De la Torre, Colosio, la estatua, España…

0
233

Tanto que abordar iniciando este año, donde los opositores a Morena necean con “Va por México” pese a ser cómplices del Señor X; habrase visto mangoneando a partido políticos. La desvergüenza campea.  No importa su fracasada alianza de 2021, fracasando en tantos estados, sin alcanzar las mayorías que aseveran y que no las tienen o que de serlo, permitirían boicotear al gobierno morenista, engañando así a la gente diciéndoles que sí las alcanzaron y mangoneados por el Señor X –desdibujando su independencia partidaria, ajena bajo su tutela dada a aliancismos– conduciendo a preguntarnos si los fundadores de tales partidos estarían tan contentos de semejante manipulación, intervención y mangoneo descarado.

Y creyendo que postulando impresentables sin propuestas sensatas será como ganen en 2022 (y 2024), pese a que no sucedió en 2021; y eso dista de ser y mostrar a una oposición atractiva al votante. El votante al centro. No las intrascendentes carreras políticas de algunos politicastros o liderillos nacionales de partido. El votante, que vive en 6 entidades dígase, mal, pesimamente gobernadas por los partidos que hoy detentan esas gubernaturas: PAN y PRI, que son los responsables de tal desastre y si es que no consiguen repetir en junio próximo. Sería muy lastimero que repitieran donde han sido un desastre, así como lo es el PRI en Edomex, donde Del Mazo simplemente no levanta, lo que ya sabíamos en 2017.

Sí, Edomex no va a elecciones, pero que ponga sus barbas a remojar. Un meme zanjó el debate sobre el derribo de la burda estatua de López Obrador clavada airosamente en Atlacomulco, el símbolo del PRI más podrido de todos. En él se señala al burlón PRI defenestrado y el más con el episodio, riéndose, respondiéndoles Morena que ella derribó su aeropuerto de Texcoco. Perfecto. Así fue y el daño al PRI y a sus funcionarios haciendo negocios en Texcoco, es mayúsculo comparado con la dichosa estatuita que ni pidió López y sí la desautorizó, acertadamente. El priismo botarate comprando victorias pírricas.

La infortunada estatua de López Obrador en Atlacomulco fue audacia, desafío, mentada y torpeza. Innecesaria, pero fue una puntual banderilla bien clavada al priismo, recordándonos su humillación ahí en 2018, y que nada aporta a 2024.  Ya el presidente pidió que no le edifiquen estatuas y es correcto. Este país merece dejar de idolatrar presidentes como hacían los priistas que les ponían su nombre a cuanta cosa se le ocurría al lacayuno de paso. Que el PRI no olvide que impuso a México el nombre de Colosio sin ningún mérito hasta hoy para México a calles, mercados, colonias paupérrimas producto del clientelismo priista, vías, un salón del Senado. No, México no le debe nada absolutamente nada a Colosio. Ni a su familia o estirpe. Si los priistas se hubieran limitado a ponerle su nombre a espacios priistas, va. Para México es muy dudoso su aporte. Ver por el PRI no es sinónimo de ver por México. Que nadie se confunda.

Ahora, dedos apuntan a priistas molestos con la estatua. La ley del embudo. Lo de siempre, midiendo con doble racero. Si son ellos, vale, si son otros, no vale. Esa diferenciación tan priista es digna de seguirse combatiendo y denunciando. Autoritarios y desmemoriados, también, los priistas. Como dijo un simpatizante de López: cuando ganó, no fuimos a tirar la estatua de Hank González. Y Colosio es un nombre que se ha ido borrando u olvidando. En cuanto a invocar al novel alcalde regiomontano, primero hay que ver cómo la gira y segundo, si no se atraviesa Samuel García, ambos de MC. Mientras, no se use su apellido como banderín, que México no debe nada a ese apellido. Guste o no.

El PRI en su amañada desmemoria plantea acciones como si de verdad. Decía extraviado Meade que México le debe tanto. Por favor. No, no le debe nada porque el PRI se cobró excesivamente, muy caro cada acción, cada favor. Le queda a deber por mucho a México. Así la cosas. Así de claro. Así de sencillo. Aprensiones como la del impresentable priista De la Torre solo son quitarle un pelo al gato y demuestran las enlodadas siglas priistas. Demuestran el abuso de poder por tales huestes. No tiene remedio el PRI. Ni un voto a.

Otro asunto. Corren desde hace semanas rumores de que la nominación de Quirino Ordaz como embajador en España fue rechazada (como sea, el Senado ni lo votó) por obtenerle silencio por respuesta desde el gobierno español.  Él lo niega pero ese es su problema. Es una excelente noticia, si fuera cierta, ya lo habíamos precisado semanas atrás: nos  ahorraremos la vergüenza de un priista innecesario como embajador en Madrid. Que no hace falta. Sin trayectoria diplomática, como no la tenían Labastida (embajador en Portugal) o Castro Trendy (en Buenos Aires). Y tantos priistas más. La embajada en Madrid fue usada como patio trasero del priismo hasta en el sexenio pasado fungiendo la titular de entonces como empleada del PRI ayudando a Moreira al ser encarcelado en España, no solo por simple asistencia consular, lo sabemos, y no merece ser usada así. No hay que ser tan olvidadizos de lo que hace y hacho el PRI.

Porque en efecto, los gobiernos priistas recibieron alguna regañiza española por mandar y mandar sujetos allá sin más aporte ni beneficio a México y mucho menos, a la relación bilateral. Recordemos casos como los Alfredo del Mazo padre o Pichardo Pagaza,  que nada pintaban en ese puesto y carecían de trayectoria diplomática. Nada aportaron esos priistas a la diplomacia mexicana como sucedió con tantos priistas más. Los más. Y qué decir de la vergonzosa y encubridora designación de Fidel Herrera por el priistra Peña Nieto, cambiado el status del consulado general de Barcelona para no pasar por el Senado, fastidiando a los ciudadanos mexicanos en España que en él tenían servicios que perdieron. Como siempre, el PRI dañando a los mexicanos del exterior. Y Herrera, equis.

Par de impresentables usando el estratégico consulado de Barcelona para tapar corrupción priista veracruzana, así como no se necesita la embajada en España para usarla como tapadera de corruptos. Embajadores grises priistas ya llenan catálogos completos. Por cierto, Quirino Ordaz ahora tiene calle en Mazatlán ¿Eso sí está bien, priistas? Incongruentes. Lo dicho, no se tratara de otros…

Y de nueva cuenta es importante que nos cuidemos del virus. Es importante vacunarse, es loable que por fin se refuerce la vacunación a los profesores y en efecto, la acertada medida de haber recluido al sistema educativo al completo (por su volumen, extensión, núcleo dentro del núcleo familiar y como posible agente trasmisor) ahora mismo con ómicron, un retorno sería preferible escalonado, en el mejor de los casos. A muchas universidades privadas les ha movido más el negocio que cuidados serios de control y detección del virus, visto y tratado por ellas como gripa que te manda a casa. Es no haber entendido qué es y cómo actúa, desafortunadamente. Priman el negocio por un lado y los desaprensivos por el otro. Sume quienes ni entienden ni les interesa la gravedad el virus. En medio, profesores y alumnos expuestos y sin mejores argumentos para llamar al cuidado colectivo frente a la necedad de clases presenciales. Así que yerra el presidente al decir que las universidades se pasan. Y sí, lo hacen, pero no por confirmar sus palabras, que sus clases no han cesado, sino porque no les ha importado la salud del profesorado en muchos casos. Ven por su negocio o por sus egos, si son públicas. Así de sencillo.

@marcosmarindice