado en algunos países en Europa y no se están usando en otras partes”, expresó Soumiya Swaminathan.

La experta expresó que los eventos adversos posteriores a la a aplicación de las inmunizaciones son muy importantes y el público está ansioso por conocerlos porque afectan sus propias percepciones de la vacuna, pero aclaró que deben ser vistos en el contexto de eventos que ocurren naturalmente en la población.

“Hay una tasa de fondo para todas estas cosas, la gente se enferma, la gente contrae enfermedades graves, la gente muere todos los días debido a una variedad de causas, por lo que hay una tasa de fondo para cada una de estas enfermedades, ya sea el evento tromboembólico, el embolismo pulmonar, la parálisis de Bells u otras enfermedades neurológicas. Son muertes de las que sabemos cuáles son las tasas normales. Entonces, cuando las agencias reguladoras lo que hacen es mirar si hay un patrón inusual de eventos que ocurren tras la vacuna y también buscan ver si existe una relación causal entre recibir la inmunización y la enfermedad”, explicó.

La experta dijo que las personas deben entender que el hecho de que se informe una muerte después de una vacunación no significa que se deba a ésta.

“Podría no estar relacionado en absoluto, pero se informa porque la gente está vigilando de cerca a quienes están vacunados. Los sistemas de farmacovigilancia se están asegurando de que se informen, pero nuevamente es importante hacer las investigaciones completas adecuadas antes de reaccionar y explicarle a la gente de una manera muy transparente y abierta lo que está sucediendo y explicar cuándo se convierte realmente en algo preocupante”, aclaró.