The Economist dedica portada a AMLO y lo llama el ‘falso mesías’

0
62
  • La publicación remarca que los partidos de oposición deben trabajar juntos para frenar a López Obrador en lo que resta de su gobierno.
  • El medio alertó que AMLO es un peligro para la democracia pues aplica malas políticas por medios inadecuados.

The Economist indica que López Obrador divide a los mexicanos en dos grupos: “el pueblo”, con lo que se refiere a quienes lo apoyan; y “la élite”, a la que denuncia, a menudo por su nombre, como delincuentes y traidores a los que culpa de todos los problemas de México.

Aseguran que López Obrador está “frustrado” con los funcionarios que se preocupan por las reglas y la licitación de contratos y refieren al uso del Ejército para construir “su ferrocarril”, administrar puertos y combatir el crimen.

“En otros países, invitar a los militares a manejar enormes sumas de dinero público con escasa supervisión ha resultado catastrófico, como podría advertirle cualquier egipcio o paquistaní. Pero López Obrador es conocido por no escuchar los consejos. Su eslogan en las reuniones del gabinete es ‘¡Cállate!’”, aseguran.

“Su desdén por la experiencia ha hecho que el gobierno sea menos competente. Su proyecto ‘Sembrando Vida’ ha animado a los agricultores a talar árboles viejos para que se les pague por plantar otros nuevos. Su política de ‘abrazos, no balazos’ no ha logrado reducir una tasa estratosférica de asesinatos. A pesar de todas sus críticas contra la corrupción, los mexicanos informan de tantas demandas de sobornos por parte de los funcionarios como antes”, publicaron.

Califican como “lamentablemente lenta” la reacción de su gobierno para responder a la pandemia de la Covid-19 y criticaron su poco gasto para amortiguar sus efectos económicos.

Según las estimaciones de The Economist, México ha sufrido un exceso de 477 mil muertes por la pandemia, una de las peores tasas del mundo; y su PIB se contrajo un 8.5% el año pasado.

Aseguran que los inversionistas temen la incertidumbre de gobernar por “caprichos presidenciales”.

“López Obrador está socavando los controles de su poder. Se apoya en los anunciantes para que no apoyen los medios de búsqueda de fallas. Recorta los presupuestos de los organismos autónomos o los llena con sus seguidores. La semana pasada dijo que reemplazaría al gobernador del Banco de México por alguien que favorezca ‘una economía moral’. Ha amenazado al INE, organismo que dirige las elecciones”, recuerdan.

The Economist asegura que los próximos tres años determinarán la profundidad y duración del daño que le hace a México y su democracia.

“Tiene prohibido buscar la reelección, pero está tratando ilegalmente de extender el mandato de Arturo Zaldívar, un juez “amistoso” de la Suprema Corte. Los críticos temen que quiera sentar un precedente para sí mismo. Las instituciones de México son fuertes, pero pueden ceder ante el asalto sostenido de un fanático con apoyo popular. El país escapó del gobierno de facto de un solo partido en 2000”, recalca.