OPS exhorta a prepararse para la «doble amenaza» de la temporada de huracanes y Covid-19

0
19
  • Se anticipan entre 13 y 20 tormentas con nombre, de las cuales entre 6 y 10 podrían ser huracanes y de 3 a 5 huracanes importantes.
  • La próxima temporada de huracanes en América podría ser más devastadora en una región que todavía no se ha recuperado de las tormentas del año pasado.

 

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, exhortó a las autoridades nacionales y locales de los países con riesgo por huracanes y fenómenos extremos asociados a éstos a prepararse para la temporada de huracanes 2021.

Advirtió que el Covid-19 y la probable devastación de los fuertes vientos e inundaciones a consecuencia de este tipo de eventos naturales hacen que la preparación sea aún más crítica que en años anteriores.

«Debemos proteger a nuestros países y territorios contra la doble amenaza del Covid-19 durante la temporada de huracanes», dijo la Dra. Etienne. «Necesitamos asegurarnos de que los servicios de salud estén plenamente operativos para salvar vidas y proteger el bienestar de las poblaciones antes, durante y después de huracanes. También es vital garantizar que la atención de urgencias, la hospitalización, las camas de unidades de cuidados intensivos (UCI), los laboratorios y los centros de cuarentena y aislamiento estén protegidos y sean funcionales».

El 1º de junio pasado comenzó la temporada de huracanes en el Atlántico, durante la cual se prevé una probabilidad de 60% de actividad superior a la normal, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés). Se anticipan entre 13 y 20 tormentas con nombre, de las cuales entre 6 y 10 podrían ser huracanes y de 3 a 5 huracanes importantes.

La OPS está trabajando con los países de América Latina y el Caribe para proporcionar suministros de emergencia y ayudar a asegurar instalaciones críticas.

El 10 de junio la OPS llevará a cabo una reunión de preparación con representantes de los organismos de coordinación de desastres naturales de todos los países de las Américas. La reunión virtual, cuyo objetivo es identificar los recursos y ajustar los planes de preparación y alistamiento, incluirá panelistas de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Centro Nacional de Huracanes de la NOAA, el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), la Agencia para el Manejo de Desastres y Emergencias del Caribe (CDEMA, por sus siglas en inglés) y el Ministerio de Salud de Guatemala.

Los días 20 y 21 de mayo, la OPS se reunió con funcionarios de gestión de desastres de siete países centroamericanos y la República Dominicana para analizar las principales necesidades de reducción del riesgo de desastres.

La Dra. Etienne instó a los funcionarios, especialmente a los del Caribe, Centroamérica, México y el norte de Sudamérica, a actualizar los planes nacionales de respuesta a huracanes y a realizar ejercicios de simulación. Dijo que los países deberían fortalecer sus planes de evacuación, teniendo en cuenta medidas adicionales de distanciamiento físico y de higiene y saneamiento adicionales en los refugios. También llamó a los países a reforzar los servicios de atención de salud asegurando que el personal y los suministros esenciales y el equipo de protección estén disponibles cuando sean necesarios.

Estas medidas y acciones son especialmente importantes para los países y territorios que continúan sufriendo las consecuencias de la temporada de huracanes de 2020, la cual fue altamente destructiva.

«En 2020, los huracanes Eta e Iota afectaron alrededor de 9.9 millones de personas y provocaron daños considerables a la infraestructura médica, especialmente en Honduras, Guatemala, Nicaragua y Colombia», dijo el Dr. Ciro Ugarte, Director de Emergencias Sanitarias de la OPS. «Entre las tormentas del año pasado y la pandemia en curso, las actividades de preparación y reducción de riesgos son más críticas que nunca».

En las últimas semanas, la mayoría de los países de América Central han notificado aumentos en los casos de Covid-19, y muchos países y territorios del Caribe también han notificado repuntes.

Cruz Roja alerta de temporada de tormentas «más devastadora» en Latinoamérica

La próxima temporada de huracanes en América podría ser más devastadora en una región que todavía no se ha recuperado de las tormentas del año pasado y de la pandemia de Covid-19, alertó la Cruz Roja.

«Nos estamos preparando para una nueva temporada de récords», dijo Roger Alonso, jefe de Unidad de Desastres, Crisis y Clima de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), basada en Panamá.

Los expertos predijeron la formación de entre 13 y 20 tormentas en el Océano Atlántico durante la temporada que empieza en junio, de las que entre seis y diez se convertirán en huracanes, de tres a cinco de ellos fuertes (de categoría 3 o mayor).

«Solo en el Océano Atlántico podría registrar hasta 20 tormentas que lleguen a tener nombre, de las cuales cinco podrían convertirse en peligrosos huracanes mayores. Un solo huracán o tormenta basta para causar un desastre que afecte a millones de personas», detalló Alonso.