No, ciudadanos y poderes no están entendiendo: es genocidio de género

0
320

Frente al contenido de género de las protestas de mujeres en los últimos años y sobre todo en machas violentas, el régimen en perspectiva de género… masculino está respondiendo con definiciones estratégicas:

1.- Morena refrendó a Félix Salgado Macedonio como candidato de Morena al gobierno de Guerrero y existe un silencio en los casos denunciados contra el diplomático y escritor Andrés Roemer.

2.- Ante la marcha del pasado 8 de marzo, la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, reaccionó con enfoque de género… masculino y criminalizó la protesta femenina con vallas, policías, toletazos y arrestos.

3.- En el escenario de las denuncias de feminicidios y agresiones violentas contra las mujeres, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también reaccionó con enfoque masculino: sordera de género, a pesar de que tiene la obligación legal de gestionar la Ley General para Garantizar a las Mujeres una Vida sin Violencia.

4.- La oposición en el Senado aprovechó el clima de la celebración femenina y aprobó reformas para la equidad salarial, como si los ingresos taparan la sordera judicial ante agresiones.

5.- Los gobiernos estatales y las autoridades federales definieron su estrategia para atravesar el 8 de marzo y esperar que el 9 las cosas retomaran su vieja normalidad machista, no para atender las quejas, denuncias y reclamos de las mujeres.

En cambio…

1.- Los datos de feminicidios y agresiones físicas violentas contra las mujeres siguen creciendo en número e intensidad de violencia.

2.- La Ley para una Vida sin Violencia ha sido abrogada en la realidad masculina de la abogada Sánchez Cordero, responsable de su aplicación.

3.- Morena ha eludido el debate necesario sobre una política con perspectiva de género femenino, a pesar de las críticas de mujeres de esa formación partidista contra Salgado Macedonio.

4.- Ante el caso Salgado Macedonio, Morena ha carecido de la fijación de criterios políticos y de definición ideológica sobre el enfoque de género en sus propuestas. En ese sentido, la candidatura de Salgado Macedonio es, en sí misma, una definición masculina de partido.

5.- Ninguno de los casos emblemáticos de agresión contra las mujeres avanzó por estímulo de las protestas femeninas.

Lo que queda es la confirmación de un sistema/régimen/Estado machista:

1.- El caso Macedonio y la encuesta reconfirmaron como certeza la inexistencia de una ciudadanía que defienda los nuevos derechos de la sociedad no sistémica. El contenido de las protestas femeninas es ignorado por la sociedad.

2.- La confirmación de que Morena es un partido de hombres en la vieja acepción machista priísta de la palabra, por la falta de voces masculinas en el partido para debatir, analizar y posicionar el debate sobre Salgado Macedonio y salir en defensa de las mujeres por solidaridad de género.

3.- La necesidad de pedir permiso a la Academia Española que resguarda el idioma para usar nuevos referentes: el secretario de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el jefe de gobierno, Claudia Sheinbaum, y el fiscal de CDMX, Ernestina Godoy. Es decir, excluir las referencias de género femenino a cargos, sin importar que sus titulares sean mujeres, para refrendar la segregación femenina.

4.- Asumir la definición del código penal en el sentido de que la represión institucional y de género contra las mujeres llega a la caracterización de genocidio, a fin de agregar la represión por condición de género femenino a las categorías de grupo étnico, racial y religioso. El criterio de la fracción IV del artículo 5 de la Ley para una vida sin violencia para las mujeres define la represión de género: “violencia contra las Mujeres: cualquier acción u omisión, basada en su género, que les cause daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte tanto en el ámbito privado como en el público”. La violencia contra las mujeres por su condición de mujeres es ya genocidio.

5.- La reforma a las leyes para agilizar la investigación, juicio y sentencia en delitos contra las mujeres a través de una fiscalía especial independiente, además de una sala especial en la Suprema Corte para asuntos de género.

La estabilidad de la república pasa por la agenda política y judicial de las mujeres porque ellas son mayoría poblacional, política y productiva.

 

Política para dummies: La agenda política de género de las mujeres no tarda en centralizar el funcionamiento del sistema/régimen/Estado.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica. 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh