Los fifís austeros

0
427

Este pasado 6 de noviembre se casó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, con la consejera electoral Carla Humphrey en Guatemala, en medio del escándalo de una de sus invitadas, la secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz que de acuerdo al periodista Darío Celis, habría sido detenida por no reportar 25 mil dólares en efectivo al intentar abordar un avión.

Esto motivó que Sheinbaum aceptara su renuncia de inmediato cosa que se confirmó a través de un Twitter publicado por la misma Paola Félix. Difundió lo siguiente: “Me encuentro Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado, es falso que haya sido detenida y es falso que el vuelo lo pagó un proveedor, No he cometido ninguna actividad ilícita, pero he decidido poner a disposición de @Claudiashein mi renuncia”.

Los recién casado argumentaron que buscaron como sede al vecino país del sur por temor a un atentado del narco. Y es que apenas una semana antes del atentado contra Omar García Harfuch, en la CDMX, el General Audomaro Martínez -jefe de la Inteligencia de Andrés Manuel López Obrador- alertó en la habitual reunión de seguridad de todas las mañanas que el Cártel Jalisco Nueva Generación preparaba un atentado.

El General Martínez afirmó a AMLO que conservaba información acerca de que ahí mismo podía exponer un “top 5″ de posibles blancos. Y señaló a cinco posibles víctimas: AMLO, Alfonso Durazo, Omar García Harfuch, Santiago Nieto y el propio Audomaro.

Carla Humphrey y Santiago Nieto mencionaron que ya contaban con una casa para habitar y lo manifestaron a través de una declaración patrimonial señalando que obtuvieron un crédito hipotecario de ni más ni menos que de 24 millones de pesos para la casa en la alcaldía Álvaro Obregón (importante ser aspiracionista y vivir como los neoliberales conservadores).

Luego de la inesperada cena de Emilio Lozoya, ahora la 4aT debe muchas explicaciones sobre el costo de la boda, la transportación, el hospedaje y quiénes acudieron.

Recordemos que el primer escándalo que enfrentó AMLO – y lo evadió- fue la lujosa boda de César Yáñez quien es su hombre de clase confianza en materia de comunicación social y lo acompañó con cargo público cuando el tabasqueño fue jefe de Gobierno en donde el propio Yáñez se vio expuesto acusado de tráfico de influencias para evitar que su esposa fuera a la cárcel señalada por fraude.

Y en estos días- sólo como un puñado más de contradicciones- se ha visto a Claudia Sheinbaum y a Mario Delgado disfrutar a planitud del Gran Premio de la F1 cuando al inicio de la administración lo torpedearon por considerarse un evento “fifí”. Lo cierto es que al parecer tanto a Santiago Nieto como a Carla Humphrey se les aguó la estrategia el primero para colocarse como Fiscal de la nación y la segunda pretender ser la consejera presidente del INE.

Pues qué tal ahora tenemos a muchos de la 4aT como los nuevos fifís austeros. La pregunta es: ¿le están viendo la cara al presidente o todos ellos en conjuntos nos están viendo la cara a nosotros? Y que conste que es pregunta.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquense tv canal 34.2